¿Puede propagarse el COVID-19 a través de las piscinas?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de March de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

En el Sur de la Florida, el clima ya está lo suficientemente cálido como para las actividades en las piscinas, especialmente ya que los niños ahora no están en la escuela por un período de tiempo prolongado. Las buenas noticias son que no hay evidencia de que la Enfermedad del Coronavirus 2019, COVID-19, se puede propagar entre los humanos a través del uso de las piscinas y los jacuzzis, según dicen los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés).

Sin embargo, existe una condición: “El mantenimiento, operación y desinfección adecuados (ejemplo: con cloro y bromo) de las piscinas y los jacuzzis debe remover o desactivar el virus que causa el COVID-19”.

El virus del COVID-19 no ha sido detectado en el agua potable, añaden los CDC. “Los métodos convencionales para el tratamiento del agua que incluyen la filtración y la desinfección, tales como aquellos que se usan en la mayoría de los sistemas municipales de purificación de agua, deben remover o desactivar el virus que causa el COVID-19”, dicen los CDC.

Sin embargo, tanto los adultos como los niños en reuniones privadas o públicas en las piscinas deben mantener las prácticas de “distanciamiento social”, manteniéndose alejados en particular de las personas que estén tosiendo o estornudando.

Además de asegurar que los niños estén bien supervisados cuando estén en o cerca del agua, los CDC recuerdan a los operadores de las piscinas acerca de los peligros potencialmente invisibles. Los químicos como el cloro se le añaden al agua de las piscinas para matar los gérmenes y prevenir que se propaguen. Sin embargo, el uso inadecuado de los químicos de piscinas puede causar lesiones, según los CDC.

Los operadores públicos de piscinas, jacuzzis o parques de recreo de agua – y los dueños de piscinas o jacuzzis residenciales – pueden tomar pasos para prevenir las lesiones químicas en las piscinas, tales como leer y seguir las instrucciones en las etiquetas de los productos antes de usarlos, enfatiza la agencia.

“Cuando los nadadores no se duchan antes de meterse en las piscinas, jacuzzis o parques de recreo de agua – o cuando orinan en el agia – el cloro libre (la forma de cloro que mata los gérmenes) se combina con la orina, la caca, el sudor, la suciedad y los productos de aseo personal”, dicen los CDC. “Eso significa que hay menos cloro libre para matar los gérmenes y (como resultado) se producen compuestos químicos indeseados”.

Uno de esos compuestos químicos indeseados es un grupo de irritantes llamados cloraminas, las cuales pueden enrojecer y causar ardor en los ojos, irritar la piel y causar sarpullidos, y problemas respiratorios, afirma la agencia. Estas cloraminas son distintas al tipo de cloramina que a veces se utiliza para desinfectar el agua que bebemos.

Consejos para nadar saludablemente

He aquí algunos consejos de los CDC a las piscinas y los jacuzzis se refiere:

  • Revise la calificación de inspección más reciente asignada a una piscina o un jacuzzi. Se pueden encontrar las calificaciones de inspección en línea o en la misma piscina.
  • Haga su propia mini inspección. Use tiras reactivas para revisar los niveles de desinfectante (cloro o bromo) y el pH antes de entrar al agua. La mayoría de las tiendas por departamentos, ferreterías y tiendas de suministros para piscinas venden tiras reactivas.
  • Dúchese antes de entrar al agua. Enjuagarse en la ducha por sólo un minuto ayuda a deshacerse de la mayoría de los residuos que puedan estar presentes en el cuerpo de los nadadores.
  • Chequéese usted mismo. Mantenga la orina, la caca, el sudor, la sangre y la suciedad fuera del agua.
  • No deje a los niños nadar si tienen diarrea.
  • No traguen agua. Solamente una bocanada de agua con gérmenes de diarrea puede enfermarle por hasta 3 semanas.

Tags: ,