Para los pequeñines, el acostarse temprano está vinculado con un riesgo más bajo de obesidad

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

17 de August de 2016


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

¿Puede un horario más temprano de sueño mejorar la salud de su hijo a largo plazo? Para los niños en edad preescolar, existe una conexión entre la hora de acostarse y la obesidad, según un nuevo estudio. En resumidas cuentas, los niños en edad preescolar con horarios de sueño más tempranos tienen un riesgo más bajo para la obesidad en la adolescencia, demuestran los estudios.

El estudio fue publicado recientemente en la revista médica Journal of Pediatrics.

Los investigadores estudiaron datos de alrededor de 1,000 niños quienes participaron en el proyecto de investigación Study of Early Child Care and Youth Development. Los datos – recopilados de 10 distintas localidades en los Estados Unidos – eran de niños saludables nacidos en el 1991.

En el 1995 y el 1996, cuando esos niños estaban en edad preescolar, sus madres dieron información acerca de la hora típica de acostarse a dormir para cada niño durante los días de semana. Luego, 10 años más tarde, se recopilaron datos de estatura y de peso para esos mismos niños con el propósito de calcular el índice de masa corporal (IMC) – una medida estándar para calcular la obesidad.

Los resultados:

  • Horas tempranas de acostarse: Alrededor de un 25 por ciento de los niños preescolares en el estudio tenían una hora temprana de acostarse de 8 p.m. o antes. Solamente un 10 por ciento de ese grupo eran obesos durante la adolescencia.
  • Horas medias de acostarse : La mitad de los sujetos que participaron en el estudio, tenían una hora de acostarse entre 8 p.m. y 9 p.m. Para ese grupo, la tasa de obesidad era de un 16 por ciento.
  • Horas tardías de acostarse: Los pequeñines en el 25 por ciento restante de los participantes en el estudio tenían una hora tardía de acostarse de 9 p.m. o más tarde. En ese grupo, un 23 por ciento eran obesos en la adolescencia.

“Los niños en edad preescolar con horarios tempranos de acostarse durante los días de semana, tenían la mitad de las probabilidades de ser obesos en la adolescencia que los niños con horarios tardíos de acostarse. “Los horarios de acostarse a dormir son una rutina que se puede modificar y que puede ayudar a prevenir la obesidad”, según el estudio. “Los malos hábitos de dormir, especialmente la corta duración del sueño, son unos de los factores de riesgo asociados con un aumento de riesgo para la obesidad”.

 

Tags:


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *