- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Proyecciones para el cáncer 2022: Más diagnósticos en etapa avanzada, pero más avances en el tratamiento y ensayos clínicos cruciales

Mirando hacia un nuevo año de avances en el tratamiento y el diagnóstico de muchos tipos de cáncer, el espectro de la pandemia de la COVID-19 todavía pesa sobre nosotros, con un aumento previsto de los diagnósticos en fase tardía debido al retraso en las pruebas de detección, explica el Michael Zinner, M.D., CEO y director médico ejecutivo de Miami Cancer Institute [1]


Michael Zinner, M.D., CEO y director médico ejecutivo de Miami Cancer Institute.

“Aún estamos sintiendo el impacto del retraso en las pruebas de detección del cáncer por causa de la COVID”, dijo el Dr. Zinner. “Estuve hablando por teléfono con una mujer de 70 años que se había saltado la mamografía durante la COVID, sólo para descubrir que ahora tiene una biopsia positiva dos años más tarde. Ahora bien, ¿habría descubierto eso hace dos años? No lo sé, pero lo más probable es que esté más avanzada ahora que hace dos años”.

Hay muchas tendencias inexplicables e inquietantes sobre el cáncer que se espera que continúen en el 2022, como el aumento de los casos de cáncer colorrectal en adultos jóvenes y el aumento en los diagnósticos de cáncer de seno, pero con un descenso continuo de las muertes por cáncer de seno.

Inmunoterapias y ensayos clínicos

También hay muchas tendencias positivas en los tratamientos contra el cáncer que siguen evolucionando, y están cambiando el terreno, como las describe el Dr. Zinner. Las inmunoterapias son tratamientos contra el cáncer que ayudan al sistema inmunológico a combatirlo. El sistema inmunológico del cuerpo ya ayuda a combatir las infecciones, como el catarro común y la COVID-19, pero hay terapias farmacológicas que pueden convertir el sistema inmunológico en un arma para atacar las células cancerosas.

“La mayoría de las inmunoterapias celulares son contra la leucemia, o los tumores líquidos o los cánceres de la sangre”, dijo el Dr. Zinner. “No son muy eficaces contra los tumores sólidos, como los de páncreas o de seno. Pero también vemos los que se desarrollan en el laboratorio. Y, de hecho, creo que vamos a ver ensayos clínicos para esos dentro del próximo año”.

Miami Cancer Institute aumentará los ensayos clínicos con inmunoterapias y otros tratamientos [2]. “Esas discusiones están en progreso ahora porque hemos construido una instalación única en el Instituto para los ensayos clínicos”, dijo el Dr. Zinner.

Habrá mucho progreso en el ámbito de la inmunoterapia, tanto a nivel químico como celular. “Me refiero al nivel químico-farmacéutico, es decir, a los fármacos que activan o desactivan el sistema inmunológico”, añade. “Se están desarrollando muchos fármacos para combinar terapias. Ahora se están fabricando anticuerpos que no sólo se adhieren a una célula, sino que también están vinculados a una terapia. Todos esos son fármacos en desarrollo que entran en la categoría de inmunoterapia”.

Avances que pueden cambiar el terreno: tecnología mRNA y pruebas de sangre

Mucha gente no se da cuenta de que la tecnología de mRNA en la que se basan las vacunas contra la COVID de Pfizer-BioNTech y Moderna, se ha utilizado durante muchos años en el desarrollo de vacunas enfocadas a las células cancerosas, pero siguen existiendo dificultades para enfocarse a los tipos de cánceres específicos. “Sí, la tecnología de mRNA en la que estaban trabajando Pfizer y Moderna se estaba construyendo, de hecho, en el laboratorio para el tratamiento específico del cáncer”, dijo él. “Pero aún no hemos llegado a ese punto”.

El mayor reto en el desarrollo de vacunas de mRNA para pacientes con cáncer es precisar el tratamiento para un individuo, porque los neoantígenos de cada persona generados por las mutaciones de las células tumorales son específicos para ellos.

Lo mismo ocurre con lo que algún día será un giro revolucionario en los diagnósticos: Las pruebas de sangre, también conocidas como biopsias líquidas, que pueden detectar el cáncer en su fase inicial.

“En realidad, eso también es otra cosa que puede cambiar el terreno”, dijo el Dr. Zinner. “Todavía estamos en las primeras etapas de las biopsias líquidas, en términos de su eficacia y su sensibilidad y especificidad.  No estamos seguros de quién debe hacérsela y quién no. Todavía es una prueba cara. Pero creo que, a medida que el costo baje, mejore su disponibilidad y aumente su sensibilidad, tiene el potencial de ser una herramienta muy importante para la detección temprana”.

He aquí más detalles por parte del Dr. Zinner para el año 2022 y más allá:

¿Cuáles son las tendencias dominantes que se observan en las tasas de cáncer y en la mortalidad del cáncer?

Dr. Zinner:
“Ciertamente, el cáncer de seno es uno de los que aumentará los incidentes, pero la mortalidad bajará. El aumento en el cáncer de páncreas no está claro, pero definitivamente hay un aumento del cáncer de páncreas y no tenemos muchos tratamientos buenos para éste. Así que las tasas de muerte por cáncer de páncreas seguirán siendo altas. El cáncer colorrectal en la población menor de 50 años – ahora la población menor de 40 años – está aumentando rápidamente. Y no tenemos idea de por qué. Así que lo veremos y tendremos que cambiar nuestro paradigma para las pruebas de detección. Ahora mismo, no hay que hacerse la primera colonoscopia hasta que uno tiene 45 o 50 años, pero está claro que vamos a tener que reducir esa cifra cada vez más a medida que pasen los años”.

¿Cómo se minimizarán o se eliminarán las barreras en la atención de la salud para las minorías o las poblaciones desatendidas?

Dr. Zinner:
“Espero que haya más asociaciones público-privadas que lleguen a las comunidades desatendidas para mejorar el acceso a las pruebas de detección, por ejemplo, las mamografías ambulantes o las pruebas para el cáncer de próstata en la población masculina afroamericana. Espero que veamos más de ese tipo de alcances en la comunidad.

“Y ojalá veamos que se introducen en más ensayos clínicos. Lo que me han oído decir en el pasado es nuestra diversidad, en términos de población, en comparación con muchos otros centros oncológicos del país que realizan ensayos clínicos. Tenemos mucha más diversidad que la mayoría de los centros de la Costa Este, la Costa Oeste o incluso del Medio Oeste. Y eso es un aspecto muy positivo para nosotros”.

¿Puede explicar cuáles son los mayores retos en el desarrollo de las biopsias líquidas para detectar cánceres en etapa inicial?

“Es una herramienta de diagnóstico con la premisa de que, si se tiene un tumor en etapa inicial, del que no se tienen síntomas, su ADN o los elementos del mismo están circulando por la sangre. Y se extrae una muestra y se somete a una prueba muy específica en busca de ese ADN. Eso nos puede decir si es cáncer o no. Pero eso no es suficiente. Sólo saber que se tiene un cáncer en alguna parte no es suficiente. Tiene que ser específico y decir, por ejemplo, que este tipo de ADN parece provenir de un cáncer de páncreas”.

¿Puede explicar con más detalle algunas tendencias del cáncer que son inexplicables y que siguen siendo un reto para invertirlas?

Dr. Zinner:
“Es muy difícil entender por qué ocurren algunas de estas cosas. ¿Por qué el cáncer de colon es ahora una enfermedad de personas de 30 y 40 años? Mientras que cuando yo estaba estudiando medicina, eso era extremadamente raro, excepto por una cierta genética en los cánceres hereditarios. ¿Por qué el cáncer de páncreas está aumentando al ritmo que está aumentando? Para los que estamos en el campo de la medicina, lo estamos observando, pero no entendemos por qué. ¿Es el medio ambiente? ¿Está en la comida? ¿Es la falta de actividades físicas? ¿Son los medicamentos? ¿Es un virus carcinógeno o un agente infeccioso?

“Uno de los cánceres que casi está desapareciendo es el cáncer de estómago. Y parte de la razón por la que creemos que el cáncer de estómago está desapareciendo en este país es porque hemos descubierto que hay bacterias que pueden estar causando algunos de los cánceres de estómago. Y estamos tratando a todo el mundo con antibióticos desde después de la Segunda Guerra Mundial y la tasa de cáncer de estómago ha bajado así. ¿Será por eso? ¿Porque hemos eliminado esa bacteria? ¿Hay algo en nuestro intestino que está empeorando el cáncer de colon y el cáncer de páncreas?  Así que, realmente existen muchas preguntas sin muchas respuestas. Ese es el problema”.

¿Puede explicar cómo el nuevo aumento de casos de COVID por la variante Omicron probablemente seguirá retrasando los diagnósticos de cáncer?

Dr. Zinner:
“Estamos empezando a ver enfermedades en una etapa más avanzada que deberían haberse detectado antes. Creo que eso será probablemente peor en el 2022. Y seguirá siendo peor en los próximos años. El problema con la COVID es que esta nueva ola está empezando a golpear y eso significa que podríamos detener las pruebas de detección de nuevo. Puede que dejemos de hacernos colonoscopias. Puede que dejemos de hacernos mamografías.

“Fíjese en las colas que se están formando fuera de los centros de pruebas de COVID aquí en Miami-Dade. Mis colegas de Massachusetts me dicen que no pueden hacer nada más que ocuparse por la COVID en este momento. Había un montón de cosas que estábamos hablando de hacer juntos. No pueden. Por lo tanto, va a tener un impacto de nuevo este invierno. Creo que los retrasos en las pruebas de detección van a aumentar la complejidad de la enfermedad que veremos en el futuro.”