Para una previviente de cáncer, la cirugía significa no tener que preocuparse

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

4 de October de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Según todos los indicios, la joven madre Leah Goldglantz se encuentra en un estado óptimo. Es bloguera de salud con certificación de entrenadora de nutrición holística, que elabora recetas con ingredientes limpios y saludables. También es una entusiasta del deporte que siempre se ha mantenido físicamente activa. Pero en cuanto al riesgo de cáncer, hay algo que no puede controlar: los genes que ha heredado.

La abuela materna de la Sra. Goldglantz había luchado contra el cáncer de seno y de ovario, así que a los 32 años, luego del nacimiento de su segunda hija, la Sra. Goldglantz se sometió a pruebas genéticas. Sus resultados fueron positivos para una mutación BRCA1, lo que aumentó sustancialmente sus probabilidades de desarrollar cáncer de seno y de ovario. La Semana Nacional del Cáncer de Seno y de Ovario Hereditario, se celebra desde el 29 de septiembre hasta el 5 de octubre, lo cual marca la transición entre el Mes Nacional de la Concienciación sobre el Cáncer de Ovario y el Mes Nacional de la Concienciación sobre el Cáncer de Seno.

La Sra. Goldglantz, conocida como una previviente, tiene una mutación hereditaria comprobada que está relacionada con el cáncer, pero nunca se le ha diagnosticado la enfermedad.  Tras consultarse con Louise Morrell, M.D., experta en genética y directora médica de Lynn Cancer Institute de Boca Raton Regional Hospital, que forma parte de Baptist Health South Florida, La Sra. Goldglantz tomó una decisión. A los 34 años, se sometió a una mastectomía bilateral.

“Pasó mucho tiempo conmigo en nuestra primera visita”, dijo La Sra. Goldglantz sobre la Dra. Morrell. “Nunca había tenido un médico que pasara más de una hora conmigo sólo hablando, lo que fue realmente increíble. Y me armó con toda la información que yo necesitaba. Me dio todos los datos, todas las estadísticas, y realmente ayudó a guiarme en lo que debía hacer.” (Vea el vídeo en inglés de la Sra. Goldglantz aquí).

Las pacientes en la misma situación que la Sra. Goldglantz tienen opciones, explicó la Dra. Morrell. Entre ellas están las modificaciones del estilo de vida, las pruebas de detección y el monitoreo temprano y frecuente, los medicamentos y la cirugía. “Puede ser una noticia muy dramática cuando alguien descubre que tiene una mutación relacionada con el cáncer”, dice la Dra. Morrell. “Es una elección muy personal tanto si se opera como cuándo se opera”.

Cuando habló de las opciones con la Sra. Goldglantz, la Dra. Morrell escuchó las inquietudes de la madre de Boca Ratón sobre la lactancia de su bebé. “Me tranquilizó mucho”, recuerda la Sra. Goldglantz. “Me dijo: ‘Disfruta lactando a tu bebé todo el tiempo que quieras. Y cuando termines, hablemos de hacerte una mastectomía’. “

El 30 de septiembre del 2020, el cirujano de seno Joseph Colletta, M.D., le realizó una mastectomía bilateral y, al mismo tiempo, la Sra. Goldglantz se sometió a un procedimiento reconstructivo con David Bogue, M.D. cirujano plástico y reconstructivo. Estuvo en el hospital una noche y se recuperó rápidamente.

Los resultados de las pruebas genéticas suelen ser clave en el proceso de toma de decisiones de los supervivientes, dice la Dra. Morrell. Aunque la prueba en sí es tan sencilla como una muestra de saliva o de sangre, y el costo ha bajado sustancialmente en los últimos años, pasando de miles de dólares a entre $250 y $450, lo vital es el asesoramiento que acompaña a los resultados.

Louise Morrell, M.D., experta en genética y directora médica de Lynn Cancer Institute de Boca Raton Regional Hospital

“En el Morgan Pressel Center for Cancer Genetics de Lynn Cancer Institute, ofrecemos un enfoque centrado en el paciente que garantiza que éste comprenda las implicaciones de las pruebas a lo largo de toda su vida”, afirma la Dra. Morrell. “Además de la evaluación del riesgo, las pruebas y la educación, y el asesoramiento, incluyendo la conversación sobre la necesidad de que cualquier miembro de la familia se someta a las pruebas, ponemos el árbol genealógico en una base de datos. Si se descubren nuevos genes, podemos llegar a cualquier paciente que pueda beneficiarse de la nueva información.”

La Dra. Morrell no aconseja utilizar los populares programas de ADN para consumidores como herramienta para tomar decisiones médicas. “Son interesantes y divertidos, pero se limitan a un número muy reducido de mutaciones”, dice ella. Además, la gran mayoría de los cánceres no se heredan.

Como ella es BRCA-positiva y su abuela tuvo cáncer de ovario además de cáncer de seno, la Sra. Goldglantz dice que considerará la posibilidad de extirparse los ovarios y otros órganos reproductivos cuando se acerque a los 40 años, cuando aumenta más el riesgo de cáncer de ovario para las pacientes BRCA-positivas.

Por ahora, dice, está disfrutando de la vida con su esposo, Josh, y sus hijas Emma, de 5 años, y Jordyn, de 3. “Espero estar aquí para ellas durante mucho tiempo”, dice la Sra. Goldglantz. “Eso es lo que simboliza para mí esta operación. Me preocupaba que mi vida pudiera quedar truncada. Y cuando se tienen dos hijos pequeños, no hay nada más terrible que ese pensamiento. Ahora puedo respirar y vivir mi vida sin preocuparme por el cáncer de seno, y no hay nada más increíble que eso.”

Lea más acerca de la Sra. Goldglantz y vea sus recetas saludables en https://www.leahsplate.com/. Infórmese más acerca del programa de genética de Lynn Cancer Institute en https://www.brrh.com/Services/Lynn-Cancer-Institute/Cancer-Genetics/Meet-Our-Team.aspx.

Tags: , , , , , , ,