Nuevas directrices estadounidenses instan a que se introduzcan productos alimenticios de maní temprano, para evitar las alergias

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

9 de enero de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Las nuevas directrices de salud de los Estados Unidos urgen a los padres a que les den a sus hijos alimentos que contengan maní de forma temprana y con regularidad, para prevenir lo que pudiera convertirse en una alergia mortal al maní.

Estas nuevas directrices, publicadas por el National Institute of Allergy and Infectious Diseases (NIAID), parte de los National Institutes of Health, sugieren que los padres introduzcan alimentos que contengan maní en las dietas de sus bebés tan pronto como entre los 4 y 6 meses de edad para reducir el riesgo de desarrollar una alergia al maní. Esta fuerte recomendación se aplica a los bebés que son considerados “en alto riesgo para desarrollar una alergia al maní porque ya tienen un caso severo de eczema, alergia al huevo o ambos”.

Las nuevas recomendaciones también sugieren que los bebés con casos leves o moderados de eczema sean introducidos a los alimentos que contengan maní alrededor de los 6 meses para reducir el riesgo de una alergia al maní. Y como mínimo, las directrices urgen a los padres a que “introduzcan libremente” los alimentos que contengan maní a sus bebés sin eczema o sin alergias alimenticias.

A los bebes se les debe dar alimentos en forma de puré o que se puedan comer con las manos, que contengan polvo o extracto de maní. El informe enfatiza que a los bebés y a los niños pequeños nunca se les debe dar maníes enteros debido al riesgo de un ahogamiento. Otros alimentos sólidos deben ser introducidos en la dieta de su bebé antes de probar los alimentos que contengan maní.

En un momento en el cual las alergias alimenticias que comienzan en la niñez están en aumento, la meta de las directrices de la NIAID es la de ayudar a entrenar a los sistemas inmunológicos de los bebés a que no sobre reaccionen causando reacciones alérgicas peligrosas. En la actualidad, las alergias alimenticias afectan a un estimado del 5 por ciento de los niños en los Estados Unidos, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

“Estamos viendo una concientización más grande a las alergias alimenticias a medida que los incidentes aumentan” afirmó Javier Hiriart, M.D. (), pediatra y médico con Baptist Health Primary Care. Los padres de los bebés deben introducir nuevos alimentos por etapas para así estar al tanto de cualquier reacción y reportar cualquier posible alergia a su pediatra”.

Hable primero con su pediatra

Los padres y los cuidadores deben hablar con el pediatra de sus hijos antes de darles a sus bebés alimentos que contengan maní. El médico de familia o el pediatra puede elegir hacerle primero una prueba de sangre para detectar alergias o mandar al bebé a un especialista para hacerle otras pruebas, tales como una prueba de pinchazos en la piel o un reto de alimentos orales, dice el NIAID. Los resultados de estas pruebas ayudarán a decidir cómo y cuándo deben ser introducidos los alimentos que contengan maní con seguridad en la dieta de sus bebés.

“Una vez usted sepa que su hijo ha tenido algún tipo de reacción, su médico puede confirmarlo con pruebas adicionales”, dijo el Dr. Hiriart.

El informe del NIAID dice que la alergia al maní es un problema de salud creciente para el cual no existe una cura. Los adultos que viven con una alergia al maní, así como sus cuidadores deben estar muy al tanto de los alimentos que consumen y de los entornos en los cuales entran para evitar las reacciones alérgicas que pueden ser severas y hasta mortales. La probabilidad de desarrollar alergias alimenticias puede ser hereditaria, aunque esto no es siempre cierto. “Si los padres tienen tendencias alérgicas, sus hijos pueden ser más susceptibles” dijo el Dr. Hiriart.

Vivir con una alergia al maní requiere una vigilancia constante. Prevenir el desarrollo de una alergia al maní mejorará y salvará vidas y reducirá los costos de atención de salud”, afirmó el Director del NIAID, Anthony S. Fauci, M.D. “Esperamos que la implementación de estas directrices por los proveedores de atención de salud prevendrá el desarrollo de alergias al maní para muchos niños susceptibles y que reduzca la prevalencia de las alergias al maní en los Estados Unidos”.

Los CDC dicen que  hay ocho grupos alimenticios que representan el 90 por ciento de las reacciones alérgicas serias en los EE.UU. Estos son leche, huevos, pescado, mariscos, trigo, soya, maní y nueces arbóreos.

He aquí un resumen de las recomendaciones del NIAID:

Directriz # 1: Si su bebé tiene un caso severo de eczema, alergia al huevo o ambos (condiciones que pueden aumentar el riesgo para las alergias al maní), él o ella debe ser introducido a los alimentos que contengan maní tan temprano como los 4 a 6 meses de edad. Esto reducirá el riesgo de desarrollar una alergia al maní.

Directriz # 2: Si su bebé tiene un caso leve a moderado de eczema, él o ella debe ser introducido a los alimentos que contengan maní alrededor de los 6 meses de edad para reducir el riesgo de desarrollar una alergia al maní. Sin embargo, esto debe hacerse tomando en cuenta las preferencias dietéticas de su familia.

Directriz # 3: Si su bebé no tiene eczema ni alergias alimenticias, usted puede introducir libremente los alimentos que contengan maní. Esto puede hacerse en casa en una forma que sea apropiada para su edad con otros alimentos sólidos, tomando en cuenta las preferencias dietéticas de su familia.

Etiquetas: