- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Nunca es muy tarde: Desarrollando músculos y fortaleza después de los 60 años

Los retirados, ¡pongan atención y flexionen esos bíceps! El 2017 podría ser el año en el cual ustedes comienzan a desarrollar los músculos nuevamente. Las investigaciones han demostrado que a través del entrenamiento con pesas, tanto los hombres como las mujeres en sus 60 y mayores pueden desarrollar una musculatura tan fuerte como la de una persona promedio de 40 años.

Esto es posible a pesar de los cambios relacionados con la edad que comienzan alrededor de la edad media, cuando el metabolismo se reduce, la masa muscular se encoje y las respuestas hormonales y neurológicas disminuyen.

“Sí se puede desarrollar una masa muscular magra a medida que una persona entra en años”, dijo la entrenadora personal Jennifer Oestreich, supervisora del Wellness Center at Mariners Hospital [1], el cual ofrece membrecías para ejercicios, clases de grupo, entrenamiento personal y otras actividades de bienestar a la comunidad de los Cayos Superiores de la Florida.

Sin embargo, la paciencia y la perseverancia tienen que formar parte del plan, añadió ella. “Usualmente toma más tiempo para recobrar y desarrollar la fortaleza porque el resto del mecanismo está más lento. Hay que trabajar un poco más duro y por un poco más tiempo”.

El UAB Center for Exercise Medicine [2]  de University of Alabama ha realizado muchos estudios que demuestran que las personas en sus 60 y 70 años, quienes fueron supervisadas en un programa de entrenamiento con pesas, pudieron desarrollar músculos y fortaleza.

Re-construyendo la fibra muscular

Las personas mayores que hacen entrenamiento de resistencia están desarrollando su musculatura de casi la misma manera que las personas más jóvenes. La resistencia durante el entrenamiento con pesas crea “micro desgarramientos” – o pequeños desgarres – en las fibras musculares. Estos micro-desgarramientos forman una parte vital del desarrollo muscular.

“Durante el proceso de recuperación, el cuerpo comienza a sanar esos micro-desgarramientos en la fibra muscular y utiliza la proteína que comemos para ayudar en la reparación y en el crecimiento de los músculos”, dijo Oestreich.

Las personas más jóvenes pueden crear una nueva musculatura durante este proceso, pero las personas envejecidas que han perdido su masa muscular solamente pueden fortalecer la fibra muscular que les queda, según las investigaciones del UAB Center. De cualquier forma, el resultado del ejercicio adecuado es el mismo: una musculatura más gruesa y más fuerte.

La clave para las personas de tercera edad, según los estudios, es un enfoque continuo y progresivo. Oestreich, quien obtuvo una maestría en desempeño humano y promoción de salud en Canisius College ubicado en la ciudad de Buffalo en Nueva York, ofrece algunos consejos para las personas mayores que deseen comenzar una rutina de ejercicios para desarrollar sus músculos: