Miami Cardiac & Vascular Institute es el primero en el Sur de Florida en implantar un nuevo sistema de sensores en un paciente con insuficiencia cardíaca como parte de un ensayo mundial

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

1 de November de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Miami Cardiac & Vascular Institute, que forma parte de Baptist Health, se ha convertido en el primer centro del Sur de Florida en implantar un nuevo sensor, el Sistema Cordella, en un paciente con insuficiencia cardíaca que permite a los médicos controlar y ajustar mejor la terapia y los medicamentos a distancia, sin necesidad de visitas adicionales al consultorio.

El Instituto es uno de los 90 centros seleccionados para formar parte de un ensayo clínico mundial para pacientes con insuficiencia cardíaca que utiliza el  Cordella Pulmonary Artery Sensor System para medir, registrar y transmitir la presión de la arteria pulmonar y otros datos vitales de los pacientes que están basados en sus casas a sus médicos.

Endotronix, una empresa de salud digital y tecnología médica, recibió la aprobación de la Investigational Device Exemption (IDE) de la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) en agosto del 2019 para lanzar el ensayo multicéntrico, PROACTIVE-HF. Durante el ensayo, los médicos están evaluando la seguridad y la eficacia del sensor Cordella en más de 950 pacientes.

Los estudios clínicos han encontrado anteriormente que el manejo guiado por la presión de la arteria pulmonar, puede reducir las hospitalizaciones relacionadas con la insuficiencia cardíaca y mejorar los resultados de los pacientes.

El primer paciente de Miami Cardiac & Vascular Institute en recibir el implante del sistema Cordella tiene alrededor de 70 años. Los pacientes que califican para recibir el implante del Sistema Cordella pertenecen al grupo de pacientes con una limitación marcada es su actividad física. Puede que estos se sientan cómodos en reposo, pero la actividad menos intensa les causa fatiga, palpitaciones o disnea.

“El paciente se sometió al procedimiento ambulatorio para implantarle el Sistema Cordella con éxito”, dijo Sandra Chaparro, M.D., cardióloga y directora del Programa de Insuficiencia Cardíaca Avanzada del Instituto. “Es un paciente que tiene insuficiencia cardíaca. En este caso, se trata de una insuficiencia cardíaca con fracción de eyección reducida”. La fracción de eyección es una medida de la cantidad de sangre que el ventrículo izquierdo bombea con cada contracción. Una fracción de eyección del 60% significa que el 60% de la cantidad total de sangre del ventrículo izquierdo se expulsa con cada latido. La fracción de eyección de un corazón normal puede estar entre el 50 y el 70 por ciento, según la American Heart Association.

El paciente sufre de hipertensión pulmonar relacionada con su insuficiencia cardíaca izquierda y es diabético, dijo la Dra. Chaparro. “El sensor se implanta por vía percutánea en la arteria pulmonar. Después, el paciente espera en la zona de espera durante dos horas y luego es dado de alta a su casa”.

Como parte del Sistema Cordella, el paciente se va a su casa con una tableta, en la que los médicos pueden controlar las estadísticas vitales del paciente, incluyendo la presión arterial, el peso y la oximetría del pulso, que es su porcentaje de oxigenación. La intención de este seguimiento exhaustivo es evitar que los pacientes con insuficiencia cardíaca requieran visitas frecuentes al hospital. El paciente puede realizar una breve lectura diaria en casa, y los datos se envían de forma segura al médico.

“Una de las novedades de este sensor de la arteria pulmonar es que podemos ver si el paciente está acumulando líquido dentro de los pulmones antes de que podamos ver manifestaciones en el peso o en los síntomas”, explica la Dra. Chaparro. “Entonces, si estamos conscientes de que las presiones están elevadas, con esa información podemos intervenir haciendo cambios médicos, por ejemplo, con diuréticos o con medicamentos para la presión. Y con eso, podemos evitar un reingreso en el hospital”.

La Dra. Chaparro dijo que hay otro sistema, el CardioMEMS HF System de Abbott Laboratories, que es un sensor disponible comercialmente. Endotronix afirma que su sistema Cordella tiene ventajas tecnológicas y de portabilidad sobre el sistema CardioMEMS.

Con el Sistema Cordella, “tenemos acceso a través de Internet a las pantallas de distintos monitores con toda la información, en cuanto a los signos vitales”, añade la Dra. Chaparro. “Con esos datos, podemos hacer los ajustes necesarios para evitar la descompensación”. En Estados Unidos hay seis millones de personas diagnosticadas con insuficiencia cardíaca. La mitad de estas tienen una fracción de eyección reducida y la otra mitad tienen una fracción de eyección preservada.”

Una de las principales ventajas del sistema Cordella es que no es necesario que la fracción de eyección del paciente se encuentre en un rango específico.

“Lo bueno de este dispositivo (el Sistema Cordella) es que se puede implantar en cualquier paciente, independientemente de la fracción de eyección”, dijo la Dra. Chaparro. “Buscamos a los pacientes que siguen un tratamiento médico óptimo y que cumplen las normas. Eso reduciría el número de pacientes que podrían participar en los ensayos clínicos en general.”