Preguntas al psiquiatra: La salud del corazón y las emociones – ¿Cuál es la conexión?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

25 de February de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

 Los estudios han demostrado una fuerte conexión entre nuestras emociones y nuestros corazones. El amor, la ira, la tristeza, la depresión, la soledad, la hostilidad, una personalidad Tipo A, todos pueden afectar la función y los ritmos del corazón.

Rohaidy
Rachel V. F. Rohaidy, M.D., psiquiatra certificada por la Junta con Baptist Health Primary Care y directora médica de The Recovery Village at Baptist Health

“Todo lo que sentimos y todo lo que hacemos, nuestro cerebro lo siente y lo hace también y esa combinación afecta al cuerpo positivamente o negativamente”, dice Rachel V.F. Rohaidy, M.D., psiquiatra certificada por la Junta con Baptist Health Primary Care y directora médica de The Recovery Village at Baptist Health.  “El amor y los sentimientos son solamente una serie de reacciones químicas a nuestras emociones”.

La Dra. Rohaidy señala ciertos estudios que claramente demuestran la fuerte conexión entre el cerebro y el corazón:

  • En un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard acerca de la recuperación post infarto del miocardio (MI por sus siglas en inglés), los pacientes que estaban deprimidos acerca de su condición tenían peores resultados que aquellos pacientes que no estaban deprimidos. Los pacientes deprimidos también exhibían muchas dificultades para lidiar durante su recuperación, una de las cuales era el manejo de los medicamentos.
  • Otro estudio encontró que las personas que creían en un poder más alto tenían mejores resultados. Estas personas pasaron menos tiempo enfermas, más tiempo saludables y también tuvieron tiempos de recuperación más rápidos.
  • Un estudio de mujeres versus hombres demostró que cuando se enfrentaban con una depresión después de un infarto del miocardio, las mujeres se recuperaban mejor que los hombres.

“Cuando sentimos ira, frustración, ansiedad o cualquier emoción estresante, nuestro cuerpo produce más hormonas de estrés, tales como el cortisol”, dice la Dra. Rohaidy. Cuando el corazón no está funcionando bien, el aumento en el cortisol no solamente puede ser dañino para el corazón, pero también para otras partes del cuerpo”.

La Dra. Rohaidy dice que las personas que tienen mucho estrés en sus vidas tienden a tener sistemas inmunológicos reducidos y tasas más altas de hipertensión (presión alta), daños a los vasos sanguíneos, aumento de peso y riesgo para la diabetes. “Y el estrés causado por las enfermedades abre la puerta a muchas emociones que producen hormonas”, añade ella.

Cuando su estrés y sus niveles de cortisol están elevados consistentemente, el sistema inmunológico no puede funcionar de manera óptima, según la Dra. Rohaidy. Esto puede hacer a las personas más susceptibles a las enfermedades y eso no es lo que queremos durante una pandemia mundial”.

La Dra. Rohaidy señala que no todas las hormonas de estrés son malas. “Queremos que las hormonas de estrés funcionen bien cuando las necesitamos, como cuando tenemos que huirle a un tigre o a alguna forma de amenaza inmediata”.

Según la Dra. Rohaidy, hay una creciente escuela de pensamiento, llamada psiquiatría positiva, en la cual la gente puede aprender a controlar su respuesta al estrés aprendiendo a practicar la atención plena (mindfulness en inglés). La manera más fácil de practicar la atención plena, según ella, es sentarse con sus emociones y reconocerlas. Al practicar esto regularmente, los sentimientos de ira, tristeza y frustración que aumentan el estrés se pueden reducir con el tiempo.

“Yo no soy una experta en atención plena, pero utilizar un poco de esta puede ser muy útil”, dice ella. “Descifrar lo que es esa ira que usted siente y reconocer lo que le está haciendo puede ayudarle a mantener su corazón saludable”.

La Dra. Rohaidy sugiere que otra manera de combatir el estrés es pensar en alguien, en algo o en algún lugar en su vida que le haga sentirse agradecido. “Si usted aprende a recordar esa imagen cuando se sienta estresado, ese pensamiento le ayudará a regular sus emociones y a reducir su ritmo cardiaco. Y todo eso es parte de vivir una vida más saludable para el corazón.

La meta de practicar la atención plena es aprender la maestría personal de las emociones y evitar los síntomas de huir. Esto no es lo más fácil para aprender, según la Dra. Rohaidy, pero si usted puede aprenderlo, esto le ayudará a estar mejor preparado para enfrentar cualquier estrés que llegue a su vida.

Los pacientes cardiovasculares no son los únicos pacientes que  se benefician de la atención plena. Para las mujeres embarazadas, el uso de la atención plena y las actividades para reducir el estrés pueden conducir a mejores resultados en el embarazo, tales como tasas más bajas de abortos espontáneos y mejores experiencias durante el parto. Los pacientes de cáncer también responden mejor a los tratamientos, así como también los pacientes con trastornos de abuso de sustancias, porque la atención plena les da más control sobre sus emociones.

“Lo que hemos aprendido es que nuestras emociones afectan nuestra salud y nuestra salud afecta a nuestras emociones”, dice la Dra. Rohaidy. “Con el tiempo, aprender a practicar la atención plena ayudará a reducir la morbilidad, a mejorar las tasas de muerte y les permitirá a las personas a ser más saludables”.

Tags: , , ,