Los riesgos del bronceado

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

20 de August de 2014


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

A pesar de que la exposición a los rayos ultravioleta (UV) es conocida por causar cáncer de piel – el más común de todos los cánceres en los EE.UU., según la Sociedad Americana del Cáncer (ACS por sus siglas en inglés) – muchas personas todavía buscan ese bronceado perfecto. Esto se debe a que durante muchos años se ha percibido la piel bronceada como un signo de salud y belleza. Sin embargo, de acuerdo con la Dra. Alysa Herman, M.D., cirujana micrográfica de piel, experimentada con la técnica de Mohs y afiliada con South Miami Hospital, Baptist Hospital y Doctors Hospital, lo contrario es cierto. Ella y otros expertos dicen que el bronceado es un signo de daño en la piel que podría dar lugar a melanoma.

 El sol no es la única fuente de bronceado – o de los rayos UV que dañan la piel. Los jóvenes siguen acudiendo a las camas solares, a pesar de los peligros del bronceado en interiores que han sido ampliamente reportados. Los salones de bronceado usan lámparas que emiten peligrosos rayos UV-A y UV-B, dicen los científicos de la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés). En 2009, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer determinó que los aparatos de bronceado son más peligrosos de lo que se pensaba y los colocó en la categoría de riesgo más alto de cáncer: “Cancerígeno para los seres humanos”. De hecho, muchos estados han legislado para limitar el bronceado artificial por parte de adolescentes y varios estados han aprobado leyes que lo prohíben para las personas menores de 18 años. En un aviso recién publicado, el Cirujano General insta a la gente a dejar de tomar el sol y evitar las camas solares, según un informe de noticias por Yahoo/Associated Press.

“La investigación continúa para demostrar que la camas solares no son una alternativa segura para tomar el sol y que tienen muchos efectos secundarios no deseados, incluidos los signos de envejecimiento prematuro y el efecto secundario más importante – el cáncer de piel”, dijo la Dra. Herman.

La Fundación del Cáncer de Piel (Skin Cancer Foundation) les advierte a los estudiantes de secundaria y a los universitarios que sólo una sesión de bronceado en interiores por año aumenta el riesgo de desarrollar un melanoma potencialmente mortal en un 20 por ciento. El riesgo de carcinoma de células basales, un tipo de cáncer de piel no melanoma, aumenta en un 25 por ciento después de sólo una o dos sesiones de cama solar, y se eleva a un 73 por ciento después de seis o más sesiones.

“No hay tal cosa como un bronceado seguro, ya sea si se obtiene en la playa con el sol o producido artificialmente en una cama solar en un salón”, dijo la Dra. Herman. “Ya sea si su piel se pone roja señalando una quemadura de sol o se dore demostrando un bronceado, ambos colores son evidencia de que se está produciendo un daño”.

Más de 77,000 casos de melanoma y 3.5 millones de casos de cáncer de piel de células basales y escamosas serán diagnosticados en los EE.UU. este año, de acuerdo con el ACS. Y la incidencia de melanoma – una forma agresiva de cáncer de piel – se ha incrementado de forma asombrosa en un 200 por ciento desde 1973, según informa el Cirujano General interino de EE.UU..

Expertos del ACS aseveran que todo el mundo está en riesgo de cáncer de piel, sin importar la raza o el origen étnico. Es más común, sin embargo, en las personas de piel clara, antecedentes familiares de cáncer de piel, una historia de quemaduras solares en la vida temprana y la exposición prolongada a los rayos UV.

La buena noticia, dice la Dra. Herman, es que el cáncer de piel es uno de los cánceres más prevenibles. La mejor manera de reducir el riesgo es evitar la exposición prolongada a la radiación UV.

“Mantenga su piel sana evitando las camas solares, cubra su piel con protector solar y ropa protectora diariamente y use autobronceadores para lograr la apariencia de un bronceado sin causar daños en la piel”, dijo la Dra. Herman.

Los pasos adicionales en la protección de la piel incluyen la evaluación de su piel de forma rutinaria e informar cualquier cambio a su dermatólogo, sobre todo un nuevo crecimiento; cambios en el tamaño o color de un lunar, crecimiento o puntito; o una llaga que no se cura, dice la Dra. Herman. Consulte a su dermatólogo acerca de la frecuencia con que debe realizar una detección del cáncer de piel, y seguir las indicaciones del médico.

El cáncer de piel es muy tratable si se detecta en las primeras etapas. Para detectar signos de melanoma, debe conocer sus ABCDE:  

A es por asimetría: La asimetría significa que la mitad de un lunar no coincide con la otra mitad.

B es por borde: Un lunar que tiene bordes desiguales, borrosos o irregulares debe ser revisado.

C es por el color: Un lunar que tiene tonos de beige, marrón, negro, azul, blanco o rojo es sospechoso.

D es por el diámetro: Un lunar es sospechoso si el diámetro es mayor que la goma de borrar de un lápiz.

E es por evolución: Un lunar que está evolucionando – que se contrae, que cada vez esté más grande, que cambie de color, o que produzca picazón o sangrado – se debe evaluar.

 

 

 

 


There are no comments

Your email address will not be published.