- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Por qué la extracción de jugos no es tan saludable como las frutas y los vegetales enteros

La extracción de jugos o “juicing” en inglés — lo cual se refiere a mezclar frutas y/o vegetales en un batidor para preparar un batido rápido – se ha convertido en algo de última moda. Sin embargo, cuando se comparan los jugos con el consumo de frutas enteras o vegetales enteros, la versión derivada del batidor es inferior desde un punto de vista nutricional.

¿Por qué es menos saludable consumir los jugos? Al mezclar las frutas y los vegetales en un batidor, usted está removiendo o degradando los nutrientes vitales del alimento, incluyendo la fibra, la cual ayuda al cuerpo a mantener un peso saludable y reduce sus probabilidades para desarrollar la enfermedad cardiaca. La fibra también reduce su riesgo para desarrollar la diabetes tipo 2, promueve una flora intestinal saludable y hasta ayuda a reducir sus riesgos para ciertos tipos de cáncer, según una creciente lista de estudios médicos y de nutrición.

“En tiempos recientes, la gente está utilizando frutas y jugos y batidos”, dice Amy Kimberlain, una dietista registrada y educadora de diabetes certificada con Baptist Health South Florida. “Cuando las frutas se alteran o se ajusta su forma, estas pueden cambiar la función que desempeñan en nuestros cuerpos”.

Los jugos pueden resultar contraproducentes si usted está tratando de bajar de peso, ya que las personas cuando están a dieta tienden a añadir más frutas a una mezcla de jugos o a un batido. Al hacerlo, usted puede estar aumentando su consumo de azúcar – sin derivar el beneficio completo de los nutrientes naturales de la fruta o del vegetal.

“En cuanto a los batidos, la gente cree que son saludables porque contienen fibra”, dice Kimberlain. “Sin embargo, las cuchillas del batidor destruyen la fruta y la fibra. Y arriba de eso, usted probablemente está añadiendo más fruta de lo que se hubiera comido en una sentada”.

La extracción, le saca los jugos a las frutas frescas o a los vegetales. Mientras que el líquido que resulta puede contener algunas de las vitaminas, los minerales y los químicos de la planta (fitonutrientes) que se encuentran en la fruta entera, la fibra se pierde. Además, no ha habido estudios científicos que hayan concluido que los jugos extraídos de las frutas y los vegetales son más saludables que el jugo que usted consume al comer la fruta o el vegetal en sí.

En un reporte publicado en el 2017 por el American College of Cardiology [1], los expertos repasaron varios planes nutricionales de moda – incluyendo el “juicing”. Ellos concluyeron que el consumo de “alimentos enteros” es preferible a una dieta líquida.

“Se prefiere el consumo de alimentos enteros, con los jugos primordialmente reservados para situaciones cuando el consumo diario de frutas y vegetales no es adecuado”, escribieron los autores del estudio. Sin embargo, ellos advirtieron que “se debe proveer una guía” para evitar el consumo excesivo de azúcar y de calorías excesivas por medio de los jugos.

“Las frutas contienen carbohidratos, los cuales son una gran fuente de combustible para el cuerpo”, dice Kimberlain. “Sin embargo, cuando se les extraen los jugos, se remueve toda su fibra. La fibra es una de esas cosas que frena la digestión y nos puede ayudar a sentirnos más llenos por más tiempo. Con los jugos, podemos añadir más frutas de lo que necesitamos. Entonces se pueden consumir demasiados carbohidratos en una sola sentada”.