Más adultos jóvenes están siendo diagnosticados con Prediabetes y Diabetes, en parte por causa de la pandemia

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

1 de April de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Sólo unas cuantas semanas antes del comienzo de la pandemia de la COVID-19, un estudio en la revista JAMA Pediatrics, publicado por la American Medical Association, encontró que alrededor de un cuarto de los adultos jóvenes entre las edades de 19 a 34 años, y un quinto de los adolescentes entre las edades de 12 a 18 años en los Estados Unidos, tenían “prediabetes” – un posible precursor para la diabetes tipo 2.

Eso es además de los datos existentes que demuestran que más de 34 millones de estadounidenses están viviendo con diabetes, y otros 88 millones están viviendo con prediabetes (alrededor de 1 de cada 3 adultos). La prediabetes significa que los niveles de azúcar en la sangre de una persona están más altos de lo normal, pero no lo suficientemente altos como para un diagnóstico de diabetes tipo 2.

Si se deja sin tratamiento, la prediabetes puede progresar hasta convertirse en diabetes tipo 2. Las personas con esta condición también pueden estar en mayor riesgo para la enfermedad renal crónica y la enfermedad cardiovascular.

La pandemia ha servido para intensificar la epidemia de la diabetes y la prediabetes a través del país.

“Yo definitivamente veo un aumento en la frecuencia en la cual se están diagnosticando la diabetes y en especial la prediabetes entre los pacientes”, dijo Aldo Ribeiros, Jr., M.D., doctor de medicina interna con Baptist Health Primary Care. “Desafortunadamente, la pandemia de la COVID-19 ha afectado directamente a muchas personas como enfermedad, pero también ha afectado indirectamente a nuestras comunidades”.

Una de las maneras en las cuales la pandemia ha afectado adversamente la salud de nuestras comunidades, es “haciendo más fácil vivir una vida sedentaria con los cierres y las cuarentenas de los lugares en los cuales la gente dependa para hacer ejercicios, tales como los gimnasios y los parques públicos”, añade el Dr. Ribeiros.

Un estilo de vida de alimentación saludable, manejo del peso, ejercicio regular y evitar los hábitos poco saludables como fumar y beber alcohol en exceso, es esencial para prevenir la diabetes y la prediabetes.

“Cuando se mezcla el estilo de vida sedentario con los malos hábitos alimenticios de ordenar comida con frecuencia o de tener más acceso a la comida al estar en casa todo el tiempo, no debe ser sorprendente que las tasas de diabetes y prediabetes sigan aumentando cuando las personas eventualmente vengan a vernos para hacerse ese chequeo que han estado aplazando durante el pasado año”, explica el Dr. Ribeiros.

Una persona puede tener prediabetes por años sin experimentar síntomas obvios o claros, así que puede pasar desapercibida hasta que salgan a relucir problemas serios de salud. Hable con su médico acerca de hacerse las pruebas de azúcar en la sangre si usted tiene cualquiera de los factores de riesgo para la prediabetes.

Los siguientes son los factores de riesgo para la prediabetes según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC):

  • Tener sobrepeso
  • Tener un padre, una madre, un hermano o una hermana con diabetes tipo 2
  • Estar físicamente activo menos de 3 veces a la semana
  • Haber tenido diabetes gestacional o haber dado a luz a un bebé que pesó más de 9 libras

He aquí más información del Dr. Ribeiros acerca de la prediabetes y la diabetes:

Pregunta: ¿Está viendo usted personas más jóvenes con prediabetes o con un diagnóstico de diabetes, como ha sido la tendencia en años recientes?

Dr. Ribeiros: “Sí. Estoy viendo personas más jóvenes diagnosticadas con prediabetes en mi práctica. Según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), hubo aproximadamente unos 28.7 millones de personas en los Estados Unidos, diagnosticadas con diabetes en el 2018, lo cual representa un aumento de 3.5 por ciento en comparación con el número estimado de personas con prediabetes entre los años 2013 y 2016”.

Pregunta: ¿Qué mensaje quisiera usted enviar a los consumidores de salud que leen nuestro blog, particularmente a los que han aplazado sus chequeos?

Dr. Ribeiros: “El mensaje principal que quiero que la gente entienda es que la detección temprana es la clave para la prevención de la prediabetes y su progreso a la diabetes. Si son implementados los cambios de estilo de vida de manera oportuna, la progresión a la diabetes con suerte podría ser evitada y a si vez se puede mitigar la enorme carga clínica y de salud pública que continúa causando”.

Pregunta: ¿Siente usted que las personas están más conscientes de los riesgos a la salud que resultan por causa de los malos hábitos alimenticios, el sobrepeso y la falta de ejercicio? ¿O sigue siendo un reto que los pacientes entiendan esta conexión?

Dr. Ribeiros: “Yo sí siento que la generación más joven está más consciente de su salud en general y de ciertos riesgos que pueden afectar su bienestar en general. Sin embargo, conocer acerca de estos riesgos de salud no es lo mismo que poner un plan de tratamiento en acción para prevenirlos. Yo pienso que uno de nuestros mayores desafíos como médicos es acortar esa brecha al recomendar cambios de estilo de vida que sean accesibles, realistas y personalizados para nuestros pacientes”.

Tags: