Neurorrehabilitación en Baptist Health: Devolviendo a los pacientes al volante

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de May de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Para muchas personas que han sufrido un infarto cerebral, un trastorno del movimiento o una lesión cerebral, recuperar el movimiento y la función puede ser un reto, aunque generalmente puede superarse a través de una combinación de rehabilitación y medicamentos. Pero, ¿puede un paciente que ha sufrido un infarto cerebral ponerse al volante y volver a conducir? ¿Aquí en el sur de Florida?

Un servicio único disponible en la región exclusivamente de Baptist Health tiene como objetivo poner a los pacientes de nuevo en el asiento del conductor y volver con seguridad al camino de la independencia y la vida diaria normal. Elizabeth Matalón, directora de servicios de rehabilitación de Baptist Hospital y West Kendall Baptist Hospital, dice que Baptist Health es la única organización de atención de salud del sur de Florida que ofrece este servicio.

Isabel Maestu, terapeuta ocupacional, explica que es importante que los pacientes recuperen no sólo sus habilidades de conducción, sino también la sensación de independencia que viene con poder ir al supermercado, visitar a la familia y los amigos o volver al trabajo. “Ayudamos a los pacientes a reaprender a conducir mediante una combinación de evaluación clínica e instrucción de conducción en carretera con un carro especialmente modificado y equipado con dispositivos de ayuda”, dice ella.

Según Matalón, este tipo de servicios especializados han permitido a Baptist Health obtener la acreditación de especialidad en accidentes cerebrovasculares, lesiones cerebrales y cáncer por parte de la CARF (Commission for Accreditation of Rehabilitation Facilities), a la que ella califica como el “estándar de oro internacional” para las instalaciones de rehabilitación neurológica.

El programa de neurorrehabilitación de Baptist Health abarca un concurrido centro de 23 camas para pacientes internos en Homestead Hospital, con profesionales de enfermería y asociados clínicos, y un centro para pacientes ambulatorios en Baptist Hospital que está equipado para tratar hasta 150 pacientes al día. “La gran mayoría de los pacientes están aquí como resultado de condiciones neurológicas”, dice Matalón.

Utilizando la tecnología para ayudar a los pacientes de rehabilitación neurológica

Matalón dice que los pacientes de neurorrehabilitación de Baptist Health también se benefician de los más modernos equipos y tecnologías, todos ellos diseñados para ayudarles a recuperar su función normal y a volver a sus actividades diarias lo antes posible.

Por ejemplo, en el centro de neurorrehabilitación para pacientes internos de Homestead Hospital, los pacientes utilizan un sofisticado dispositivo de asistencia apodado “El Transformador” por el personal del hospital, que cuenta con un marco similar a un exoesqueleto controlado por ordenador. “El dispositivo se sujeta al paciente y le permite caminar”, explica Matalón. “A medida que el paciente va fortaleciendo día tras día, la computadora disminuye la asistencia que le proporciona, devolviéndole más y más el esfuerzo al paciente hasta que pueda volver a caminar por sí mismo, sin ayuda”.

Otro dispositivo, el Vector, es un arnés asistido por computadora que lleva el paciente, quien por su parte está “atado” a una máquina por arriba de la cabeza que puede ajustar la cantidad de peso corporal que se apoya en el suelo. Esto, según Matalón, ofrece seguridad y apoyo a los pacientes cuando empiezan a practicar cómo caminar nuevamente.

“Los problemas para caminar y la inestabilidad son muy comunes en los pacientes que han sufrido un infarto cerebral”, dice Matalón. “El Vector es un tratamiento para caminar con apoyo de peso que reduce el riesgo de caídas para estos pacientes. Mejora la movilidad y el equilibrio, promueve una recuperación más rápida para reducir la duración de la estadía en el centro y minimiza el riesgo tanto para los pacientes como para los médicos.”

La unidad de neurorrehabilitación para pacientes internos de Homestead Hospital también cuenta con pantallas de televisión de realidad virtual que sitúan a los pacientes en entornos simulados, y con un modelo de supermercado Publix en el que pueden practicar cómo levantar alimentos enlatados y otros artículos reales de los estantes, colocarlos en su carrito y luego en el mostrador de la caja registradora. En el programa también se evalúan y se refuerzan las habilidades cognitivas, dice Matalón.

Todo esto requiere un equipo de terapeutas cualificados, señala Matalón, y añade que Baptist Health cuenta actualmente con el mejor grupo de terapeutas con el que ha trabajado en sus 37 años en el sistema de atención de salud. “Todos están certificados en distintas especialidades, incluyendo a nuestro neuroespecialista que está certificado por la American Physical Therapy Association”, dice ella. “También tenemos un educador clínico cuyo trabajo es ayudar a nuestros terapeutas a aumentar su nivel de habilidad y proporcionar una atención aún mejor a nuestros pacientes”.

Elizabeth Matalón, directora de servicios de rehabilitación de Baptist Hospital y West Kendall Baptist Hospital

Cada paciente recibe un plan de tratamiento individualizado, según Matalón, y es tratado por un terapeuta licenciado, no por un ayudante. “Somos compasivos y tratamos a nuestros pacientes como si fueran de la familia”, dice ella, señalando que se anima activamente a los familiares a participar junto con el paciente. “Nos esforzamos por ayudar a los pacientes a reintegrarse en las actividades del diario vivir, y hemos visto muchos resultados excelentes aquí”.

Tags: , , , , , ,