Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute es el primero en implantar una ‘armadura injertada’ impresa en 3-D para sanar las lesiones de los huesos largos

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

9 de September de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Las llamadas “lesiones de los huesos largos” – casi siempre como resultado de un impacto traumático como el que se ve en los accidentes vehiculares – pueden ser un reto para los cirujanos que intentan restablecer el recrecimiento adecuado de los huesos y de los tejidos blandos.

Charles Jordan, M.D., cirujano ortopeda de trauma con Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute es el primero en utilizar un implante impreso en 3-D que es nuevo en el mercado, para restablecer y permitir la sanación de una lesión traumática en el fémur de una paciente, el único hueso en el muslo, y el hueso más largo del cuerpo humano.

La paciente se sometió a varias cirugías sin éxito en su ciudad natal de Jacksonville para tratar de restablecer su fémur con métodos tradicionales. Luego fue referida al Dr. Jordan, quien le implantaría el “TruMatch Graft Cage”, un nuevo injerto para las lesiones de los huesos largos, la cual es impreso en 3-D en sólo 10 días, haciéndolo altamente adaptable a la anatomía de un paciente. Este injerto funciona apoyando los injertos óseos, los cuales actúan como rellenos para ayudar al crecimiento de nuevo hueso.

El TruMatch Graft Cage, fabricado por una división de Johnson & Johnson Medical Devices Companies, puede ser absorbido por el cuerpo. Johnson & Johnson afirma que el injerto ha estado en desarrollo durante cinco años y que el Dr. Jordan es el primer cirujano del mundo en implantarlo en un paciente. Es descrito por el Dr. Jordan y por sus fabricantes como una especie de “armadura”, la cual en el mundo no-médico se refiere a un andamio o estructura temporánea utilizada por trabajadores que están construyendo, reparando o limpiando una estructura o un edificio.

“Una de las cosas que se piensa que puede aumentar la tasa en la cual sanan los injertos de hueso es tener utilizar armadura”, explica el Dr. Jordan. “Por eso este injerto es verdaderamente innovador porque está siendo impreso en tercera dimensión (3-D) con las especificaciones exactas de la anatomía del paciente. Estamos tomando el defecto en el hueso y haciendo un modelo que se ajusta a ese defecto. Pero también es una armadura que permanece en su lugar durante el tiempo que debe permanecer y luego es absorbida por el cuerpo”.

Anteriormente, ha habido otros tipos de “armaduras” para procedimientos similares. Sin embargo, ningún material había podido ser absorbido seguramente por el cuerpo, sin requerir procedimientos adicionales de seguimiento. Además, este es el primero es ser impreso en 3-D.

El Dr. Jordan, de hecho, realizó dos procedimientos en la paciente que recibió el implante del TruMatch Graft Cage. Seis semanas antes del implante, ella se sometió a una “técnica de membrana inducida”. Durante este procedimiento de dos partes, se inserta un “separador antibiótico de cemento” dentro del defecto y luego se sustituye con el injerto de hueso. Estos dos pasos – antes de implantar la armadura ósea – induce la formación de membranas. Las membranas reabsorbibles ayudan a crear un espacio en el cual puede ocurrir el crecimiento del nuevo hueso.

“Esto crea una membrana, que los estudios han demostrado está repleta de factores de crecimiento y de proteínas, para ayudar con el crecimiento del hueso”, dijo el Dr. Jordan.

Aunque la técnica de membrana inducida está bien establecida, el Dr. Jordan señala que, en muchas lesiones serias de los huesos largos, esto puede no poder ayudar a restablecer completamente la sanación y el recrecimiento del nuevo hueso. La TruMatch Graft Cage es como el “eslabón perdido” que los ortopedas han estado buscando, añade él.

“Este dispositivo es como el eslabón perdido de los rompecabezas que son estos tipos de procedimientos”, dice el Dr. Jordan. “Estamos cambiando la forma en la cual tratamos estas lesiones. Anteriormente siempre faltaba una pieza para poder sanar y reestablecer completamente las lesiones de los huesos largos. Esta es la pieza”.

Tags: