Piénselo antes de beber en las reuniones festivas

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

20 de diciembre de 2016


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

No importa si es en una fiesta oficial de navidad o en una celebración con la familia y los amigos, evitar el consumo excesivo de alcohol puede salvarle de un bochorno y además proteger su salud y las vidas de los demás.

“Hay unos cuantos síntomas que pueden ser señales de un problema de alcohol”, afirmó Manuel Torres, M.D. médico con Baptist Health Primary Care en Kendall. Si se continúa bebiendo en exceso a través del tiempo, la cantidad de síntomas puede crecer y convertirse en un trastorno del uso del alcohol.

Beber en exceso en las reuniones festivas

Las imágenes en los anuncios a menudo pintan el alcohol con un resplandor de felicidad y de popularidad, representándolo como algo común para todo tipo de persona. Las imágenes festivas centradas alrededor del alcohol en los medios sociales, la televisión y en otras plataformas comerciales están en primer plano especialmente durante la época festiva. Como resultado, el beber en exceso se ha convertido en algo “normal” y socialmente aceptable.

Lo que es más, la representación comercial y social del alcohol, no promueve la templanza y la moderación.

Tenemos que enfocarnos en “toda la historia” de lo que verdaderamente es el alcohol y en lo que este se ha convertido dijo John Eustace, M.D. director médico del  Addiction Treatment & Recovery Center de Baptist Health South Florida. “Para una porción significativa de la población, el alcohol es una droga peligrosa. Es una forma de auto-medicarse que le permite al bebedor esconderse y evitar los problemas más profundos”.

El alcohol, dice él, es un químico potencialmente tóxico y eufórico en el cual pequeñas moléculas de carbohidratos afectan el cerebro y pueden separar completamente a una buena personas de sus valores propios, de su buen juicio y del control de sus impulsos. El  abuso del alcohol y la adicción crean un escenario que podría desencadenar el lenguaje vulgar, la agresión y otros comportamientos inapropiados y peligrosos.

Para algunas personas, beber en exceso en una fiesta del trabajo lo cual lleva a un tropiezo, un comentario ofensivo o a cualquier otro acto bochornoso es algo que ocurre una sola vez. Sin embargo, comportarse fuera de carácter e inapropiadamente frente al jefe y a los compañeros de trabajo después de tomar demasiados tragos, puede señalar un problema de alcohol para otras personas.

Las señales de un problema con el alcohol

¿Cómo se puede saber si alguien tiene un problema con la bebida? Especialmente cuando tantos amigos, familiares y compañeros de trabajo están de humor festivo en las reuniones navideñas relacionadas con el alcohol.

Para algunos juerguistas, el alcohol es sólo una bebida más. Están igual de contentos con una soda o con un coctel alcohólico, y una fiesta es solamente otra oportunidad para disfrutar y para desarrollar su red social.

Pero es algo completamente distinto para alrededor de un 60 por ciento de la población, quienes sin saberlo, sin intención o subconscientemente usan el alcohol como una solución para combatir la ansiedad o como un lubricante social para aliviar su tensión, su temor o su falta de autoestima. A través del alcohol, ellos pueden desarrollar una personalidad distinta o pueden tener más autoconfianza. Ese uso del alcohol es una señal de peligro.

Otras señales de un problema con el alcohol o de una dependencia adictiva en el alcohol incluyen:

  • La incapacidad para abstenerse de abusar del alcohol de manera consistente
  • Sentirse que necesita el alcohol para hacerle frente a sus problemas
  • Un deseo intenso de beber
  • Una deficiencia en el control del comportamiento
  • Una falta de reconocimiento del comportamiento significativo de uno mismo y problemas en las relaciones

Los expertos de Baptist Health Primary Care y del Addiction Treatment & Recovery Center ofrecen varias estrategias para evitar el exceso de alcohol tales como:

  • Esté consciente.Hágase las siguientes preguntas: ¿Pertenezco yo aquí en esta fiesta o en esta barra? ¿Quiero arriesgarme? ¿Es la bebida tan importante para mi?
  • Conozca sus límites. La honestidad es la mejor práctica. Si usted tiene un problema con el alcohol, sea realista y compasivo con usted mismo. Dese el permiso para acercarse a un profesional para recibir apoyo y tratamiento.
  • Practique decir que no de buena forma. El Dr. Eustace recomienda esta respuesta a una invitación: “No gracias, estoy reduciendo mis actividades festivas este año. Gracias por invitarme. Tengo una cita con un pariente que no veo hace mucho tiempo”.
  • Planee de antemano: Si usted se siente obligado a asistir a los eventos familiares y del trabajo, vaya con un compañero que no bebe. Prepare una “escapatoria” y un guión: “Me encantó estar con ustedes. Tenemos que ir a otras reuniones. Nos vemos en la oficina”.
Busque ayuda para un problema con el alcohol

El Dr. Eustace insta a las personas a que busquen ayuda cuando se den cuenta que tienen un problema.

“Si llega el momento en el cual usted está cansado y agobiado de este estilo de vida de fiestas alcohólicas y se da cuenta de que el alcohol le está causando daño, por favor llámenos para obtener ayuda”, dice él. “La gran mayoría de los terapeutas son muy comprensivos, compasivos y tienen muchas ganas de ayudarle”, dice él. Muchos de ellos, especialmente los que están empleados en los programas de tratamiento para el alcohol y las drogas se están recuperando ellos mismos; tienen un familiar que o está afectado o se está recuperando, o tienen un interés especial en ayudar a las personas cuyas vidas han sido afectadas por el alcohol o las drogas”.

Baptist Health ofrece varios grupos de apoyo, incluyendo programas de 12 pasos tales como Alcohólicos Anónimos o Narcóticos Anónimos, para aquellos que estén enfrentando una adicción física o emocional a las pastillas, los medicamentos para dormir, los sedantes, la marihuana o la cocaína.

Los peligros de manejar bajo la influencia del alcohol

A medida que aumentan las celebraciones festivas, también aumentan los recordatorios y las advertencias por parte de los oficiales legales y de transportación acerca de las potenciales consecuencias mortales de estar detrás del volante después de haber bebido demasiado.

Casi 2,000 personas en los Estados Unidos murieron en accidentes automovilísticos durante las últimas dos semanas del 2013, y manejar bajo la influencia del alcohol fue un factor en casi un 30 por ciento de las fatalidades, según los datos federales. Lo que es más, el abuso de las sustancias también está vinculado con una variedad de problemas de salud, incluyendo la adicción.

“La conexión entre el uso del alcohol, la ansiedad social y otros factores estresantes puede ser enfrentada en un lugar de privacidad y respeto”, dice el Dr. Eustace. “Es importante estar informado y hacerle frente al abuso del alcohol sin estigmatización ni vergüenza. No hace falta una ocasión especial para pedir ayuda”.

Etiquetas: