Prepárese para los huracanes con suministros de alimentos saludables

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

30 de July de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Desde junio hasta noviembre, es temporada ciclónica en el Sur de la Florida. Cada año, la temporada parece ponerse más y más activa – potencialmente causando daños extensos, apagones masivos y graves inundaciones. Por eso, prepararse para los huracanes es más importante que nunca. La cumbre de la temporada ciclónica es desde mediados de agosto hasta mediados de septiembre, así que este es el momento de abastecerse para tener alimentos de emergencia a mano.

La Federal Emergency Management Agency (FEMA) recomienda tener un suministro de por lo menos tres días de alimentos no perecederos en su hogar. Si usted piensa que comer saludable durante un desastre de la naturaleza no es posible, piénselo otra vez. Con un poco de planificación y preparación, usted puede tener éxito para lograrlo.

Esta es una guía para ayudarle a abastecer su hogar y tener un suministro de alimentos nutritivos a mano durante toda la temporada ciclónica. Con cualquier desastre de la naturaleza, usted puede perder el acceso al agua corriente y a la electricidad y dos factores importantes para la supervivencia son mantenerse hidratado y consumir una cantidad adecuada de calorías. Consumir alimentos densos en nutrientes que contengan cantidades adecuadas de carbohidratos y de proteína, pero que también tengan fibra, le ayudarán a mantener la nutrición que usted necesita durante una emergencia.

He aquí unos cuantos consejos para ayudarle a prepararse para los huracanes esta temporada.

Almacene bastante agua
Una primera prioridad es tener una cantidad de agua suficiente a mano. FEMA recomienda por lo menos un galón de agua por persona y por mascota por día para la hidratación y para preparar alimentos. La hidratación adecuada es la clave para la supervivencia – usted nunca quiere tener que racionar el agua, incluso si sus suministros están bajos. Conozca las fuentes de agua alternativas en su hogar, tales como un tanque de agua caliente o tuberías, y sepa cómo obtener acceso a ellas.

Abastézcase de alimentos altos en energía

Con un suministro limitado de comida, es importante elegir alimentos a los que pueda sacarle el mejor provecho. Nosotros describimos esos alimentos como “densos en nutrientes” – lo cual significa que le ofrecen mucha nutrición al consumir solo una pequeña cantidad. Piense en frijoles – estos le proporcionan proteína, carbohidratos, fibra, vitaminas y minerales. De nuevo, alimentos a los que pueda sacarle el mejor provecho – y los frijoles también son económicos.

  • Verduras de hoja verde como espinaca, col rizada y brócoli;
  • Granos enteros como trigo, maíz, quinua y cebada;
  • Frutas tales como arándanos, manzanas y peras;
  • Pescados grasos ricos en ácidos grasos omega-3, tales como salmón y sardinas
  • Productos lácteos bajos en grasa, tales como yogurt y leche;
  • Carnes magras y vegetales como hongos, batatas y pimientos morrones;
  • Alimentos altos en grasas saludables basadas en las plantas – como nueces, semillas y algunos aceites que también son densos en nutrientes. Sin embargo, estos son más altos en calorías así que trate de controlar el tamaño de las porciones lo cual puede beneficiarle si llega un momento en que los suministros de alimentos se pongan escasos.
  • Los alimentos altos en grasas saludables como salmón, almendras y nueces también le harán sentir más satisfecho después de comer.

Elija los alimentos reconfortantes cuidadosamente

Sí, las papitas fritas y las barras de chocolate pueden ser reconfortantes durante los momentos de estrés, ya sea durante la pandemia o durante la temporada ciclónica. Sin embargo, trate de limitar su consumo de estos alimentos. Muchos alimentos procesados están repletos de sal y eso puede causar la deshidratación. Otros alimentos procesados contienen grandes cantidades de azúcares añadidos, lo que también puede proporcionarle energía a corto plazo, pero no a largo plazo.

Considere las necesidades dietéticas especiales

Si usted o uno de sus familiares tiene alguna alergia alimenticia o sigue una dieta restringida, asegúrese de tener los alimentos adecuados a mano. Almacenar alimentos seguros – libres de gluten a libres de lácteos – para las necesidades dietéticas específicas es esencial cuando el acceso a los médicos y los hospitales está limitado. Tenga a mano una EpiPen en caso de alguna reacción alérgica inesperada. Si usted tiene presión alta, trate de tener alimentos bajos en sodio o libres de sodio a mano.

Utensilios y suministros de cocina
Usted ha abastecido su despensa y tiene todos los alimentos saludables necesarios de emergencia, ¿pero tiene usted los utensilios adecuados? Tener un abridor de latas manual puede parecer lógico, pero este utensilio puede que no le pase por la mente como algo que puede necesitar si se le va la electricidad. Sin embargo, este utensilio es crítico para darle acceso a sus alimentos. He aquí unos cuantos artículos que usted debe tener a mano: un cuchillo de pelar, papel aluminio, contenedores para almacenar comida, fósforos, papel toalla, tazones, utensilios para comer, desinfectante para las manos y un kit de primeros auxilios.

La meta es de enfocarse en sus suministros de alimentos de emergencia de la misma manera que usted prepararía un plato de comida saludable – la mitad del plato debe ser de vegetales sin almidón, ¼ del plato de granos enteros, y ¼ del plato de proteínas magras (legumbres, nueces y semillas incluidas). Además, cuando se trata de la hidratación – sí – el agua es clave. Sin embargo, algunos alimentos también son naturalmente hidratantes – las frutas y los vegetales pueden ayudarle a mantenerse hidratado.

Los alimentos no perecederos son esenciales cuando se está abasteciendo para la temporada ciclónica. Estos alimentos tienen un largo período de conservación y no requieren refrigeración ni requieren ser cocinados. Antes de ir al supermercado, revise la despensa para ver cuáles alimentos ya tiene a mano y luego haga su lista de compra. Puede comprar poco a poco a medida que progresa la temporada así que no tiene que comprarlo todo de una vez.

Ejemplo de lista de compra

Alimentos enlatados:

  • Frijoles y legumbres; frijoles negros, garbanzos, lentejas – busque los que tengan poco sodio o que no tengan sodio añadido:
  • Puré o salsa de manzana – que sólo contenga manzanas y sin azúcar añadida;
  • Vegetales – judías verdes, corazones de alcachofa, zanahorias, remolachas;
  • Tuna, salmón, pescado ahumado y sardinas;
  • Sopas bajas en sodio.

Frutas secas

  • Albaricoques, higos, dátiles, pasas. Muchas frutas secas tienen azúcar. Las que listamos aquí típicamente están disponibles sin azúcar añadida, sólo con su azúcar natural. Revise la etiqueta para asegurarse.

Nueces y semillas

  • Almendras, pistachos, anacardos, nueces, maní – tenga una variedad a mano.
  • Semillas de girasol, calabaza, chía y lino;
  • Mantequillas de nueces: maní, anacardo y almendra.

Otros alimentos que pueden ser almacenados seguramente a temperatura ambiente (por períodos de tiempo extendidos): pan integral, manzanas, aceite de oliva. Todos esos pueden contribuir a comer saludablemente durante un huracán.

He aquí otras cosas que debe tener a mano:

Bebidas

  • Café instantáneo
  • Bebidas deportivas (con electrolitos)
  • Leche evaporada o en polvo

Fruta fresca

  • Manzanas
  • Naranjas
  • Uvas

Granos enteros:

  • Galletas integrales, pan integral
  • Bulgur (añada agua caliente y listo)
  • Avena – copos de avena

¿Estará usted listo para alimentarse a usted y a su familia nutritivamente en caso de que venga una tormenta? Esté preparado y seguro.


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *