Pregúntele a los dietistas: Los ‘azúcares añadidos’ vs, los azúcares naturales, los jugos y más

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

2 de April de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

¿Debe usted preocuparse por el azúcar natural en las frutas enteras?  ¿Qué son exactamente los ‘azúcares añadidos’ y cuánta cantidad de estos son poco saludables? Eso saca a relucir el debate acerca de la extracción de jugos. Existe bastante confusión acerca de muchos temas de nutrición.

Las dietistas registradas de Baptist Health, Amy Kimberlain y Lucette Talamas contestaron muchas preguntas acerca de las dietas de moda o los nuevos estudios que han figurado en los medios noticiosos. Ambas se presentaron en una sesión de Facebook Live. He aquí la primera parte de los temas destacados en esta sesión acerca de asuntos importantes de nutrición.

¿Cuál es la diferencia entre los “azúcares añadidos” y los azúcares naturales?

lucette talamas nutritionistTalamas:
“Los azúcares se pueden dividir en dos grupos. Tenemos los azúcares naturales y los azúcares añadidos. Ahora bien, lo que usted ha estado escuchando por todas partes se trata de los azúcares añadidos. Esos son los que nos deben preocupar. No deben preocuparnos los azúcares naturales que se encuentran en las frutas. Todas las frutas tienen azúcares naturales e inclusive también algunos productos lácteos. Así que la leche y el yogur tienen algunos azúcares naturales. Repito, no debemos estar preocupados por eso ya que son cantidades controladas en el estado natural de los alimentos que consumimos”.

“(El término) ‘azúcares añadidos’ puede resultar un poco confuso ya que un azúcar natural se puede convertir en un azúcar añadido cuando se extrae de su fuente natural. Podemos usar la miel como ejemplo. La miel es natural porque viene de la naturaleza. Pero sigue siendo un azúcar. Podemos hablar del azúcar refinada blanca o del azúcar orgánica morena. No importa si viene de algo natural como la miel o si es extraído de una fruta, aún es considerado, en ese momento, un azúcar añadido. Por eso debemos estar al tanto de cuántos azúcares añadidos hay en nuestras dietas a través de todo el día. Mientras menos, mejor – por seguro”.

Kimberlain:
“No crean que es mejor consumir miel que una cucharada de azúcar. A fin de cuentas, su cuerpo no sabe distinguir entre las dos cosas. Para el cuerpo, es simplemente azúcar. Se trata de la cantidad y de reducir la cantidad que estamos ingiriendo. Yo trabajo con personas con diabetes. En teoría, la afirmación de que un producto alimenticio tiene un índice glicémico más bajo, un término que se refiere a cómo su cuerpo responde a esa cantidad o a esa carga de azúcar.

“(Sin embargo), todo el mundo es único y distinto y no de debe hacer una declaración global de que esto va a tener un efecto menor en su cuerpo en comparación con otras personas. En realidad hay que probar para confirmar. Para mí, lo increíble es que no se trata solo del índice, o como se compara con el azúcar. Y de nuevo, esto vuelve a mi punto original – es la porción de azúcar y cuánto se usa y con qué se usa. Es en realidad un poco más complicado de lo que la gente piensa que es”.

Acerca  de la extracción de jugos: ¿Puede el beber un vegetal o una fruta reemplazar el comer frutas y vegetales?

Talamas:
“Sabemos que los vegetales no tienen este azúcar, aunque sea natural. Sin embargo, los beneficios de los vegetales también incluyen su fibra y la mayoría de la fibra se obtiene cuando se comen los vegetales. Entonces, mientras que el jugo no es algo dañino, este no reemplaza el comer vegetales. Además, puede ser caro y costoso extraerle el jugo a demasiados vegetales. Yo sé que usualmente la gente se preocupa más por comer más vegetales. Pero el jugo es mayormente agua con algunas vitaminas y minerales. Sí, los jugos de vegetales son beneficiosos para usted pero aún los puede obtener cuando se come los vegetales enteros.

“Además, cuando los comemos, nos sentimos más llenos – entonces se crea ese volumen. Cuando comemos carbohidratos o proteínas, eso crea una sensación de llenura. Los beneficios de comer sus vegetales no se obtienen cuando se les extraen los jugos porque cuando se comen, se come esa fibra y la fibra es sumamente importante para la salud de su corazón, para mantener su peso y también para su salud gastrointestinal”.


Kimberlain:

“Yo no diría que hay nada malo necesariamente si usted quiere tomar jugo de apio por sí solo. Ese puede ser un buen punto de partida. Eso es lo que yo le digo a la gente – si no están comiendo vegetales del todos, entonces deben tomar sus jugos. Creo que es un paso hacia delante. Y luego se toma el próximo paso. El problema verdaderamente es que nueve de cada diez veces no se toman el jugo tan verde como deben hacerlo.

“La moda en la actualidad es el jugo de apio, pero algunas personas le echan una manzana para darle un toque dulce y así enmascarar la amargura del apio. Para distinguir entre extraer los jugos y los batidos – la extracción de jugos verdaderamente extrae toda la fibra y los batidos sí tienen algo de fibra. Sólo tenga en mente, (la fibra) es obliterada, lo que significa que no va a hacer su trabajo. Por eso, se trata de volver a consumir frutas y vegetales enteros. Eso es lo ideal”.

¿Existe algún límite de cuántos huevos debemos comer en un solo día o durante  la semana?

Kimberlain:
“Es difícil dar una sola respuesta de cuántos huevo se pueden comer al día. En la pasada semana, un estudio reciente fue publicado y dijo que quizás las personas deben tener cuidado de cuantos huevos están comiendo. En los pasados años, las directrices dietéticas nos han dado la luz verde para quizás comernos unos cuantos huevos de más. Cuando se trata de los huevos, cuando miramos el colesterol, estos no aumentan los niveles de colesterol en la sangre, lo cual es algo que a veces está asociado con esto.

“Se trata más de la grasa saturada. Por eso, si ponemos atención a las distintas fuentes de grasas saturadas y pensamos en lo que comemos para acompañar los huevos – a veces mantequilla, queso, tocino. Todas estas cosas son altas en grasas saturadas. Así que no necesariamente es el huevo lo que está aumentando los niveles de colesterol en la sangre, es más las grasas saturadas y se trata de dar un paso hacia atrás para determinar qué es lo que a fin de cuentas está aumentando los niveles de colesterol en la sangre”.

Talamas: 
“Hay un estudio que dice que los huevos son buenos y hay otro que dice que son malos. En realidad tiene que ver con cada persona individualmente. Así que después que una persona analiza todas sus fuentes de grasas saturadas, esa persona puede darse cuenta de que tiene que reducir su consumo de grasas saturadas. Puede ser a través de las yemas de los huevos, particularmente cuando pueden comerse las claras. Es proteína pura pero ellos pueden elegir reducir otras fuentes de grasas saturadas tales como la mantequilla, el tocino, etcétera.

“La otra inquietud acerca de estos estudios es que si se eliminan los huevos, entonces ¿que se puede comer? La gente usualmente come huevos para el desayuno pero si los sustituyen por un cereal azucarado, una dona o cualquier otro carbohidrato, eso puede ser peor para la salud. Estos estudios están en la noticias pero siempre se trata de cuanto sabemos acerca de la buena nutrición. Piensen en su cantidad total de grasa saturada a través del día. Si usted no va a comer huevos, entonces reemplácelos por algo saludable, un grano entero o una proteína magra, o simplemente no se coma las yemas y coma solo las claras de los huevos. En realidad se trata de con qué se acompañan los huevos”.

Etiquetas:


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *