¿Problemas digestivos? Asimile estas verdades

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

8 de August de 2013


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Los comerciales para pastillas compradas sin receta que combaten el reflujo están por todas partes; y eso es bueno.

Más personas reciben el mensaje que a veces la acidez ocasional podría volverse una dolencia que necesita revisarse y tratarse, donde el reflujo ácido, o GERD (por sus siglas en inglés que significan enfermedad de reflujo gastroesofágico) es la más común.

“Las compañías farmacéuticas pagan la publicidad para vender más medicinas pero el producto colateral que se ha obtenido ha sido crear más comprensión sobre el problema”, dice el Dr. Michael Sternthal, gastroenterólogo del Baptist Endoscopy Center en Coral Springs, donde los pacientes pueden hacerse las endoscopias o colonoscopías.

Los estudios han mostrado que la acidez y otros síntomas de reflujo ácido parecen ser más comunes de lo que eran hace una década o más.

Los medicamentos sin receta – primordialmente los “inhibidores de bomba protón” que bloquean la producción de ácido, tales como Prilosec y Prevacid — se anuncian mucho por TV y llenan las estanterías de las farmacias para tratar GERD, un trastorno digestivo en el cual el ácido que produce el estómago regresa el esófago y puede causar daño al esófago y las estructuras de la garganta.

GERD puede tratarse con medicamentos ampliamente disponibles, pero los casos leves también pueden responder a cambios en el estilo de vida que incluyen una dieta más saludable y ejercicio para controlar el peso. Los medicamentos que se toman para otras dolencias pueden también causar GERD.

El problema nacional de obesidad también ha intensificado la prevalencia de los trastornos gastrointestinales, dijo el Dr. Sternthal.

Cerca de un tercio de los pacientes que llega al Baptist Endoscopy center en Coral Springs va para detecciones rutinarias y su número ha aumentado al conocerse mejor  la importancia de la colonoscopía después de los 50 años.

“Las personas vienen aquí para detección de cáncer de colon, pero nosotros les preguntamos también sobre los posibles trastornos gastrointestinales, especialmente la acidez”, añadió el Dr. Sternthal. “Debe ver a un médico si tiene acidez regularmente, problemas para tragar, historia familiar de cáncer del esófago o una pérdida de peso inexplicable.

El reflujo ácido es solamente uno de los trastornos gastrointestinales más ampliamente diagnosticados y evaluados según aumenta el número de personas que se hacen las detecciones.

He aquí un resumen de algunos de los trastornos gastrointestinales que pueden incluir GERD como un síntoma.

IBS
Síndrome de intestino irritable, o IBS, es bastante común tanto en hombres como mujeres, aunque generalmente es mayor en mujeres. El trastorno afecta un estimado de 55 millones de norteamericanos.

En IBS, no hay inflamación en los intestinos, pero las personas sí tienen síntomas. Se cree que esto se debe a una “hipersensibilidad” del intestino y anormalidades en la movilidad (la forma en que la comida se mueve por el tracto intestinal). El más común de los síntomas de IBS incluye diarrea, estreñimiento y retortijones estomacales.

Hay tratamientos para IBS como dieta, cambios en el estilo de vida y medicamentos que pueden ayudar. No es peligroso a la vida, pero el síndrome de intestino irritable (IBS) puede ser doloroso y afectar su vida.

El esófago Barrett
Más común entre los hombres de mediana edad encontramos el esófago Barrett, una condición en la que las células de la parte baja del esófago se dañan, usualmente por la exposición a largo plazo de ácido estomacal. Un pequeño porcentaje de personas con GERD desarrollará el esófago Barrett. Pero un diagnóstico de Barrett puede ser preocupante porque aumenta el riesgo de desarrollar cáncer esofágico.

Hernia del hiato
Una hernia del hiato resulta cuando una porción de su estómago (que produce ácido) se desliza hacia el pecho. Las personas con hernias del hiato importantes sufren de reflujo de ácido sustancial. Una endoscopía superior usa un tubo flexible y delgado con una cámara, que se inserta por la boca de la persona después de sedarla para permitir visualizar y hacer biopsia del esófago o estómago. Esto permite a su gastroenterólogo  revisar las causas de GERD, tal como una hernia del hiato significativa, así como complicaciones por reflujo ácido a largo plazo como el esófago Barrett.

Enfermedad Crohn
La enfermedad Crohn y la colitis ulcerativa – son tipos de enfermedades intestinales inflamatorias y se consideran enfermedades de autoinmunidad.

La enfermedad intestinal inflamatoria (IBD) es más seria que el síndrome de intestino irritable (IBS) ya que hay realmente inflamación y ulceración del tracto intestinal.

Crohn con mayor frecuencia afecta el final del intestino delgado (el íleo) y el comienzo del colon, pero podría afectar cualquier parte del tracto gastrointestinal (GI), desde la boca hasta el ano. Los síntomas incluyen dolor abdominal, diarrea grave y hasta desnutrición. La inflamación causada por la enfermedad Crohn puede envolver diferentes áreas del tracto digestivo en diferentes personas.

Colitis ulcerativa
La colitis ulcerativa está limitada al colon, también llamado intestino grueso. También puede ser debilitante y a veces requiere la extirpación del colon para curarla. Al igual que la enfermedad Crohn, puede tratarse y las terapias logran reducir en gran medida los síntomas y obtener una remisión a largo plazo.

Etiquetas: , , ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *