Mejorando y Expandiendo servicios de Telestroke para infartos cerebrales en Baptist Health – Ahora en Mariners Hospital y Fishermen’s Community Hospital en los Cayos

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de May de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Con su tecnología que sigue mejorando y una creciente red de neurólogos que pueden tratar los infartos cerebrales durante el período de tiempo crítico, los servicios de Telestroke para infartos cerebrales de Baptist Health ahora están disponibles para pacientes en el más extremo sur del Sur de Florida: Mariners Hospital y Fishermen’s Community Hospital.

Los pacientes con síntomas de infarto cerebral tienen acceso las 24 horas del día, los 7 días de la semana a los neurólogos de Miami Neuroscience Institute, quienes pueden mejor diagnosticar y tratar esta condición potencialmente mortal por medio de un carrito de video especializado de comunicación bidireccional, que incluye las imágenes de diagnóstico del paciente y sus resultados de análisis de sangre.

La tecnología de carácter evolutivo de Telestroke no es nueva para Baptist Health. Ha estado en uso por años entre los especialistas del Instituto y los médicos tratantes de otras instalaciones u hospitales dentro del sistema. Este año los servicios de Telestroke están expandiendo su tecnología al incluir neurólogos de guardia para cubrir alertas de infarto cerebral en más localidades de Baptist Health.

Con Telestroke, el neurólogo del Instituto puede incluso controlar remotamente la cámara en la cama del paciente para evaluar las respuestas del paciente y para enfocarse en detalles, tales como las pupilas. El neurólogo entonces colabora con el equipo de emergencia o con el neurólogo de guardia para determinar la mejor manera de proceder. Esto puede incluir la administración de un medicamento rompe coágulo y/o una transferencia de emergencia a cirugía endovascular para extirpar físicamente el coágulo del cerebro.

La American Stroke Association clasifica a los infartos cerebrales como la causa de muerte número 5 en los Estados Unidos. Para aumentar la supervivencia y limitar los efectos a largo plazo de un infarto cerebral, el paciente tiene hasta 4.5 horas desde el comienzo de los síntomas para recibir alteplasa intravenosa, también conocido como tPA, para disolver los coágulos de sangre.

“Esta es una tecnología que cada año se pone más rápida y más confiable”, explica Felipe De Los Ríos, M.D., director médico del Programa Para Infartos Cerebrales de Miami Neuroscience Institute de Baptist Health. “Nos permite hacer evaluaciones completas. El propósito principal es el de llevar esta pericia a la cama del paciente en áreas donde puede que no haya un especialista presente las 24 horas para ofrecer atención”.

En cuanto el paciente con síntomas de infarto cerebral entra en el Departamento de Emergencia, el equipo tratante emite una alerta de infarto cerebral y se conecta con un neurólogo de guardia en Miami Neuroscience Institute. “El tratamiento para los infartos cerebrales está vinculado con una calidad de vida significativamente mejor después de un infarto cerebral. Sin embargo, el tratamiento debe ser administrado dentro de pocas horas del comienzo de los síntomas para así tener las mejores probabilidades de que éste sea exitoso”, añade el Dr. De Los Ríos.

El neurólogo realiza una evaluación que incluye la comunicación y la interacción con el paciente, los miembros de la familia y el equipo de atención presente para obtener información vital, tal como la hora precisa en la cual comenzaron a ocurrir los síntomas.

“Podemos traer al paciente y a sus familiares a la habitación con la computadora ahí y de esa manera el neurólogo puede hablar no solamente con el paciente sino también con cualquier familiar que se encuentre presente”, afirmó Jessilyn Pozo, BSN, R.N., administradora del Programa Para Infartos Cerebrales de Baptist Health. “El neurólogo puede explicar lo que está ocurriendo, los riesgos y los beneficios del tratamiento y pueden hablar de los resultados de las imágenes de diagnóstico. Así que es casi como si el neurólogo estuviera ahí”.

El servicio de Telestroke también puede prevenir el transporte innecesario del paciente varias millas hacia el norte, en el caso de los pacientes de los Cayos, su el neurólogo del Instituto determina que el transporte no es necesario. “Los Cayos tenía necesidad de este servicio y éste va a tener un impacto muy positivo”, dice el Dr. De Los Ríos. “Hay muchas personas que no tienen la necesidad de transferirse y de dejar su comunidad, lo cual siempre es difícil para el paciente y para los miembros de su familia”.

El Dr. De Los Ríos añade que el servicio de Telestroke le permite a Mariners Hospital el poder solicitar para la Certificación de Hospital “Stroke Ready” por parte de la Comisión Conjunta, lo cual significa excelencia en la atención de los pacientes de infarto cerebral. “Esto permite que más pacientes sean tratados localmente, sin la necesidad de incurrir las costosas transferencias aéreas a los hospitales más grandes en Miami”, dijo él.

Baptist Hospital, en colaboración con Miami Neuroscience Institute, es uno de los pocos hospitales en el Sur de Florida en ser certificado como Comprehensive Stroke Center por la Comisión Conjunta.

“El tiempo es vital cuando se trata de tratar a los pacientes de un infarto cerebral”, dijo Dawn Hire, DNP, R.N., directora de Enfermería en el Departamento de Emergencia de Mariners Hospital y Fishermen’s Community Hospital. “Esta tecnología es la manera más rápida de conectar a los pacientes con un neurólogo certificado por la junta y está llevando a mejores tasas de supervivencia y mejores resultados para los pacientes”.

Tags: , ,