Preguntas y respuestas acerca del balance de los desafíos de la pandemia: Trabajar desde la casa o vivir en el trabajo?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

5 de April de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Hace poco más de un año, dio comienzo un masivo experimento de trabajar desde la casa, cuando la Organización Mundial de la Salud declarara una pandemia global. Las empresas a través de los Estados Unidos cerraron abruptamente sus oficinas y les pidieron a sus empleados que trabajaran remotamente desde sus casas. Una reciente encuesta de Gallup encontró que, para enero del 2021, un 56 por ciento de los trabajadores estadounidenses aún estaban operando desde sus hogares a tiempo completo o a medio tiempo, y muchos de ellos también lidiando al mismo tiempo con las presiones del cuidado de los hijos y de la escuela de forma remota.

En este nuevo paradigma, la línea entre la vida laboral y la vida personal se ha visto diluida hasta el punto en que muchas personas se están preguntando: “¿Estoy trabajando desde la casa o viviendo en el trabajo?”

“Es difícil en este momento porque todo está fuera de la norma”, dice la psicoterapeuta Amy Exum, LMHC, parte del equipo de Salud y Bienestar Comunitario de Baptist Health. “Muchos de nosotros nos sentimos bastante cansados, si no exhaustos. Ha sido más de un año de esto y nuestros cuerpos y nuestras mentes simplemente no han sido diseñados para sostener un modo de emergencia de este nivel”.

Justin Thottam, D.O., médico de dolor de espalda y cuello con Miami Neuroscience Institute de Baptist Health, ha visto un aumento en trastornos que incluyen discos herniados y dolor severo entre sus pacientes. “La gente está utilizando estaciones de trabajo inapropiadas”, observa el Dr. Thottam. “Antes tenían sillas ergonómicas y escritorios para trabajar parados en la oficina, pero ya no tienen eso. Así que están usando los mostradores de la cocina, los sofás y las camas como estaciones de trabajo”.

Los impactos a la salud asociados con los largos períodos de estrés son inquietantes para los especialistas en medicina familiar como María Ordonez, M.D. con Baptist Health Primary Care. “El trabajo adicional que están haciendo y los factores de estrés adicionales que tienen tanto del trabajo como de la familia, traen consigo un riesgo más alto para la enfermedad cardiovascular y otros problemas de salud”, dice ella, y añade: “Es importante mantener el balance”.

Los tres expertos fueron panelistas invitados en el programa Baptist Health Resource Live que se enfocó en las altas y bajas de trabajar desde la casa. El anfitrión Jonathan Fialkow, M.D., director auxiliar y jefe de cardiología en Miami Cardiac & Vascular Institute de Baptist Health y jefe de población de Baptist Health, guio la discusión acerca de las maneras en las cuales se pueden combatir los desafíos físicos y mentales que muchas personas están experimentando.

Lea algunas de las preguntas y respuestas de este programa y escuche el episodio completo de Resource Live para más consejos útiles.

Preguntas y respuestas:

Dr. Jonathan Fialkow: “La empresa Microsoft publicó un estudio acerca del fenómeno del trabajo remoto. Encontraron que nuestra semana de trabajo se ha alargado por tres o cuatro horas porque siempre estamos accesibles y no estamos encontrando ese tiempo de parada. ¿Tiene algunas sugerencias para encontrar algún balance?

Amy Exum: “Algo que podemos hacer es verlo de manera distinta. Vamos a mirarlo desde un punto de vista de integración; que la vida laboral y la vida personal están integradas. Podemos determinar unos cuantos estilos distintos. Un estilo es, si mi jefe me permite trabajar unas cuantas horas y luego tomarme un descanso para hacer algunas cosas personales, luego volver a trabajar unas cuantas horas, hacer algunas cosas personales e integrar eso a través del día. Eso puede funcionar bien para algunas personas.

“El otro enfoque es de ser un poco más estricto con su horario y decir, okey, voy a dedicar estas horas de mi día a enfocarme en el trabajo, sin contar cualquier cosa que pueda ocurrir durante el día. Y luego me voy a desconectar y no trabajar del todo durante mis horas personales. Así que, algunas cosas que yo sugiero son desconectar mi computadora, apagarla de verdad y guardarla en un gabinete o en una gaveta donde usted no la pueda ver. Si está en otra habitación, cierre la puerta para que eso no sea un recordatorio. Además, apague todas esas notificaciones de su teléfono si usted está en una posición en que pueda hacer eso”.

Dr. Jonathan Fialkow: “Hablemos del aspecto ergonómico de trabajar desde la casa. ¿Qué le diría usted a alguien que quiera evitar esas lesiones del cuello y de la espalda o esa tensión causada por el entorno laboral en casa?”

Dr. Justin Thottam: “Usted debe tener una buena silla que tenga buenas curvas espinales para enfatizar la buena postura. Todos nosotros, incluyéndome a mí, tenemos una tendencia de encorvarnos. Hay que estar consciente de eso y vigilarlo. Levantarnos más o menos cada hora y estirarnos y hacer algunos ejercicios puede dar muy buenos resultados.

“La altura de la silla debe ser para que sus rodillas estén a la misma altura que sus caderas con sus pies planos en el piso. Sus rodillas deben caber cómodamente debajo del escritorio con amplio espacio. Tener un reposapiés también puede ser beneficioso. Usted puede tener algo que pivotee para que, aunque usted esté sentado, usted está moviendo sus piernas, activando su circulación y estirando sus músculos de esa forma”.

“En términos del mouse, usted quiere que su muñeca esté neutral. A veces usted incluso puede poner un cojincito ahí para ayudar y para quitar algo de estrés de la muñeca. Al altura de los brazos de su silla debe ser apropiada para que usted no esté poniendo estrés en sus hombros. La pantalla de su computadora debe estar al mismo nivel de sus ojos o un poco más bajo para no poner presión en su cuello. Esas son sólo unas cuantas cosas”.

Dr. Jonathan Fialkow: “Si hay alguien que esté sentado en un escritorio o en la mesa de la cocina y sienten algo de dolor o tensión en la espalda, ¿se deben parar y caminar? ¿O se acuestan en posición plana para quitarle presión a la espalda?”

Dr. Justin Thottam: “Yo me pararía y me estiraría. A veces es porque estamos encorvados hacia adelante y estamos estresando todos esos ligamentos y músculos y también poniendo presión en todas esas articulaciones de la espalda. Así que, pararse y estirarse, yo pienso que puede ayudar mucho. Acostarse en posición plana con las rodillas hacia arriba también puede ser beneficioso. Eso es más para los dolores de artritis, pero eso también puede ayudar a estirar la espalda baja. Sin embargo, la mayor parte del tiempo es el pararse, caminar y estirarse que le ayudará más que acostarse en posición plana”.

Dr. Jonathan Fialkow: “Hablemos del tiempo de pantalla. ¿Puede el mirar a la pantalla de una computadora por períodos de tiempo extendidos tener un efecto adverso en la concentración o en la visión?”

Dra. María Ordonez: “La respuesta es sí. Hay mucha fatiga ocular con la exposición prolongada a las pantallas, ¿verdad? Porque hay mucho reflejo y nuestros ojos tienen que esforzarse un poco para poder enfocarse a distancias más cortas. Después de eso, es difícil para los ojos ajustarse para ver a distancias más largas. Por eso yo les digo a las personas que no solo se tomen descansos físicos para hacer ejercicio, pero también que se tomen un descanso y miren hacia un objeto distante para relajar los ojos”.

“Y luego el otro problema son los ritmos circadianos, ¿verdad? En las noches, mirar a la luz azul emitida por las computadoras o por las pantallas de los teléfonos celulares también puede interrumpir el sueño. Por eso yo les digo a mis pacientes que traten de llegar a un punto en el cual ya no van a mirar su teléfono, o si es necesario, pónganlo en el modo nocturno o usen gafas de luz azul si pueden para que eso no interfiera con su sueño”.

Dr. Jonathan Fialkow: “El ejercicio sí desempeña un papel importante en muchos aspectos. Salir a caminar tiene los beneficios físicos de fortalecer los músculos centrales y de aumentar la resistencia, pero también tiene el beneficio psicológico de escuchar cantar a los pájaros, ver el sol, cambiar de ambiente. Y no tienen que salir a caminar por 45 minutos. Una caminata corta de cinco o 10 minutos puede ser algo que incorporamos en nuestras agendas y de lo cual encontraremos grandes beneficios. Así que de todas las recomendaciones que ha hecho el panel, yo definitivamente quisiera enfatizar y hacer que la gente entienda los múltiples componentes que se resuelven con el ejercicio”.

Tags: , ,