- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es -

Los vapores de los generadores de electricidad. He aquí consejos de seguridad.

Los ruidos de los generadores portátiles de electricidad se pueden escuchar por todo el sur de la Florida en los vecindarios que aún no tienen servicio eléctrico. Sin embargo, los peligros potenciales del monóxido de carbono también aumentan durante esta crisis.

Las salas de emergencia de Baptist Health South Florida han visto un aumento en el número de miembros de familias que han sido afectados por el monóxido de carbono (CO), especialmente los niños, quienes son más susceptibles a la exposición al monóxido de carbono. Las altas concentraciones de monóxido de carbono pueden ser fatales en sólo minutos. En bajas concentraciones, los vapores del CO pueden tomar un período de tiempo más largo para afectar al cuerpo.

Los generadores portátiles tienen que ser colocados lejos de las casas y a distancia de los aires acondicionados, las ventanas o las puertas. Y estos generadores nunca deben ser operados dentro de los garajes,

Sergio Segarra, M.D. [1], oficial médico principal de Baptist Hospital [2], dice que por lo menos 13 niños entre las edades de 1 a 17 años, han sido tratados en Baptist Hospital debido a la exposición al monóxido de carbono de los generadores de electricidad que estaban demasiado cerca de sus hogares. Tres de estos niños tuvieron que ser hospitalizados, dijo él. Además, por lo menos 6 adultos también han sido tratados en la sala de emergencia.

“Puede que la gente no se dé cuenta de que, aunque los generadores estén afuera, si están demasiado cerca de las unidades de aire acondicionado o de las ventanas, el monóxido de carbono puede meterse en sus casas”, dijo el Dr. Segarra. “El monóxido de carbono es inodoro, lo cual significa que usted no puede saber que está dentro de su casa a no ser que tenga alarmas de CO. Hay que colocar los generadores lo suficientemente apartados de la casa para que el monóxido de carbono no pueda penetrar en el interior”.

La U.S. Consumer Product Safety Commission dice que nunca se deben usar generadores de electricidad dentro de las casas, los garajes, los áticos, las casetas o en áreas similares, aunque se usen abanicos o se abran las puertas o las ventanas para abrir la ventilación. Y ponga los generadores lejos de las unidades de aire acondicionado y de cualquier apertura tal como las ventanas y las puertas que puedan permitir que el monóxido de carbono se meta en la casa.

Pueden acumularse niveles mortales de monóxido de carbono en las áreas pequeñas de una casa y estos pueden permanecer por horas, aunque el generador ya esté apagado.

Además, el monóxido de carbono es un gas que no tiene olor, color o sabor. Los síntomas de la exposición al CO pueden comenzar con dolores leves de cabeza y malestares generales y pueden escalar a los dolores de cabeza más severos, nausea y vómitos, dice el Dr. Segarra. Algunos niños y adultos pueden desmayarse debido a la concentración del monóxido de carbono. Los niños son los más vulnerables.

“Si usted se percata de aún los síntomas más mínimos, apague los generadores y salga afuera”, dice el Dr. Segarra. “Si usted siente un poco de dolor de cabeza, salga afuera y aléjese del generador. Eso muchas veces previene el empeoramiento de los síntomas. El aire fresco es el primer tratamiento”.

Es uso y el almacenamiento adecuado de los generadores de electricidad

He aquí algunos consejos de seguridad para usar los generadores de electricidad, según la U.S. Consumer Product Safety Commission: