Migrañas vs. dolores de cabeza: Las diferencias que usted debe conocer

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

29 de June de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

¿Es una migraña o simplemente un fuerte dolor de cabeza? Para aquellos que han sufrida de migrañas crónicas, la respuesta es obvia. La mayoría de los dolores de cabeza de tensión no causan nausea, vómitos, dolor de estómago, debilidad o entumecimiento, lo cual puede ocurrir con las migrañas severas y con otras condiciones. Aunque algunas personas experimentan sensibilidad a la luz o al sonido con los dolores de cabeza de tensión, estos síntomas no son tan comunes como lo son con las migrañas.

¿Cuán comunes son las migrañas? La Migraine Research Foundation estima que 12 por ciento de la población, incluyendo los niños, sufren de migrañas. En los Estados Unidos, un estimado de 18 por ciento de las mujeres, 6 por ciento de los hombres, y 10 por ciento de los niños experimentan migrañas.

Los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC) dicen que alrededor de un 15 por ciento de los adultos estadounidenses reportaron haber sufrido una migraña o un dolor de cabeza severo en los últimos tres meses, “una cifra que se ha mantenido estable por casi dos décadas”. (Junio es el Mes Nacional de la Concientización de las Migrañas y los Dolores de Cabeza).

Además, las migrañas pueden ser severamente debilitantes y son consideradas una de las causas principales de discapacidad en todo el mundo. En un estudio entre pacientes con migrañas en los EE.UU., más de la mitad de los participantes “reportaron una discapacidad severa en la actividad, la necesidad para hacer descanso en cama, y/o una productividad reducida en el trabajo o en la escuela debido a las migrañas”, dicen los CDC.

Sin embargo, para aquellas personas que no sufran de migrañas crónicas, ¿cuándo deben buscar atención médica?


Neuróloga Pooja S. Patel, M.D., directora del Programa de Epilepsia en Marcus Neuroscience Institute

La neuróloga Pooja S. Patel, M.D., directora del Programa de Epilepsia en Marcus Neuroscience Institute, parte de Baptist Health, explica: “Una persona con dolor de cabeza debe buscar atención médica si el dolor de cabeza es fulminante o si es el peor dolor de cabeza de su vida, si parece ser distinto a sus dolores de cabeza usuales, si dura más tiempo que sus dolores de cabeza usuales o si le despierta consistentemente del sueño”.

Las diferencias más distintivas entre las migrañas y los dolores de cabeza están relacionadas con la duración, la intensidad y otros síntomas.

“Las migrañas son dolores de cabeza primarios, lo que significa que no tienen causa secundaria obvia”, explica la Dra. Patel. “Las migrañas tienen algunas características comunes incluyendo la sensibilidad a la luz, la sensibilidad al ruido, la náusea y los vómitos y a veces las auras. Las migrañas tienden a ser más intensas y durar por más tiempo que otros dolores de cabeza con excepción de pocos”.

Las migrañas son consideradas crónicas si ocurren por 15 o más días al mes por más de tres meses, explica la Dra. Patel.

Los desencadenantes comunes

Los desencadenantes de las migrañas varían entre las personas, pero los más comunes son el estrés, los cambios de clima, los cambios hormonales para las mujeres, el alcohol – especialmente el vino tinto – ciertos alimentos como el queso añejado, el chocolate, los alimentos procesados y los alimentos que contienen MSG, dice la Dra. Patel. El estrés es un desencadenante principal para una gran mayoría de las personas que sufren regularmente de migrañas. Un estudio encontró que hasta un 70 por ciento de las personas tenían una asociación significativa entre sus niveles diarios de estrés y su actividad diaria de migrañas, según la American Migraine Foundation.

Tratamientos para las migrañas

Para la mayoría de las personas que sufren de migrañas, los medicamentos representan la primera línea de defensa para ayudar a prevenir o aliviar el dolor y otros síntomas.

“Para las migrañas crónicas, usualmente comenzamos con medicamentos de varias clases para la prevención de los dolores de cabeza”, explica el Dr. Patel. “Si los medicamentos orales no son eficaces, se ofrece el Botox y los medicamentos inyectables más nuevos que son antagonistas receptores de CGRP y que son altamente eficaces. También se ofrecen otros bloqueadores nerviosos para el manejo de las migrañas severas”.

En años recientes, el tratamiento de las migrañas ha visto el desarrollo de drogas que se enfocan en una proteína llamada calcitonin gene-related peptide (CGRP). Su mecanismo de acción es bloquear el receptor de CGRP de las células nerviosas, el cual cause un dolor intenso y activan una cascada de CGRP. Al bloquear los receptores de CGRP, el dolor se puede prevenir antes de su inicio.

El Botox, conocido principalmente como una droga derivada de una toxina que puede suavizar temporeramente las arrugas faciales, ha sido reconocido como una herramienta importante para el tratamiento de las migrañas crónicas. En el 2010, el Botox fue aprobado por la administración de drogas y alimentos (FDA) para el uso en las migrañas crónicas. Como parte de ese régimen de tratamiento, el Botox es inyectado alrededor de las fibras de dolor y entra en las terminaciones nerviosas para bloquear la liberación de los químicos involucrados en la transmisión del dolor.

“Una inyección de Botox previene la activación del dolor antes que comience”, dice la Dra. Patel. “El Botox también funciona al relajar los músculos”.

Tags: ,