Primero en la Florida: Un equipo de Miami Cardiac & Vascular Institute implanta un nuevo dispositivo para reemplazar la válvula aórtica

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

23 de July de 2019


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Un equipo de Miami Cardiac & Vascular Institute es el primero en la Florida y el segundo en todo el sureste de los Estados Unidos en realizar un reemplazo de la válvula aórtica en un paciente usando un nuevo dispositivo, el Lotus Edge, el cual fue aprobado recientemente por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés).

El Lotus Edge (que aparece en la foto de arriba), que fue diseñado primordialmente para pacientes de alto riesgo con “estenosis” severa, o un estrechamiento de la apertura de la aorta, fue aprobado por la FDA el pasado mes de abril.

El equipo de radiólogos intervencionistas y cirujanos cardiacos, fue encabezado por Ramón Quesada. M.D., director médico de programas de Intervención Cardiaca Estructural e Intervención Coronaria Percutánea Compleja en Miami Cardiac & Vascular Institute. El Dr. Quesada sirvió también como investigador durante los ensayos clínicos del sistema Lotus Edge antes de su aprobación por la FDA.

Durante el primer “reemplazo de válvula aórtica transcatéter” o TAVR por sus siglas en inglés, utilizando el sistema Lotus Edge, el Dr. Quesada fue asistido por Niberto Moreno, M.D., jefe emérito de cirugía cardiotorácica del Instituto, quien también sirvió como investigador en los ensayos clínicos, y Elliott Elias, M.D., cardiólogo con enfoque en ecocardiografía intervencionista en Miami Cardiac & Vascular Institute.

El paciente Rafael Ponce, de 80 años, se está recuperando bien luego de que el Lotus Edge le fuera implantado para reemplazarle su válvula aórtica enferma. Él había sido diagnosticado con estenosis aórtica severa. El Lotus Edge proporciona la flexibilidad que otros sistemas de TAVR no ofrecen, según el Dr. Quesada. De otro modo, los pacientes de reemplazo de válvula con complicaciones pueden tener que someterse a cirugías de más alto riesgo.

“Los factores más importantes acerca del Lotus Edge son que es completamente recuperable y fácil de reposicionar, permitiéndonos más opciones al implantar el dispositivo”, explica el Dr. Quesada. “Otra ventaja con este dispositivo es que se sella completamente, eliminando virtualmente la fuga paravalvular (PVL por sus siglas en inglés).

La válvula aórtica es una de cuatro válvulas que regulan el flujo de sangre a través del corazón. Durante los procedimientos de TAVR, los médicos utilizan un alambre como guía para mover la nueva válvula (colapsada y colocada dentro de un catéter con maya de alambre) a través de la arteria de la pierna, hasta llegar al corazón. La PVL o “regurgitación paravalvular” puede causar serias complicaciones después del

reemplazo de válvula aórtica transcatéter, incluso la insuficiencia cardiaca. El Lotus Edge tiene un armazón trenzado de la válvula y un sello que reduce el escape o la regurgitación paravalvular conformándose a la válvula aórtica natural del paciente.

El Lotus Edge que es fabricado por la empresa Boston Scientific, permite a los cirujanos reposicionar la válvula nueva mecánicamente – y recapturar la válvula por completo – para removerla si fuera necesario, una vez que haya sido completamente instalada.

El procedimiento de TAVR ha figurado recientemente en los medios noticiosos debido en parte a que el músico estrella de los Rolling Stones Mick Jagger, de 75 años, se haya realizado el procedimiento en la Cuidad de Nueva York hace alrededor de tres meses. El Sr. Jagger ya se encuentra viajando con su banda.

Después de más ensayos clínicos, el Lotus Edge probablemente será utilizado para tratar una gama más amplia de pacientes. Eso es debido a que el TAVR está listo para convertirse en una opción superior para aquellos candidatos de reemplazo de válvula que son considerados de “bajo riesgo” para los procedimientos quirúrgicos de corazón abierto. La expansión de este procedimiento seguirá el reciente lanzamiento de ensayos clínicos de gran escala que encontraron que el TAVR fue más eficaz – en comparación con la cirugía tradicional – para pacientes más jóvenes y más saludables. “Es un paso hacia adelante en la evolución de la tecnología detrás del TAVR”, dice el Dr. Quesada.

Tags:


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *