Preparando el camino para la recuperación durante la COVID-19: Siete pasos para mantenerle saludable después de una cirugía cardiaca

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

19 de August de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Desde que han reiniciado las cirugías electivas, más pacientes están buscando ayuda en Miami Cardiac & Vascular Institute para una amplia gama de condiciones desde la enfermedad arterial periférica y las reparaciones complejas de las válvulas cardiacas, hasta la cirugía cardiaca mínimamente invasiva, que es la especialidad del Dr. McGinn. Él se siente aliviado al ver a los pacientes evitando las demoras en su tratamiento.

“Con cualquier cirugía o procedimiento planeado, debemos evaluar el riesgo de cualquier demora contra el beneficio de seguir adelante”, explica el Dr. McGinn. “En algunas situaciones puede no ser seguro demorar el tratamiento”.

Tomar pasos proactivos puede mejorar las probabilidades de una recuperación segura para los pacientes y de volver a la buena salud. En la mayoría de los casos, una recuperación completa después de un procedimiento cardiaco toma varias semanas. Las cirugías más complejas pueden requerir varios meses.

He aquí algunos consejos para ayudar a preparar el camino para la recuperación durante estos tiempos extraordinarios:

Eviten la exposición

Después de una cirugía, el cuerpo está más vulnerable y menos apto a combatir las infecciones, incluyendo la COVID-19. El coronavirus se transmite principalmente entre persona y persona a través de pequeñas gotitas en el aire cuando la gente tose, estornuda o incluso cuando hablan. La mejor manera de prevenir las infecciones es evitando la exposición al virus en primer lugar.

A medida que usted se recupera, recuerde:

  • Quedarse en casa lo más posible. Evite los lugares públicos, especialmente si están muy concurridos o si son cerrados.
  • Cubrirse la boca y la nariz con una máscara facial si tiene que estar cerca de otras personas, y manténgase a por lo menos seis pies de distancia.
  • Lavarse las manos con frecuencia, con agua y jabón por 20 segundos o usando un desinfectante para las manos que contenga por lo menos un 60 por ciento de alcohol.

Eviten tener muchos cuidadores

Tener a alguien en la casa con usted durante los días y las semanas después de la cirugía puede ser muy útil. Aun así, es mejor limitar sus cuidadores a solo una o dos personas.

  • Si es posible, es mejor que su cuidador sea alguien con el cual usted tiene contacto frecuente, como un conyugue o un miembro adulto de la familia.
  • Los cuidadores deben seguir las directrices para prevenir la transmisión de infecciones, incluyendo usar una máscara facial cuando no estén en casa, lavarse las manos con frecuencia, distanciarse de los demás y evitar los espacios públicos concurridos donde puedan estar expuestos al virus.
  • Si usted o sus cuidadores se han expuesto al virus, puede pedirles que usen una máscara facial dentro de la casa cuando estén cerca de usted. Deborah Birx, M.D., coordinadora del grupo de trabajo de coronavirus de la Casa Blanca, recientemente sugirió usar las máscaras faciales dentro de la casa para evitar la transmisión del coronavirus a los individuos vulnerables que puedan vivir en la misma casa.

Mantenga su círculo pequeño

Visitar al alguien que está convaleciendo es una costumbre común. Sin embargo, estos no son tiempos normales. Cada visitante que llega a su casa aumenta su riesgo.

  • Evite el contacto con otras personas, a no ser que vivan con usted – aunque usted las conozca bien o sean miembros de la familia.
  • Mantener la distancia no solamente se aplica a los que parezcan estar enfermos. Tenga cuidado de no acercarse mucho a nadie. Algunas personas, incluyendo los niños, pueden ser portadores asintomáticos, lo que significa que no muestran señales del virus, pero lo pueden transmitir sin saberlo.
  • Si recibe alguna visita, no toque, bese ni abrace a nadie. No estreche las manos de nadie ni se choque los codos. Simplemente salúdelos con la mano desde la distancia.
  • Si usted permite que lo visiten, mantenga una lista de los nombres de sus visitantes y cuándo ocurrió la visita. Esto ayudará con el rastreo de contactos si alguien se enferme. La memoria por si sola puede no resultar confiable.

Marque su espacio

  • Especialmente si usted reside en un hogar multigeneracional, las personas que comparten la vivienda con usted pueden estar saliendo de la casa por distintos motivos tales como ir al trabajo o hacer diligencias. Quédese en una habitación específica lo más que sea posible, alejado de los demás. Si es posible, use un baño separado.
  • Si usted tiene que estar cerca de otras personas (o incluso de las mascotas), use una máscara facial para cubrirse la nariz y la boca.
  • Evite compartir sus artículos personales, tales como platos, vasos, tazas, utensilios para comer, toallas o ropa de cama con otras personas que vivan en su hogar.
  • Limpie y desinfecte las superficies de alto tacto con frecuencia, tales como los teléfonos, los controles remotos, los mostradores, las mesas, los pomos de las puertas, las llaves de los baños, los teclados de las computadoras, las tabletas y las mesas de noche.

Conozca las señales de peligro

Manténgase alerta a las señales de COVID-19 y de las complicaciones quirúrgicas. No tenga miedo buscar ayuda médica si algo parece ser fuera de lo ordinario. Si usted demuestra cualquiera de estas señales, consulte con su médico o busque ayuda de emergencia:

  • Dificultad para respirar o un dolor punzante cuando respira profundo
  • Dolor o presión persistente en el pecho
  • Confusión nueva
  • Cansancio extremo o incapacidad para despertarse o para mantenerse despierto
  • Labios o rostro azulados
  • Sangramiento o supuración de en una incisión o herida
  • Ritmo cardiaco irregular
  • Escalofríos o fiebre
  • Aumento de peso de más de una o dos libras en un período de 24 horas
  • Dolor de cabeza severo y repentino
  • Nausea, vómitos o diarrea

Alimente su recuperación

  • Ayude a su cuerpo a sanarse alimentándolo bien. Consuma una dieta saludable y balanceada de carnes magras, frutas, vegetales, granos enteros y productos lácteos bajos en grasa. Además, tome bastante agua.
  • Evite los alimentos y las meriendas altos en sal, azúcar y grasas saturadas.
  • Si va a realizarse un procedimiento planeado, asegúrese de tener todas las provisiones que necesita en casa antes de su cirugía. De esa forma, no se tiene que preocupar por salir de compras durante su recuperación. Además, considere los servicios de entrega de comestibles para mantener su despensa bien surtida.

Evite el estrés

La cirugía cardiaca puede traer consigo muchas emociones distintas. Eso es normal. Las inquietudes acerca de la COVID-19 pueden añadir a su estrés y su ansiedad. Tómese un descanso de los medios sociales y de la cobertura de noticias, lo cual puede aumentar su estrés. En vez, manténgase conectado con sus familiares y amistades por teléfono o por medio de chats de video. Descanse, relájese, y haga algo que disfruta. Si es recomendado por su equipo de atención de salud, salga a caminar afuera. Si comienza a sentirse abrumado, comparta sus sentimientos con personas en la cuales confía.

Tags: ,