Pruebas más cómodas

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

12 de November de 2012


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Theresa DeRoberts no le hacía mucha ilusión su próxima visita al hospital. Se había lastimado la rodilla izquierda jugando tenis y necesitaba hacerse una imagen de resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés). El único problema es que DeRoberts es claustrofóbica.

Un MRI es una sofisticada prueba de imagen contrastada en la que por lo general el paciente debe tenderse boca arriba dentro de un estrecho cilindro durante una hora o menos. A DeRoberts le aterrorizaba estar confinada dentro del aparato.

Sin embargo, gracias a una nueva máquina de MRI en Doctors Hospital —conocida como Extremity MRI— pudo relajarse en una silla reclinable e introducir únicamente la pierna dentro del tubo, mientras los médicos obtenían las imágenes de alta calidad que necesitaban.

“Estaba impresionada por lo fácil que fue”, dice DeRoberts. “Pude haber leído una revista durante el examen. Y los médicos tuvieron los resultados enseguida”.

Extremity MRI representa un avance significativo en el campo de la imagen, señala el Dr. Juan Batlle, especialista en radiología musculoesquelética. Otras máquinas abiertas de MRI todavía requieren que el paciente se tienda sobre la espalda con parte del cuerpo dentro y muy cerca del ruidoso tubo. Esas máquinas tampoco tienen la potencia magnética de las máquinas de MRI cerradas, lo cual afecta la calidad de la imagen. “Extremity MRI es un gran avance con respecto a las máquinas abiertas de MRI más antiguas, ya que tienen la misma potencia de nuestras MRI cerradas. Esto significa que
las imágenes tienen una resolución [de imagen] más alta y detalles anatómicos más precisos”, explica el Dr. Batlle.

DeRoberts fue diagnosticada con un desgarramiento completo del ligamento cruzado anterior (ACL, por sus siglas en inglés) y desgarramiento del menisco. El Dr. Harlan Selesnick, cirujano ortopédico y médico del equipo Miami Heat, realizó una cirugía artroscópica de la rodilla de DeRoberts y espera que esta vuelva muy pronto a practicar su deporte favorito.

“Extremity MRI es muy recomendable para casi todos los pacientes”, dice el especialista. “En manos de los radiólogos y técnicos altamente cualificados que tenemos en Doctors Hospital, es una extraordinaria herramienta de diagnóstico”.

Es una máquina particularmente buena para problemas ortopédicos que tienen que ver con manos, muñecas, brazos, codos, piernas, rodillas, tobillos, pies y dedos. También es útil para los pacientes más jóvenes porque no se sienten confinados y los padres pueden permanecer en la habitación mientras se
realiza la prueba.

Imagínese: un examen de MRI tan cómodo y tranquilo como relajarse en una silla.

Etiquetas: , ,