Nuevo tratamiento de primera línea para pacientes de infarto cerebral ofrece beneficios vitales

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de January de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Desde el 1995, los pacientes que llegan a un hospital dentro de las 4.5 horas siguientes al comienzo de los síntomas de un infarto cerebral son tratados con alteplasa, un tipo de medicamento tPA que es una solución anticoagulante utilizada para tratar los infartos cerebrales isquémicos, el tipo más común.

Sin embargo, la administración de alteplasa requiere una configuración intravenosa y una bomba de infusión que extrae líquido de una bolsa y controla la velocidad del flujo. Esta compleja configuración dificulta el traslado de los pacientes para realizar pruebas adicionales o entre centros médicos.

Ahora, se utiliza un nuevo tratamiento farmacológico con tPA para romper o disolver los coágulos de sangre, en lugar de la alteplasa. Se llama Tenecteplase y ofrece muchas ventajas. Puede administrarse mediante una única inyección grande, sin necesidad de una preparación intravenosa. Tiene una “vida media” más larga, lo que significa que permanece en el torrente sanguíneo durante más tiempo.


Felipe De Los Ríos La Rosa, M.D., director del programa de infartos cerebrales de Miami Neuroscience Institute de Baptist Health.

Y lo que es más importante, se ha demostrado en estudios que abre mejor los coágulos, tanto los pequeños como los grandes, explica Felipe De Los Ríos La Rosa, M.D., director del programa de infartos cerebrales de Miami Neuroscience Institute de Baptist Health. Bajo su dirección, el programa de infartos cerebrales ha recibido tres recertificaciones de la Comisión Conjunta como Centro Integral Para Infartos Cerebrales.

Baptist Health ha empezado a utilizar Tenecteplase como tratamiento de primera línea para los pacientes que sufren un infarto cerebral durante ese periodo de tiempo crítico, lo que permite un traslado más fácil y seguro de los pacientes, si fuera necesario.

“Tenecteplase tiene una vida media mucho más larga y es solo un bolo (una sola dosis administrada por inyección), y eso ya es una gran ventaja, específicamente para los traslados, porque no hay bombas y la preparación es realmente bastante rápida, por lo que no hay que pasar mucho tiempo preparando el medicamento”, dijo el Dr. De Los Ríos La Rosa, quien ha sido director del programa de infartos cerebrales de Baptist Hospital of Miami desde el 2016, y ahora lidera esta posición como miembro de Baptist Health Medical Group.

No necesitar una vía intravenosa para lo que podría ser una infusión de una hora es bastante beneficioso. “Entonces, si el paciente necesita hacerse más imágenes, como una tomografía computarizada de las arterias, o si el paciente necesita líquidos o cualquier otra cosa, no hay que tomarse el tiempo para preparar otra línea intravenosa, los que puede ser un reto bastante grande en algunos pacientes, y eso también puede demorar la atención. Por lo tanto, es una gran ventaja”, dijo él.

Una de las principales ventajas del Tenecteplase es que puede ayudar a prevenir la transformación hemorrágica, una complicación común de los accidentes cerebrovasculares isquémicos agudos que puede provocar el deterioro neurológico de los pacientes, dijo Khalid A. Hanafy, M.D., director médico de cuidados neurocríticos e investigación de Marcus Neuroscience Institute en Boca Raton Regional Hospital.


Khalid A. Hanafy, M.D., director médico de cuidados neurocríticos e investigación de Marcus Neuroscience Institute en Boca Raton Regional Hospital.

“La principal ventaja de Tenecteplase sobre el tPA es que no requiere infusión”, dijo el Dr. Hanafy. “Un simple bolo y ya está todo hecho. También se supone que Tenecteplase es más específico para el trombo (un coágulo de sangre que se forma en la pared de un vaso sanguíneo) y es menos probable que resulte en una transformación hemorrágica. Esto lo hace más seguro para los pacientes”.

La alteplasa ha sido el tratamiento trombolítico, o terapia farmacológica principal para “romper coágulos”. Pero en los últimos años, varios ensayos han investigado agentes trombolíticos alternativos, como Tenecteplase, un fármaco que ha demostrado ayudar a las víctimas de ataques cardiacos con la terapia de reperfusión, un tratamiento médico para restablecer el flujo sanguíneo.

“El beneficio adicional de Tenecteplase es su capacidad para abrir mejor los coágulos, es decir, la oclusión de los vasos grandes, o los coágulos más grandes, no sólo los más pequeños”, explica el Dr. De los Ríos La Rosa. “Los coágulos más grandes suelen afectar a las arterias más grandes. Y lo que hemos visto es que Tenecteplase es capaz de duplicar la tasa de apertura, o lo que llamamos la recanalización, de estas arterias.”

Tags: , , ,