- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

No aplace la atención del corazón durante la pandemia

Desde el comienzo de la pandemia del coronavirus, la manera en la cual recibimos atención médica ha cambiado drásticamente y permanece algo fluida. Estos cambios frecuentes pueden ser frustrantes, abrumantes y angustiosos. Sin embargo, ignorar los síntomas que le preocupen o elegir aplazar su atención puede ser peligroso y hasta mortal.

“Antes de la pandemia, la gente demoraba la atención, preguntándose si sus síntomas serían serios o si se los estaban imaginando”, dijo el cardiólogo y lipidólogo Jonathan Fialkow, M.D. [1] de Miami Cardiac & Vascular Institute [2], quien también sirve como jefe de salud de población de Baptist Health South Florida. “Ahora vemos nuevas inquietudes acerca de la exposición de las personas al coronavirus y preocupaciones de que sus seres queridos no puedan acompañarlos al hospital, como las razones principales por las cuales la gente elije no atender su salud de manera oportuna”.

Busquen atención para los síntomas severos

El Dr. Fialkow advierte que demorar la atención por estos motivos, especialmente cuando los síntomas son severos, aumenta el riesgo para los resultados negativos. Mientras que los ataques cardiacos y los infartos cerebrales están número uno en la lista de por qué demorar la atención de salud puede resultar mortal, como se discutió en un reciente episodio del podcast “Baptist Health Talk” [3], presentado por el Dr. Fialkow, muchas otras condiciones cardiovasculares pueden causar un rápido deterioro de la salud sin el cuidado adecuado y la atención inmediata.

Los síntomas que deben ser evaluados por un profesional médico lo antes posible incluyen:

Manejen las enfermedades crónicas

El Dr. Fialkow también advierte que estos síntomas también pueden ser señales de una enfermedad crónica que requiera una intervención veloz para prevenir los resultados devastadores.

“Al igual que con los ataques cardiacos y los infartos cerebrales, las señales de las condiciones crónicas deben ser tratadas agresivamente para prevenir la hospitalización y para salvar vidas”, dijo el Dr. Fialkow. “Mientras más temprano podamos evaluar estos síntomas, mejor serán las probabilidades para un resultado favorable”.

Como cardiólogo, él habla de la presión alta, o hipertensión, la diabetes y la insuficiencia cardiaca como condiciones cardiovasculares crónicas que tienen que ser monitoreadas constantemente, y que a menudo requieren una intervención médica rápida. Sin embargo, él también habla de las condiciones respiratorias como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC o COPD por sus siglas en inglés), como condiciones que requieren un monitoreo frecuente para prevenir las complicaciones severas.

No importa la condición específica, el Dr. Fialkow dice que las personas con enfermedades crónicas tienen mayores probabilidades de ser hospitalizadas, incluso en la ausencia de una pandemia. Desafortunadamente, estas personas también tienen un mayor riesgo para las serias complicaciones por causa de la COVID-19, así que tienen miedo de salir a recoger sus medicamentos y de mantener sus citas médicas regulares. Como resultado de ese miedo, pueden dejar de tomarse sus medicamentos o alterar su frecuencia para extender la vida de sus recetas. También pueden aplazar sus citas regulares con sus médicos o proveedores de atención de salud.

Usen la telesalud

Afortunadamente, la pandemia ha abierto las puertas para el uso más frecuente de los servicios de telesalud para mantener a las personas conectadas con sus proveedores.

“Implementamos citas de telesalud rápidamente, tan pronto comenzó el cierre inicial de cuarentena”, dijo el Dr. Fialkow. “Mientras que estas citas por internet no sirven para todos los pacientes y en todas las situaciones, hemos podido detectar cuando algunos pacientes comienzan a deteriorarse”.

Durante los primeros nueve meses de la pandemia, el grupo de cardiología de Miami Cardiac & Vascular Institute condujo aproximadamente 18,000 citas de telesalud, según el Dr. Fialkow, utilizando una plataforma segura por internet para conectarse con los pacientes y así evaluarlos. Mientras que las oficinas de muchos médicos han resumido las citas seguras en persona, estas visitas de telesalud siguen siendo una opción que los pacientes pueden usar cuando sea adecuado para sus necesidades específicas de salud.

Programen pruebas de diagnóstico y procedimientos

Además de mantener las citas médicas y continuar tomando los medicamentos, el Dr. Fialkow insta a las personas a que se hagan pruebas de diagnóstico que puedan darle a los cardiólogos y a otros proveedores las respuestas a lo que está causando síntomas. Él señala que hay protocolos realzados de limpieza, el uso requerido de las máscaras y las prácticas de distanciamiento social como maneras en que los centros ambulatorios, las oficinas médicas y los hospitales han resumido con seguridad estas pruebas de diagnóstico, que incluyen:

Él también aconseja que a los pacientes que no pospongan sus procedimientos tales como las reparaciones o los reemplazos de válvulas cardiacas, los cateterismos, y la cirugía cardiaca o vascular para tratar las condiciones cardiovasculares. Algunos de estos procedimientos fueron pospuestos al principio de la pandemia para preservar el personal de los hospitales y las áreas de tratamiento. Ahora que los hospitales están reabriendo su gama completa de servicios, el Dr. Fialkow dice que los pacientes deben hablar con sus médicos acerca de programar estos procedimientos.

Resuman las evaluaciones detección y las vacunas

Él también urge a las personas a que resuman sus evaluaciones de salud y sus vacunas, señalando una vez más las medidas de seguridad que han sido implementadas y los beneficios, que superan los riesgos de contraer COVID-19.

“Es importante no posponer las mamografías, las colonoscopias y las vacunas contra la influenza, la neumonía y ahora la COVID-19”, dijo él, señalando que el número de personas que se hacen estos procedimientos de rutina se ha visto reducido desde que comenzó la pandemia. “Estas son herramientas que su médico utiliza para la detección temprana y el tratamiento de enfermedades potencialmente serias y pueden mantenerle saludable”.

Busquen atención, incluso si tienen COVID-19

Algunas personas que han resultado positivas para la COVID-19 aplazan su atención médica por la preocupación de exponer a otras personas al coronavirus. El Dr. Fialkow insta a las personas a que no permitan que su diagnóstico de COVID-19 les impida buscar atención médica. Para emergencias y circunstancias potencialmente mortales, como cuando alguien está sufriendo un ataque cardiaco o tiene síntomas de un infarto cerebral, él aconseja llamar al 911. Para situaciones que no sean emergencias, donde los síntomas son inquietantes, pero no potencialmente mortales, él aconseja seguir los siguientes pasos:

  1. Llame a su médico.
  2. Revele su diagnóstico de COVID-19.
  3. Pregunte si hay una cita de telesalud disponible.
  4. Una vez se haya tomado una determinación y el curso adecuado de atención sea determinado, siga las instrucciones de dónde buscar atención.

“Por suerte, no estamos donde estábamos hace un año”, dijo el Dr. Fialkow. “Los centros de atención de urgencia, las salas de emergencia y las oficinas de los médicos ahora están mejor preparadas con las precauciones de seguridad adecuadas y el equipo de protección personal necesario (PPE) para proteger a los proveedores, y con la mayoría de los trabajadores de atención de salud habiendo elegido vacunarse, tienen menos probabilidades de contraer COVID-19”.

El Dr. Fialkow resalta la importancia de la intervención médica para los síntomas inquietantes, de manera oportuna. “Mientras más espere para buscar tratamiento, más alto será el riesgo de que su condición empeore”, dijo él. Estamos preparados para las emergencias, pero preferimos intervenir antes de que la situación llegue a este punto”.

Caption: Ignorar los síntomas inquietantes o elegir aplazar la atención cardiovascular por miedo a contraer la COVID-19, a pesar de las precauciones que ahora se han implementado, puede ser peligroso y hasta mortal.