¿Pueden causar asma los protectores solares en aerosol?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

22 de August de 2014


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Es un ritual que muchos padres y sus hijos atraviesan casi todos los días en el Sur de la Florida – aplicar o rociar un protector solar para proteger a los niños contra la sobreexposición.

¿Pero estarán las versiones en aerosol de los populares protectores solares causando problemas respiratorios y provocando ataques de asma?

La Administración de Medicamentos y Alimentos de los EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés)  está investigando los posibles riesgos de los protectores solares en aerosol, especialmente con niños que puedan accidentalmente inhalar los ingredientes.

Mientras la FDA no ha emitido prohibiciones o restricciones hasta la fecha, un conocido editor y crítico  de productos comúnmente vendidos, ConsumerReports.org, ha recomendado que se detenga el uso de protectores solares en aerosol en los niños hasta que la FDA llegue a una conclusión. Los pediatras también le están diciendo a los padres que dejen de usar los aerosoles, especialmente si sus hijos son asmáticos.

“Es bien conocido que los vapores y ciertos químicos inhalados, tales como aquellos presentes en los productos de limpieza, pueden irritar y causar ataques de asma”, dijo Judith Lederhandler, M.D., pediatra y miembro del Baptist Health Quality Network. “Los padres deben usar protectores solares en forma de loción en vez de aerosoles de todos modos, porque se puede cubrir mejor la piel con las lociones.  No deben tomar el riesgo de usar protectores solares en aerosol”.

El asma es una enfermedad que afecta mayormente a los pulmones. Esta, causa episodios repetidos de resoplidos, falta de aire, opresión en el pecho y toz nocturna o temprano en la mañana. Pero el asma se puede controlar tomando medicamentos que incluyen los inhaladores y evitando los causantes más comunes del asma.

No utilizar en niños: Consumer Reports
“No utilice los aerosoles en los niños, a no ser que no haya otro producto disponible”, dice Consumer Reports. “El tal caso, rocíe el protector solar en sus manos y frótelo en la piel del niño. Al igual que con todos los protectores solares, sea especialmente cuidadoso en el área de la cara, tomando la precaución de evitar los ojos y la boca”.

Para adultos, la organización recomienda que se rocíe el líquido en las manos y luego se aplique al cuerpo.

Para padres de niños asmáticos, es importante consultar con el pediatra de la familia acerca del uso de protectores solares en aerosol. Puede que los niños ya sean alérgicos a otros aerosoles que se utilizan en el hogar.

Más niños están siendo diagnosticados con asma

El asma es la mayor enfermedad crónica entre niños y adolescentes en los EE.UU. Los niños diagnosticados con asma forman parte de un creciente grupo demográfico.

Mientras más niños están siendo tratados contra el asma, nadie está seguro de por qué se ha vuelto más común, dijo la Dra. Lederhandler. Por otra parte, hay una resistencia por parte de algunos médicos de diagnosticar la condición.

“Es una condición que no se diagnostica como es debido”, dijo la Dra. Lederhandler. “Yo creo que los médicos a menudo no le llaman asma – le dicen bronquitis recurrente, conducto respiratorio hiperactivo u otra cosa. A veces responden a los padres que le tienen miedo a la palabra asma. Pero hay que diagnosticarla para poder tratarla de manera apropiada”.

Los medicamentos para el asma, que pueden ser inhalados o tomados en forma de píldora, pueden ofrecer alivio rápido y control a largo plazo de la condición.

El asma también es una de la mayores razones por las cuales los padres dejan de mandar a sus hijos a la escuela. En un aula promedio de 30 alumnos, alrededor de tres son propensos a ser diagnosticados con asma.

Causas Comunes
Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) dicen que las causas del asma en los niños pueden ser muy distintas a las de los adultos con la enfermedad.

Según los CDC, algunas de las causas más comunes son:

  • El humo de tabaco
  • Los ácaros del polvo
  • La contaminación del aire
  • Los alérgenos de las cucarachas
  • Las mascotas
  • El moho
  • El humo de la quema de madera o de hierba
  • El ejercicio físico
  • Algunos medicamentos
  • Infecciones tales como la influenza o los catarros
  • Las velas o el incienso
  • El clima como por ejemplo las tormentas de truenos o la alta humedad; la inhalación de aire frio y seco
  • Algunos alimentos, aditivos alimentarios y fragancias
  • Las emociones fuertes pueden provocar una respiración muy rápida, llamada hiperventilación, que también puede causar un ataque de asma.

  • There are no comments

    Your email address will not be published.