- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Más mujeres en riesgo de morir por cáncer del cuello del útero según un estudio

Mientras que el cáncer del cuello uterino sigue siendo una de las enfermedades más prevenibles en los Estados Unidos, más mujeres pueden estar muriendo por esta causa de lo que se pensaba hasta ahora.

Según un nuevo estudio publicado este mes en la revista Cancer de la American Cancer Society (ACS), las mujeres afroamericanas están muriendo por cáncer del cuello uterino a una tasa 77 por ciento mayor de lo que habían indicado los informes previos. Y el estudio, encabezado por investigadores de la Bloomberg School of Public Health de Johns Hopkins, encontraron que las mujeres blancas están muriendo a una tasa 47 por ciento mayor de lo que se había anunciado anteriormente.

El motivo para el aumento en las tasas es que por primera vez, el estudio excluyó a las mujeres que se habían extirpado el cuello uterino a través de una histerectomía. Los investigadores dicen que porque estas mujeres ya no son susceptibles al cáncer del cuello uterino, los nuevos estimados muestran un panorama más preciso del número de mujeres que están muriendo por causa de esta enfermedad.

A pesar del nuevo informe, la cifra de muertes por cáncer del cuello uterino ha bajado por más de un 50 por ciento en los pasados 40 años, y la cifra de nuevos casos detectados cada año se mantiene estable, según la ACS [1]. Los expertos acreditan el aumento en el uso de la prueba del Papanicolaou por la cifra de vidas que están siendo salvadas. En el 2017, se diagnosticarán un promedio de 13,000 nuevos casos de cáncer del cuello uterino en los EE.UU. y alrededor de 4,200 mujeres morirán por causa de la enfermedad dice la ACS.

Algunas celebridades y otras mujeres famosas han compartido públicamente sus experiencias con el cáncer del cuello uterino en un esfuerzo para aumentar la concientización acerca de la importancia de la detección temprana. La más reciente fue la comentarista de noticias deportivas Erin Andrews. Cuando se detecta temprano, el cáncer del cuello uterino es uno de los cánceres más tratables, dice la ACS.

Marcando su apertura oficial la semana pasada, Miami Cancer Institute es miembro de la Memorial Sloan Kettering (MSK) Cancer Alliance. El centro de la misión de esta alianza única es crear una fundación sólida para la expansión de ensayos clínicos innovadores, dando a los pacientes de Miami Cancer Institute una ruta directa a los nuevos descubrimientos de tratamientos que antes no estaban disponibles en el Sur de la Florida.

Factores de riesgo para el cáncer del cuello uterino

El año pasado, el American College of Obstetrics & Gynecology (ACOG) anunció sus recomendaciones actualizadas para las pruebas de detección del cáncer del cuello uterino, bajando la edad para comenzarlas a 21 años, y más temprano aún para mujeres que son menores de 21 años pero que están infectadas con el virus del VIH.

Las recomendaciones, hechas por el Committee on Practice Bulletins – Gynecology del ACOG, ahora resaltan pruebas más frecuentes de detección del cáncer del cuello uterino para las mujeres que tengan ciertos factores de riesgo tales como:

Las recomendaciones del  ACOG siguen un informe publicado a finales del 2014 por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) informando que un estimado de ocho millones de mujeres estadounidenses entre las edades de 21 a 65 años, no se habían hecho una prueba de detección para el cáncer del cuello uterino [2] en los últimos 5 años.

Otras estadísticas adicionales significativas por los CDC incluyen:

La prevención del cáncer del cuello uterino

Nicholas Lambrou, M.D. [3] , ginecólogo oncólogo y director médico de cirugía ginecológica mínimamente invasiva [4] de South Miami Hospital, enfatiza la importancia de las pruebas de detección para la prevención del cáncer del cuello uterino.

“La prueba de Papanicolaou ha sido comprobada a ser uno de los mejores métodos que ha sido desarrollado hasta la fecha para detectar el cáncer del cuello uterino”, dijo él. “Mientras que la enfermedad afecta más a menudo a las mujeres en sus 30 y luego más tarde durante la vida, las pruebas de detección adecuadas continúan permitiéndonos identificar a las mujeres más jóvenes – tan jóvenes como en sus 20 años – con casos de pre-cáncer y de cáncer invasivo del cuello uterino. La mejor manera que tienen las mujeres para prevenir un diagnóstico de cáncer del cuello uterino es ser consistentes en sus visitas anuales a sus ginecólogos y recibir las pruebas de detección que pueden salvarles la vida”.

El mes de enero está reconocido como el Mes de Las Pruebas de Detección del Cáncer del Cuello Uterino y el Mes Nacional de la Concientización del Cáncer del Cuello Uterino, por el Foundation for Women’s Cancer [5] y la National Cervical Cancer Coalition [6] (NCCC), respectivamente. Los esfuerzos de educación pública resaltan los avances recientes y la investigación para la prevención, la detección y el tratamiento del cáncer del cuello uterino. Usando “hashtags” en inglés como #EndCervicalCancer and #CervicalHealthMonth, los mensajes de dichas organizaciones en las redes sociales instan a las jóvenes a ponerse las vacunas contra el VPH temprano y a las mujeres a que reciban pruebas regulares de Papanicolaou y pruebas para el VPH cuando sean recomendadas.

Otros artículos relacionados con el cáncer del cuello uterino en este blog son: