Médicos de atención de urgencia observan aumento en las enfermedades de transmisión sexual durante las vacaciones de primavera

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

10 de March de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Con la llegada de la temporada alta de turismo en el Sur de la Florida, las señales de que las multitudes de vacacionistas de primavera han llegado ya se pueden ver en nuestras carreteras, hoteles, playas y bares más llenos de lo habitual. También se puede ver en el centro Baptist Health Urgent Care en Miami Beach, donde los médicos suelen ver un aumento significativo de pacientes con enfermedades de transmisión sexual (ETS) durante esta época del año.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC), uno de cada cinco estadounidenses tiene una ETS – lo que equivale a 68 millones de infecciones en todo el país – y cada año se diagnostican más de 26 millones de casos nuevos. Esta cifra puede ser baja, ya que muchas personas con ETS no buscan servicios de atención de salud por ignorancia, o por vergüenza. Además, los médicos afirman que muchas ETS no se detectan nunca porque las personas no suelen presentar síntomas.

Las ETS, también conocidas como infecciones de transmisión sexual, pueden afectar a personas de todas las edades, pero son especialmente frecuentes entre los jóvenes. Los CDC estiman que los jóvenes entre 15 y 24 años representan casi la mitad de todas las nuevas infecciones de transmisión sexual en todo el país. Con tantos jóvenes vacacionistas de primavera (Spring Break) en todo el país formando parte de este grupo demográfico, es fácil ver por qué los centros de atención de urgencia de la zona tratan a más pacientes con ETS durante esta época del año.

Roger Álvarez Soto, M.D., un médico de atención de urgencia con Baptist Health Urgent Care

Roger Álvarez Soto, M.D., dice que las ETS se encuentran entre las condiciones que comúnmente trata como un médico de atención de urgencia con Baptist Health Urgent Care, en particular en sus localidades de Brickell y Miami Beach, donde tratan entre 5 a 10 casos de ETS al día, en promedio, e incluso más durante marzo y abril.

“Estas localidades tienen una demográfica más joven”, señala el Dr. Álvarez. “Brickell tiene una gran concentración de jóvenes profesionales: personas de 20, 30 y 40 años que viven y trabajan allí y que suelen llevar una vida social muy activa. Allí tratamos muchas ETS”.

Miami Beach en cambio, es un mercado más transitorio, dice el Dr. Álvarez. “Allí solemos tratar a muchos turistas jóvenes, especialmente en esta época del año en la que el exceso de alcohol y las fiestas pueden llevar a comportamientos sexuales de riesgo, como tener relaciones sexuales sin protección o con múltiples parejas.”

Las ETS pueden transmitirse de una persona a otra a través del sexo vaginal, oral o anal, señala el Dr. Álvarez. Y aunque rara vez ocurre, dice que las ETS también pueden transmitirse a través del contacto físico íntimo, como las caricias fuertes. Las personas que tienen el sistema inmunológico comprometido pueden infectarse más fácilmente, añade él.

El tiempo es salud – no demore el tratamiento de una ETS

Según el Dr. Álvarez, la lista de ETS para las que la gente suele buscar tratamiento en Baptist Health Urgent Care va desde el herpes y las verrugas genitales hasta la gonorrea, la clamidia y la sífilis primaria o en fase inicial. En algunos casos, dice él, los pacientes pueden estar infectados con clamidia y gonorrea a la misma vez, ya que estas condiciones tienden a coexistir.

“Tanto la clamidia como la gonorrea pueden causar infecciones en los genitales, el recto y la garganta, y pueden transmitirse de la madre al bebé durante el parto, causando complicaciones severas en los recién nacidos”, afirma el Dr. Álvarez. “Aunque ambas pueden causar enfermedad la inflamatoria pélvica en las mujeres, la clamidia causa serios daños permanentes en el sistema reproductivo de la mujer, lo que lleva a la infertilidad”.

El tipo y la duración del tratamiento de una ETS varía en dependiendo del diagnóstico, según el Dr. Álvarez. “Para algunas condiciones, como el herpes, podemos simplemente recetar un medicamento antiviral y ya”, dice él. Otras, como la sífilis en fase avanzada, pueden ser más difíciles de diagnosticar y tratar. “La sífilis es un gran simulador, ya que imita muchas otras enfermedades, por lo que un diagnóstico preciso puede ser a menudo un reto”.

Con las ETS, al igual que con la mayoría de las enfermedades, cuanto antes se diagnostique, mejor será el resultado, dice el Dr. Álvarez. “Por eso es tan importante tanto hacer un diagnóstico preciso como prescribir el tratamiento adecuado”, dice él. “Con las ETS, el tiempo es salud. Cuanto más se retrase el tratamiento, peores pueden ser las consecuencias”.

¿Cómo saber si usted tiene una ETS?

Uno de los primeros pasos para tratar una ETS es saber si se tiene o no. Debido a que las ETS no siempre causan síntomas, o pueden causar sólo síntomas leves, el Dr. Álvarez dice que es posible tener una infección y ni tan siquiera saberlo.

“Muchas infecciones pueden ser asintomáticas. Por eso, si usted y su pareja tienen relaciones sexuales, se deben mutuamente hacerse una prueba, sobre todo si no tienen una relación exclusiva”, dice el Dr. Álvarez. Aun así, añade, es posible tener una relación exclusiva y aun contraer una infección. “Al menos una vez al año, usted y su pareja deberían tener una conversación sobre la prevención de las ETS y hacerse una prueba de detección con su médico.”

El Dr. Álvarez aconseja acudir a un proveedor de atención de salud lo antes posible para que le hagan pruebas de ETS si tiene una relación sexual sin protección o desarrolla síntomas genitourinarios inexplicables. “Estos podrían incluir úlceras genitales dolorosas o sin dolor, ardor al orinar o una secreción vaginal o del pene inusual”, dice él, y añade que la uretritis, o inflamación de la uretra, es común tanto con la clamidia como con la gonorrea y a veces puede ser dolorosa.

Además, según el Dr. Álvarez, no es raro que las pacientes femeninas confundan los síntomas de las ETS con infecciones por hongos o infecciones del tracto urinario, o que los hombres confundan los síntomas de las ETS con foliculitis o tiña inguinal. “En Baptist Health Urgent Care, tenemos la capacidad de diagnosticar y tratar con precisión cualquier tipo de ETS”, dice él.

Como señalan los CDC, las pruebas y el tratamiento rápido de las ETS pueden evitar complicaciones a largo plazo y reducir el riesgo de transmitir la infección a otra persona. Dependiendo de la prueba, el Dr. Álvarez dice que la mayoría de las ETS pueden detectarse entre dos semanas y tres meses después de la infección.

No todas las ETS son curables, señala el Dr. Álvarez, pero si usted recibe un diagnóstico positivo, él dice que la buena noticia es que la mayoría de las ETS son tratables con medicamentos. Sin embargo, si no se tratan, dice que algunas ETS pueden causar problemas urinarios crónicos en los hombres e infertilidad en las mujeres.

“Las ETS no deben tomarse a la ligera. Pueden ser bastante serias, especialmente para una mujer en edad universitaria que está en la flor de su vida”, dice el Dr. Álvarez. “Está aquí en sus vacaciones de primavera pasándola como nunca y estoy seguro de que no está pensando demasiado en su futuro mientras está aquí. Pero si no tiene cuidado y termina con una enfermedad de transmisión sexual que se deja sin tratamiento, es posible que no pueda tener hijos más adelante. Eso sería lamentable”.

Con las ETS, todos están en riesgo

Uno de los problemas de las ETS, dice el Dr. Álvarez, es que todo el mundo está en riesgo. “Hombres, mujeres, jóvenes, ancianos, negros, blancos, homosexuales, heterosexuales: las ETS no tienen rostro y no discriminan”, dice él. “Todo depende de sus prácticas sexuales. Si tiene relaciones sexuales riesgosas, entonces también tiene un alto riesgo de contraer una ETS”.

Aparte de la abstinencia, una estrategia por la que pocos jóvenes vacacionistas parecen sentir curiosidad, ¿cuál es la mejor manera de prevenir una ETS? El Dr. Álvarez afirma que el uso de un preservativo o condón es la protección más eficaz contra las ETS. “Las vacaciones de primavera son un gran momento para relajarse, divertirse y desconectarse”, reconoce él. “Pero por su salud y por la de los que le rodean, salga de fiesta con seguridad y utilice siempre – siempre – protección durante los encuentros sexuales”.

Tags: , , , , , ,