Por qué tener perro puede ayudarle a vivir más y con más salud

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

27 de noviembre de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Muchas investigaciones en años recientes han concluido que tener perro es bueno para su salud. Y ahora, un nuevo estudio ha demostrado que las personas que tienen un perro pueden vivir más tiempo – otra buena razón para considerar al perro como “el mejor amigo del hombre”.

Tener perro está asociado con un riesgo reducido de morir por enfermedad cardiovascular, el alivio al aislamiento social y mejorar la percepción de una persona de su bienestar, según un estudio reciente publicado en Scientific Reports, una revista sueca de estudios médicos y científicos. Los investigadores suecos estudiaron a más de 3.4 millones de adultos entre las edades de 40 a 80 años, durante un período de 12 años, el estudio más amplio hasta la fecha acerca del tema de la influencia de los perros en la salud de los seres humanos.

Tener perro es especialmente provechoso para aquellas personas que viven solas, según el estudio. Se encontró que los adultos estudiados quienes vivían solos tenían un 33 por ciento menos riesgo de morir a tenían un 11 por ciento menos probabilidad de estar en riesgo para la enfermedad cardiovascular en comparación con las personas que vivían solas, sin perros. Los perros pueden ofrecer una especie de apoyo social, particularmente para las personas solteras y para los envejecientes, dijeron los investigadores suecos.

Tener perro y la actividad física

Mientras que el estudio no tenía la intención de demostrar la causa y el efecto de tener un perro, ni los datos recopilados permiten a los científicos afirmar que tener un perro conclusivamente prolongará la vida de una persona, la investigación sí demostró que las personas que tienen perro tienen más probabilidades de estar físicamente activos – un atributo que beneficia tanto al perro como a su dueño.

A principios de este año, la revista Time citó un estudio que demostró que “las personas mayores que tienen perro toman 2,760 más pasos diariamente que las personas que no tienen perro”. Caminar por un tiempo prolongado puede reducir el riesgo de una persona para la diabetes, la presión alta, la enfermedad cardiaca y también puede mejorar la salud emocional, según han encontrado otros estudios.

Se encontró que los dueños de perros de razas cazadoras tales como los terriers, los sabuesos y los perros labradores, tenían el riesgo más bajo para la enfermedad cardiovascular, según el estudio sueco. Esto probablemente se debe a que estos perros necesitan más actividad física, causando que las personas que los cuidan también hagan más ejercicio que las personas que no tienen perros, dijeron los investigadores.

Jennifer Young, M.D. doctora de medicina interna con Baptist Health Primary Care, dice que tener un perro y sacarlo a caminar puede ayudar a alcanzar la recomendación de la American Heart Association de hacer 150 minutos de ejercicio moderado por semana.

“Es algo maravilloso poder salir afuera con su perro, caminar y mover su cuerpo sin darse cuenta que está haciendo ejercicio”, dijo la Dra. Young. “Yo diría que esta es una buena receta para vivir con salud”.

 

Etiquetas: