Protección contra infecciones, los males del azúcar entre las noticias de salud más importantes del 2014

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

31 de diciembre de 2014


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

El año 2014 estuvo repleto de investigaciones reveladoras y de alertas de salud alarmantes, con titulares que incluyeron amenazas de virus potencialmente dañinos, demasiada azúcar y cinturas en expansión.

Pero también hubieron resultados positivos en algunos frentes incluyendo un progreso notable en la batalla contra el cáncer y mejores directrices para la salud del corazón, que pueden beneficiar a más personas.

El equipo de noticias de Salud, Vida y Comunidad escogió las siguientes como las cinco noticias de salud más importantes del año:

5. Las cinturas en expansión

Un estudio tras otro proclama los beneficios de salud del ejercicio y la nutrición adecuada, pero la mayoría de los estadounidenses no parecen comprender este mensaje, según los expertos.

La evidencia: La medida promedio de las cinturas se ha expandido considerablemente entre el 1999 y el 2012, según reportaron los investigadores de los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU., este pasado mes de septiembre.

La medida de la cintura de un hombre promedio aumentó de 38.9 pulgadas a 39.7 pulgadas; la medida de la cintura de una mujer promedio se expandió aún más, de 36.3 pulgadas a 37.8 pulgadas, según una investigación publicada en la revista médica, JAMA.

Aún más inquietante es la noticia acerca de la “obesidad abdominal” – una condición que aumenta el riesgo de diabetes, enfermedades del corazón y muerte prematura, según estudios anteriores. Una nueva investigación demostró que un 43 por ciento de los hombres y un 64 por ciento de las mujeres están dentro de la zona de mayor riesgo de obesidad abdominal. Eso es un aumento desde el 37 por ciento en los hombres y el 55 por ciento en las mujeres en el 1999.

Un estudio divulgado en diciembre, encontró que estar en sobrepeso o ser obeso puede robarle hasta 8 años de vida a una persona.

¿Las buenas noticias? “Perder tan poco como el 10 por ciento de su exceso de peso parece tener beneficios para la salud”, dijo Cathy Clark-Reyes, una dietista registrada de Baptist Health Primary Care. “Eso es un comienzo realista”.

4. Nuevas directrices para el corazón y los derrames cerebrales

Prevenir las enfermedades cardiacas y los derrames cerebrales es un componente importante para vivir saludablemente. Por eso, fue una gran noticia cuando los expertos principales del país, modificaron aún más las directrices de salud este año para poner más enfoque en la obesidad, la diabetes y otros factores de riesgo. Lo hicieron mientras ponen menos énfasis en los niveles de colesterol.

Las directrices actualizadas de la American Heart Association (AHA) y el American College of Cardiology ahora incluyen tratar la obesidad como una enfermedad, y expandir los recursos para tratar los factores de riesgo, tales como la diabetes y la presión alta. Las cuatro áreas de enfoque son los niveles de colesterol, el estilo de vida (dieta y ejercicio), la obesidad y la evaluación de los riesgos.

Medir el colesterol aún es un componente importante de las directrices, pero el método para determinar quién debe tomar medicamentos para bajar el colesterol, también conocidos como estatinas, es más amplio. La meta es lograr que más personas que en realidad necesitan tomar estatinas, las tomen y evitar el recetar las estatinas a las personas que pueden beneficiarse de los cambios en su estilo de vida.

Mientras tanto, hay directrices que han sido creadas específicamente y por primera vez, para mejorar el tratamiento de los derrames cerebrales para las mujeres. Los derrames cerebrales son más mortales en las mujeres, con alrededor de un 60 por ciento de las muertes debido a los derrames cerebrales, ocurriendo entre las mujeres, dice la American Stroke Association.

“Las directrices presentan una buena oportunidad para enfocarse en las necesidades específicas en las mujeres”, dijo Paul Damski, M.D., neurólogo y director médico del Programa Para Derrames Cerebrales de Baptist Hospital y West Kendall Baptist Hospital. “Los asuntos que afectan el riesgo para los derrames cerebrales entre las mujeres incluyen el embarazo y el parto, los desbalances hormonales y la menopausia”.

3. Disminuyen las tasas de cáncer

En los pasados 20 años, las tasas de mortalidad por el cáncer en los Estados Unidos han disminuido constantemente. Según el informe Cancer Facts & Figures 2014 de la American Cancer Society (ACS), ha habido una reducción de un 20 por ciento en el riesgo general de morir de cáncer.

Esto significa que más de 1.3 millones de muertes de cáncer han sido prevenidas durante los pasados 20 años.

Los avances en la medicina, las detecciones precoces más frecuentes y los cambios en el comportamiento que contribuyen a una vida más saludable son los factores principales detrás de la reducción en las tasas de cáncer.

“La mejoría en estas tasas se debe principalmente tanto a la prevención, como a los avances en la detección precoz de algunos de los principales tipos de cáncer tales como el cáncer de pulmón, colorrectal, de seno y de la próstata”, dijo Leonard Kalman, M.D., oncólogo médico con los hospitales de Baptist Health. “En la mayoría de los casos, las tasas de supervivencia aumentan cuando el cáncer se detecta temprano”.

Los cánceres de pulmón, colorrectales, de seno y de la próstata aún son responsables por la mayoría de las muertes de cáncer. Sin embargo, desde que llegaron a su punto más alto en el 1991, las tasas de muerte han disminuido por más de un 40 por ciento para el cáncer de próstata y por más de un 30 por ciento para el cáncer del colon, el cáncer de seno en las mujeres y el cáncer de pulmón en los hombres.

2. El Azúcar

El azúcar es el enfoque en la batalla constante para controlar las alarmantes tasas de diabetes y de obesidad.  Este año se divulgaron varios estudios que encontraron que los azúcares añadidos en las dietas de los estadounidenses contribuyeron más al aumento de peso, al aumento en la tendencia para la diabetes tipo 2, y al aumento en el riesgo de morir por causa de las enfermedades cardiovasculares, de lo que se había pensado anteriormente.

Los azúcares añadidos son definidos como azúcares y siropes que se mezclan en los alimentos o en las bebidas cuando esos artículos son procesados o preparados. Las sodas, los jugos, las bebidas deportivas y otros líquidos altos en azúcar, típicamente representan la mitad de las calorías que consumen los estadounidenses, conduciendo al aumento de peso y contribuyendo a los factores de riesgo para las enfermedades del corazón. El azúcar puede intensificar los antojos por comer más alimentos endulzados, impulsando la epidemia de la obesidad.

Según un estudio, la mayoría de los adultos en los EE.UU. consumen alrededor de 22 cucharaditas de azúcar al día, lo que es mucho más de lo recomendado por la comunidad médica. La American Heart Association recomienda no más de seis cucharaditas o 100 calorías al día de azúcar para las mujeres, y no más de nueve cucharaditas o 150 calorías al día para los hombres.

“Estamos empezando a ver más y más, una tendencia en los estudios que encuentra que el azúcar es mala para la salud, y sus propiedades conducen al aumento de peso y al aumento en el riesgo para las enfermedades cardiovasculares”, dijo Jonathan Fialkow, M.D., director médico de cardiología clínica en el Miami Cardiac & Vascular Institute. No sólo se trata de cuántas calorías uno consume, pero también de cómo las distintas personas manejan los distintos tipos de calorías. Por ejemplo, algunas personas pueden metabolizar el azúcar mejor que otras”.

1.  Protección contra las infecciones

Este año sirvió como recordatorio a los estadounidenses de la importancia de la protección contra las infecciones. En un lapso de varias semanas, los medios de comunicación destacaron infecciones virales altamente contagiosas, conocidas como enterovirus, un sistema de influenza más fuerte de lo que se esperaba y un pánico por todo el país, vinculado con un brote del virus mortal de Ebola en África Occidental.

Todas las instalaciones de Baptist Health siguen las directrices establecidas por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC) en la preparación y el manejo de pacientes diagnosticados con Ebola o con otras enfermedades infecciosas. La amplia cobertura por los medios de comunicación del Ebola y del enterovirus, ha producido algo positivo: más personas están conscientes que nunca de los beneficios de la buena higiene, que es la mejor protección contra los virus comunes.

“Ahora es más importante que nunca que los adultos y los niños practiquen una higiene adecuada”, dijo Barbara Russell, R.N., directora de Prevención y Control de Infecciones para Baptist Hospital. “La manera más común en que se propaga la influenza y los enterovirus es cuando la gente tose o estornuda en sus manos y luego le da la mano a otra persona, o deja los gérmenes en las superficies duras, donde otras personas pueden llevarlos en sus manos”.

Recientemente, los CDC anunciaron que la temporada de influenza 2014-2015 podría ser “severa”, y mucho del virus de la influenza que ya está en circulación se ha mutado, inclusive afectando a las personas que ya han sido vacunadas. Sin embargo, los CDC dicen que todos deben vacunarse contra la influenza. Esta alerta sólo refuerza la necesidad de protegerse contra las infecciones.


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *