Palabras de una sobreviviente de cáncer de seno: No te vas a romper

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de October de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Viviendo en Boca Ratón y trabajando para un promotor de bienes raíces en Miami, Lee Ann Ryan tiene una carrera muy ocupada y acumula bastantes millas en su auto. Así que cuando sintió por primera vez un dolor en uno de sus senos en agosto del 2018, lo achacó a que tenía senos grandes y con bultos, se lo quitó de encima y siguió con su vida. Cuatro meses después, cuando notó un cambio en el aspecto de su seno, supo que no debía demorarse ni un minuto más.

“Yo me hago una mamografía todos los años, o eso creía”, dijo Ryan. “Pero cuando por fin fui, el médico me dijo, ‘Usted no ha estado aquí en dos años’. ” El 12 de enero del 2019, le diagnosticaron cáncer de seno en fase 3.

Y así comenzó su recorrido de especialistas y tratamiento. Cuando su ginecólogo la refirió a Lynn Cancer Institute en Boca Raton Regional Hospital, que forma parte de Baptist Health South Florida, ella no estaba segura. Soltera y con más de 40 años, sabía que muchas mujeres acudían al hospital cuando esperaban un bebé. Pero, ¿para el tratamiento del cáncer?

Sus amistades le recomendaron a Lynn Cancer Institute

Lynn Cancer Institute en Boca Raton Regional Hospital

“Me sentía inquieta, así que investigué. Llamé a unos amigos que tenían experiencia previa allí y me explicaron que Lynn era el mejor lugar para estar. Mis padres estaban aquí, me sentía cómoda con los médicos y me gustaban las instalaciones”, dijo ella. En particular, el Christine E. Lynn Women’s Health & Wellness Institute, con sus batas rosadas y sus espacios abiertos y luminosos, le pareció relajante y acogedor.

Inmediatamente, se reunió con los expertos de la Clínica Multimodal del Instituto de Lynn Cancer Institute. En una sola visita, habló individualmente con un equipo que incluía un oncólogo médico, un cirujano de seno, un oncólogo radioterápico, un genetista y otros especialistas. “Sentí que reunía a las mejores mentes para idear colectivamente un plan”.

Joseph A. Colletta, M.D., cirujano de seno, Christine E. Lynn Women’s Health & Wellness Institute

La Clínica reúne al equipo, dijo el cirujano de seno Joseph Colletta, M.D., pero también ayuda a las pacientes en lo que puede ser un proceso difícil.  “De otro modo, las pacientes como Lee Ann tendrían que pedir citas individuales, en días y lugares distintos, con todos los especialistas que tienen que ver. El tiempo es esencial cuando se trata del cáncer. Los pacientes suelen estar ansiosos. Navegar por el sistema de atención de salud por su cuenta puede ser difícil. La Clínica es conveniente y se enfoca en donde debe enfocarse: en el paciente”.

Al hablar de sus antecedentes familiares con el asesor de genética, Ryan se dio cuenta de que el hijo mayor de cada uno de los hermanos de su madre había sido diagnosticado con algún tipo de cáncer. Sin embargo, las pruebas genéticas no revelaron ninguna mutación conocida relacionada con el cáncer hereditario. En el Morgan Pressel Center for Cancer Genetics at Lynn Cancer Institute de Lynn Cancer Institute, una base de datos de pacientes permite que, a medida que se descubran mutaciones en el futuro, se pueda alertar a los pacientes y realizarles más pruebas, si fuera necesario. Sin embargo, las mutaciones genéticas heredadas sólo desempeñan un papel en un 10% de los cánceres.

El tratamiento y más

David P. Bogue, M.D., cirujano reconstructivo de Boca Raton Regional Hospital

Ryan comenzó la quimioterapia en febrero del 2019. Experimentó pocos efectos secundarios y pudo manejar ella misma hacia y desde las citas y seguir trabajando durante el tratamiento. La quimioterapia fue seguida por una mastectomía bilateral, realizada por el Dr. Collettta. Al mismo tiempo, el cirujano reconstructivo de Boca Raton Regional Hospital, David Bogue, M.D., le colocó expansores mamarios. Estuvo en el hospital durante la noche. Después de que la Sra. Ryan completó la radioterapia, él terminó la cirugía reconstructiva. Ella sigue tomando medicamentos para reducir el riesgo de una recurrencia.

“Durante todo el proceso, el equipo de atención fue compasivo y maravilloso, desde el personal de limpieza hasta los profesionales de enfermería y los médicos”, dijo Ryan. También aprovechó los servicios especiales que ofrecía el Lynn Cáncer Institute, como la acupuntura y los masajes en los pies. También participó en el programa Be U Tiful, diseñado para apoyar a las mujeres durante y después del tratamiento del cáncer. “Era como un campamento de verano. Con lo ocupada que está uno luchando contra la enfermedad, es bueno experimentar estas cosas”.

Palabras de una sobreviviente

Ryan agradece a su familia y a su club de lectura, que acaba de celebrar su 15º año juntos, por haberla ayudado a convertirse en una sobreviviente de cáncer de seno. En los dos años y medio que han pasado desde su diagnóstico, ella también ha reciprocado, convirtiéndose en mentora de otras pacientes. “Pienso que les tranquiliza saber que si me hacen una pregunta, les daré una respuesta sincera”. Ryan dijo que también les ofrece el consejo que el Dr. Bogue le ofreció a ella: “No te vas a romper. Él tenía razón. Mantente fuerte”.

Tags: , , , , , ,