Cómo prevenir y tratar el dolor de espalda

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

27 de junio de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Según el National Institute of Neurological Disorders and Stroke, un 80 por ciento de los adultos que viven en los Estados Unidos experimentarán dolor de espalda durante sus vidas. Con tan alta prevalencia de dolor de espalda y con costos igualmente altos asociados con una productividad laboral disminuida, es importante prevenir las lesiones a la espalda y entender las maneras más eficaces de tratar el dolor de espalda.

Melissa Guanche, M.D., fisiatra con Baptist Health Neuroscience Center, quien desarrolla planes de tratamiento para devolver la función y la calidad de vida a los pacientes, luego de una lesión o condición debilitante, dice que es importante entender la lesión subyacente antes de comenzar el tratamiento.

“No todas los dolores ni las lesiones de la espalda son iguales”, dice ella. “Y el tratamiento varía según lo que esté causando su dolor o restringiendo su movimiento, y cuánto tiempo usted haya estado experimentando el dolor o la discapacidad como resultado”.

Para lesiones comunes de la espalda, a menudo causadas por tensión muscular como resultado de la mala postura, de levantar inadecuadamente o del sobreuso de los músculos de la espalda, la Dra. Guanche recomienda buscar atención médica pocos días después de sentir el dolor, para prevenir lesionarse más.

Los tipos de dolor de espalda

La Dra. Guanche categoriza el dolor de espalda en tres tipos – agudo, sub agudo y crónico – basado en cuánto tiempo una persona ha estado experimentando el dolor.

Agudo
Durante la fase aguda – cuando primero ocurre la lesión hasta alrededor de cuatro semanas después – la Dra. Guanche dice que el dolor de espalda por causa de la tensión muscular, a menudo se resuelve con descanso y analgésicos o medicamentos antiinflamatorios no esteroides sin receta (NSAIDs por sus siglas en inglés), tales como naproxen. De hecho, un estudio publicado en la revista JAMA en el 2015, concluyó que estos medicamentos eran tan eficaces como los opioides para controlar el dolor de espalda, sin el riesgo de dependencia o de adicción.

Sub-Agudo
Si el dolor pasa las cuatro semanas, es considerado sub agudo. La Dra. Guanche recomienda ver a un médico si ya no lo ha hecho para ser evaluado, ya que puede lesionarse más y esto puede aumentar el dolor.

Crónico
“Una vez alguien ha sufrido de dolor por tres meses, lo clasificamos como dolor crónico”, dijo la Dra. Guanche. En esta categoría, puede ser necesario un tratamiento más agresivo.

Cómo tratar el dolor de espalda

Luego del descanso y de los medicamentos sin receta para controlar el dolor – para permitir que la espalda sane por sí sola, la Dra. Guanche puede prescribir fisioterapia para reducir el dolor y devolver la función.

“La fisioterapia es algo clave”, dijo ella. “Es integral para el proceso de rehabilitación para tener un alivio duradero del dolor y para prevenir la recurrencia de su lesión o su dolor”. Ella añade que es importante tener un fisioterapeuta con experiencia en su lesión, que es por lo que se recomienda una evaluación médica para determinar la ubicación, la causa y el grado de la lesión.

La fisioterapia desarrolla la fortaleza de la musculatura central y mejora la flexibilidad en los flexores de la cadera y en los tendones de la corva, los cuales apoyan la musculatura central, incluyendo los músculos de la espalda. A menudo los terapeutas recomendarán un programa de ejercicios en cada para mantener los músculos fuertes luego de concluir la fisioterapia.

“Casi nunca se encuentra un alivio duradero sin la colaboración de la fisioterapia en el plan de tratamiento”, dice la Dra. Guanche.

Los antiinflamatorios o relajantes musculares recetados también pueden ser prescritos para aliviar los síntomas en algunos casos. Para el dolor crónico de la espalda, las inyecciones epidurales o los bloqueos pueden ser necesarios para mejorar la calidad de vida del paciente.

Cómo prevenir los dolores de espalda

Al igual que con el tratamiento para el dolor de espalda, el ejercicio es la clave para prevenir el dolor de espalda, dice la Dra. Guanche. Un estudio publicado en la revista JAMA Internal Medicine indica que las maneras más eficaces para prevenir las lesiones futuras de la espalda es la educación acerca de la anatomía de la columna, la postura y la manera apropiada de levantar, junto con el ejercicio regular enfocado en el fortalecimiento de la musculatura central del abdomen y la espalda. La Dra. Guanche está de acuerdo. Sin embargo, ella advierte que es importante seguir los consejos del fisioterapeuta o del médico para evitar los ejercicios que puedan agravar o volver a lesionar la espalda.

Con el ejercicio regular, los factores de riesgo principales de las lesiones y el dolor de espalda, incluyendo un estilo de vida sedentario y la obesidad, se ven grandemente reducidos. “Hay tanta prevención en el ejercicio que no podemos ignorar los beneficios”, dijo la Dra. Guanche. “Para mantener la espalda saludable y para reducir su riesgo para la discapacidad, asegúrese de incorporar ejercicios que fortalezcan su musculatura central como parte de su rutina diaria”.

Etiquetas: , ,