Mi depresión me salvó: La historia de una paciente

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

6 de septiembre de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Los expertos médicos han establecido un vínculo entre la depresión y el cáncer. El año pasado, la psicóloga Paula Levine Ph.D. experimento eso mismo directamente. De hecho, ella acredita su depresión a haber conducido a su diagnóstico de cáncer ovárico.

“Me lo descubrieron en su primera etapa. Ese es verdaderamente el milagro”, dice ella. “Yo no tenía síntomas. Si no hubiera sido por la depresión, no creo que me hubieran encontrado el cáncer”.

La historia de Levine, empezó con el comienzo repentino de una ansiedad grave y de síntomas de depresión. Luego de meses de psicoterapia y dosis fuertes de medicamentos, ella no encontraba alivio. Entonces a la insistencia de sus hijas, ella buscó la ayuda de su doctora de familia Cindy Mitch-Gomez, M.D., Baptist Health Primary Care en Pinecrest, FL.

‘Esto no es típico en ti’
“Yo de inmediato le dije, vamos a continuar el tratamiento con el psiquiatra, pero vamos a seguir buscando porque esto no es típico en ti y yo no podía creer que solo se trataba de una depresión primaria”, recuerda la Dra. Mitch-Gomez. Ella ordenó una gama de pruebas. Una prueba de sangre para el cáncer ovárico le salió normal, pero un escán por CT reveló que había una anormalidad en el ovario izquierdo de Levine.

Bajo la atención de Nicholas Lambrou, M.D. jefe de cirugía robótica de Baptist Health South Florida, Levine se hiso una histerectomía y fue diagnosticada con cáncer ovárico. Levine recuerda que la Dra. Mitch-Gomez la visitó en el hospital después de la operación. “Ella me dijo la cosa más maravillosa. Me dijo ‘no en valde estabas tan deprimida este cáncer te estaba sacando la vida del cuerpo”.

La Dra. Mitch-Gomez refirió a Levine a la psiquiatra M. Beatriz Currier, M.D., directora médica del Centro de Apoyo Para Pacientes de Cáncer de Miami Cancer Institute, para que continuara su terapia psiquiátrica durante su tratamiento de cáncer. La Dra. Currier, que es experta en la conexión entre el cáncer y la depresión, le pudo ofrecer a Levine una explicación de lo que ella estaba atravesando.

El vínculo entre la depresión y la inflamación
Según la Dra. Currier, “Los pacientes de cáncer tienen tres veces más probabilidades de desarrollar depresión dentro de los primeros cinco años de su diagnóstico de cáncer en comparación con la población general. Y ahora existe evidencia de que el vínculo es la inflamación sistemática”.

La Dra. Currier dice que la presencia de un tumor maligno aumenta la inflamación del cuerpo, y las moléculas que indican inflamación, llamadas citoquinas, puede cruzar hasta el cerebro y producir síntomas que imitan la depresión. “Para Paula fue un alivio descubrir que lo que le estaba produciendo estos síntomas no era una depresión clínica, sino más bien la manifestación de la inflamación sistemática que estaba siendo causada por el cáncer”, dijo la Dra. Currier.

La Dra. Currier cree que es muy importante que los pacientes de cáncer reciban atención de salud mental de alguien que conozca bien los tratamientos y los medicamentos para el cáncer.

“El tratamiento de cáncer es algo complicado”, dice ella. Yo creo que habla volúmenes acerca de la misión de Miami Cancer Institute de que saben que, para ser un centro de atención del cáncer de clase mundial, tienen que poder ofrecer el apoyo para llenar todas las necesidades del paciente de cáncer”.

Para la Dra. Mitch-Gomez, la historia de Levine enfatiza la importancia de tener un médico de familia.

“Es verdaderamente importante tener a alguien que te conozca y que te entienda, no sólo a ti, pero también tus antecedentes familiares”, dijo la Dra. Mitch-Gomez.

Gracias a la dedicación de su doctora de familia, de un oncólogo ginecológico y de una psiquiatra experta, Levine ahora está libre de cáncer y libre de depresión y ha vuelto a su vida normal.

“Tengo un nuevo entendimiento de lo que es la depresión”, dijo Levine. “Ahora será mucho más perseverante con mis pacientes que vengan a verme con trastornos psicológicos y exploraré lo que les pueda estar ocurriendo físicamente. Además, me gustaría que todos los otros profesionales de salud mental hagan lo mismo”.