- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Los pediatras piden aumento de la edad de fumar a 21 años y la regulación de los cigarrillos electrónicos

El uso de los productos de tabaco entre los jóvenes ha disminuido desde los años 1970, pero el aumento en la popularidad de los cigarrillos electrónicos está “amenazando con causar que una nueva generación se haga adicta a la nicotina”, según un comunicado publicado hoy por la American Academy of Pediatrics.

Entre sus recomendaciones, la AAP urge a los oficiales de salud de los Estados Unidos a que aumenten la edad mínima legal para comprar cualquier producto de nicotina, incluyendo los cigarrillos electrónicos, de 18 a 21 años. Este grupo de pediatras también está pidiendo que los cigarrillos electrónicos estén altamente regulados.

“El uso del tabaco continua siendo una gran amenaza para la salud de los niños, los adolescentes y los adultos”, dijo Karen Wilson, M.D., MPH, FAAP, presidenta de la Sección de Control de Tabaco del la AAP y directora de la sección de Medicina Pediátrica Hospitalaria en el Children’s Hospital Colorado. “Los cerebros en desarrollo de los niños y los adolescentes son particularmente vulnerables a la nicotina, lo cual es el por qué la creciente popularidad de los cigarrillos electrónicos entre los adolescentes es tan alarmante y tan peligrosa para su salud a largo plazo”.

La FDA debe regular los cigarrillos electrónicos, urge el grupo

La AAP urge a la Administración de Drogas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) que regule los cigarrillos electrónicos y otros sistemas de administración de nicotina igual que se regulan otros productos de tabaco. Esto incluye poner restricciones de edad, impuestos, prohibiciones de publicidad a los jóvenes y prohibiciones en productos con sabores artificiales que son particularmente atractivos a los jóvenes.

La FDA ha indicado que está trabajando para expandir su jurisdicción para incluir los cigarrillos electrónicos. Esos reglamentos incluirían “alertas de exposición a la nicotina” y empaques a prueba de niños para productos de tabaco, incluyendo los paquetes de nicotina líquida que se utilizan para rellenar los cigarrillos electrónicos. Pero el proceso reglamentario de la FDA puede tomar años, y por eso la FDA está respaldando una legislación que está actualmente bajo consideración en ambas cámaras del Congreso que permitiría tomar acción inmediata para hacer los paquetes de nicotina líquida a prueba de niños.
El uso de cigarrillos electrónicos por adolescentes y pre-adolescentes aumentó por un 300 por ciento en el 2014, según un informe federal publicado a principios de este año por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) y la FDA.

Los vapores de estos cigarrillos contienen alrededor de una décima de la cantidad de nicotina que se encuentra en el humo de segunda mano de los productos tradicionales de tabaco, pero eso es lo suficiente como para ser considerado un peligro para la salud, dice Javier Perez-Fernandez, M.D., un médico de Baptist Health Medical Group que se especializa en medicina pulmonar. “Aun así hay una exposición a una sustancia tóxica”, dice el Dr. Perez. “Sigue siendo veneno”.

Los cigarrillos electrónicos no son un ‘Producto de tratamiento’

El grupo de pediatras también desmiente una escuela de pensamiento que dice que los cigarrillos electrónicos ayudan a los fumadores a dejar de fumar como un producto de transición.

“No existe evidencia científica que apoye la eficacia o la seguridad del uso de los cigarrillos electrónicos como un producto de tratamiento para la dependencia al tabaco”, dijo la AAP. “De hecho, el uso de cigarrillos los electrónicos entre los adolescentes está asociado con una probabilidad más alta de usar productos de tabaco regular y con tasas más bajas de dejar de fumar. En el 2014, más adultos jóvenes reportaron que usaban cigarrillos electrónicos, más que cualquier otro producto de tabaco. Los pediatras deben evaluar y aconsejar a los niños, los adolescentes, los padres y los cuidadores acerca del uso de los cigarrillos electrónicos.

La controversia alrededor de los cigarrillos electrónicos se ha intensificado a medida que las compañías crean campañas de mercadeo diseñadas para atraer a los adolescentes y a los pre-adolescentes. Los fabricantes inclusive han añadido sabores a dulces y a frutas tropicales a los cigarrillos electrónicos, según los vigilantes y otros críticos de la industria.

“Estos sabores pueden ser muy persuasivos para algunas personas, incluyendo los niños”, advierte el Dr. Perez.

La AAP también urge a todos los pediatras a reforzar su consejería a los padres y cuidadores que fuman acerca de las opciones disponibles de tratamiento. Los médicos también deben aconsejar a todos los niños y los adolescentes acerca de los peligros del uso del tabaco antes de que estos experimenten con el fumar, dice el grupo.

“La exposición al humo del tabaco perjudica a los niños desde su concepción y en adelante”, afirma la AAP. “No existe nivel seguro de exposición al tabaco o al humo del tabaco”