Opciones para el manejo y el alivio de la endometriosis

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

10 de mayo de 2016


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

El dolor pélvico es uno de los motivos principales por los cuales las mujeres acuden a sus médicos. Puede ser señal de una o más condiciones reproductivas, pero no se aplica a todas. Algunas mujeres que no reportan dolor o incomodidad se sorprenden al enterarse que tienen endometriosis, una condición que afecta alrededor de 5 millones de mujeres en los Estados Unidos, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU.

“Muchas veces la endometriosis no se diagnostica, o se diagnostica erróneamente porque los síntomas pueden imitar a otros trastornos que pueden causar dolor pélvico”, dijo John Diaz, M.D., cirujano ginecológico en el Center for Robotic Surgery de Baptist Health. “La única manera de verdaderamente diagnosticarla es mirando dentro del abdomen quirúrgicamente para remover y examinar el tejido del endometrio”.

 

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis ocurre cuando el tejido que recubre el útero y se muda durante los ciclos menstruales, se queda atrás y continúa acumulándose. La sangre que queda atrás puede formar una pelota de células o quistes que a veces se conocen como endometriomas. La manera en al cual el cuerpo elimina la sangre antigua y las células que se multiplican puede causar que estas se salgan de los órganos reproductivos y viajen a las áreas fuera de los confines del útero.

“Lo que le ocurre a esta sangre es parecido a lo que ocurre con el tráfico”, dice el Dr. Diaz. “En un esfuerzo por salir del cuerpo, toma el camino de menos resistencia y puede viajar a otras áreas del cuerpo y proliferarse”.

Este proceso puede ocurrir en cualquier mujer en edad fértil y en otras que estén menstruando. Una vez diagnosticada, la endometriosis es una condición crónica que existe hasta que una mujer alcanza la menopausia. Mientras que algunas mujeres con endometriosis experimentan dolor pélvico severo y periodos menstruales debilitantes e intensos, muchas pueden no tener síntomas y pueden no saber que tienen la condición.

El crecimiento anormal del tejido del endometrio puede ocurrir en distintas áreas. La mayoría de las veces la endometriosis se encuentra en y alrededor de los ovarios. Los médicos a menudo la descubren durante una cistectomía, cuando extirpan un quiste del ovario. El tejido del endometrio puede propagarse al intestino y al apéndice también. También se ha encontrado en la nariz y en los pulmones, pero esos casos son muy raros, dice e Dr. Diaz.

 

Cómo hacer el diagnóstico correcto

“Muchos síntomas y un examen por imágenes pueden señalar un diagnóstico de endometriosis, pero la única manera de saber con certeza es a través de un diagnóstico por exploración quirúrgica”, dijo el Dr. Díaz. “El tratamiento depende mayormente de los síntomas, y los síntomas más pronunciados no siempre se correlacionan con un caso severo de la enfermedad”.

Él dice que el índice de síntomas de cada paciente es distinto. “Algunas mujeres pueden tener una incomodidad leve y luego encontramos que tienen casos extremos de endometriosis. Otras mujeres pueden presentarse con dolor pélvico severo, y cuando miramos de cerca con la cámara, la cantidad de endometriosis no se correlaciona con la severidad de su dolor”.

El Dr. Diaz añade que otra manera común en la cual se encuentra la endometriosis en cuando una mujer que no tiene síntomas del todo tiene dificultad para quedar embarazada. La endometriosis es descubierta durante un examen de fertilidad.

Hasta un 50 por ciento de las mujeres que son evaluadas para problemas de fertilidad tienen evidencia de endometriosis. Mientras que esta no siempre necesariamente interfiere con la concepción, el Dr. Diaz dice que la endometriosis contribuye a la infertilidad en un 25 por ciento de estas mujeres.

 

El tratamiento de una condición crónica

Porque la endometriosis es una enfermedad crónica, el tratamiento está enfocado en el manejo de los síntomas, explica el Dr. Diaz.

“No existe una formula mágica para curar la endometriosis”, dijo él. “El tratamiento depende de los síntomas y usualmente requiere una combinación de intervención quirúrgica y manejo médico para remover la endometriosis y para prevenir que esta vuelva a desarrollarse”, dijo el Dr. Diaz.

Se pueden utilizar medicamentos anti-inflamatorios tales como el ibuprofeno. Sin embargo, el manejo médico de la endometriosis usualmente requiere tratamiento con hormonas, dijo él. Las pastillas anticonceptivas se recetan más a menudo. Además de suprimir las hormonas que promueven el crecimiento de las células del endometrio, las pastillas anticonceptivas también tienen otros beneficios:

“Las mujeres que toman pastillas anticonceptivas por cinco años o más tienen menos riesgo para el cáncer de ovario”, dijo el Dr. Diaz. “Depo-Lupron, un anticonceptivo inyectable, también es efectivo para incapacitar los ovarios y así prevenir que el estrógeno alimente el crecimiento de las células”.

 

La cirugía mínimamente invasiva

Las opciones quirúrgicas para el tratamiento de la endometriosis pueden incluir la extirpación – remover el crecimiento del endometrio – la ablación, en la cual se cauterizan las células anormales con laser o con otra herramienta quirúrgica.

Una opción menos invasiva para tratar la endometriosis es la cirugía robótica. El Dr. Diaz es un cirujano robótico experimentado que realiza todo tipo de cirugías ginecológicas con la ayuda de un robot quirúrgico. Él dice que el enfoque robótico tiene varios beneficios  en comparación con la cirugía tradicional por laparoscopía. Las ventajas incluyen menos dolor postoperatorio, menos sangramiento y una recuperación más rápida.

“La cirugía robótica es particularmente beneficiosa para remover la endometriosis”, dice el Dr. Diaz. Él explica que la magnificación por 10 y la facilidad de manipular los brazos del robot para proporcionar una vista de 360 grados, permiten al cirujano identificar y deshacerse de más de la endometriosis.

“El robot nos permite vencer problemas que los cirujanos pueden enfrentar con la laparoscopía”, dijo el Dr. Diaz. “Podemos ser más minuciosos y eficaces con el robot al encontrar tejidos más profundos y removiéndolos mientras protegemos los órganos que los rodean”.

 

La endometriosis y la enfermedad cardiaca

Un diagnóstico de endometriosis a menudo significa años de manejo de una condición crónica. Sin embargo esto puede prevenir otra enfermedad que puede ser fatal para las mujeres. Por primera vez, las investigaciones sugieren que la endometriosis puede aumentar el riesgo de una mujer para la enfermedad cardiaca.

Un reciente estudio por investigadores en Brigham and Women’s Hospital en Boston, reveló que las mujeres con endometriosis pueden tener un 60 por ciento más riesgo de desarrollar una enfermedad cardiaca que aquellas sin la condición ginecológica. Las mujeres jóvenes de 40 años y menores tenían una riesgo aun más alto según los resultados de la investigación publicada en la revista Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes, publicada por la American Heart Association (AHA). La enfermedad cardiaca es el asesino número uno de mujeres en los EE.UU. según la AHA.

“El indicador de enfermedad cardiaca es otra importante razón por la cual las mujeres deben obtener un diagnóstico adecuado de endometriosis”, dice el Dr. Diaz. “Mientras que no sabemos exactamente por qué ocurre la endometriosis, sí sabemos que las mujeres en edad fértil que la tienen, tienen también tres veces más probabilidades de tener una enfermedad cardiaca. Estudiar el vínculo entre las dos enfermedades es un factor importante para ayudar a reducir los riesgos cardiacos para muchas mujeres”.

El Dr. Diaz dice que una teoría es que los ovarios ayudan a proteger contra las enfermedades cardiacas y las mujeres con endometriosis tienen una tasa más alta de que sus ovarios tengan que ser extirpados. Él urge a los médicos y a sus pacientes a que permanezcan conscientes de la enfermedad cardiaca y que aprecien el significado de identificar los factores de riesgo.

“Es especialmente importante que las mujeres con endometriosis vivan una vida saludable para el corazón permaneciendo activas, comiendo bien y evitando el tabaco, en un esfuerzo por reducir sus factores de riesgo cardiacos”, dijo el Dr. Diaz.

Etiquetas: