Los nuevos estudiantes universitarios: Cómo aliviar la ansiedad

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

25 de julio de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

El regreso a la escuela puede ser una época estresante para los estudiantes y sus familias. Pero ¿y si su hijo se va para la universidad?

Esto representa un nuevo nivel de ansiedad: lo desconocido, estar lejos de la casa por primera vez, mudarse a una nueva cuidad – la lista es larga.

Nicole Rodriguez, consejera licenciada de salud mental de Baptist Health South Florida, ofrece consejos para los estudiantes universitarios primerizos y para sus padres.

Visitar la Universidad

Rodriguez dice que la mejor manera para que los estudiantes reduzcan su ansiedad de irse a la universidad es visitar la escuela de antemano. Una visita como tal – aunque es algo común – debe ser extensiva, exponiendo al estudiante a muchas de las variables desconocidas del nuevo entorno y a lo que pueden esperar. Le da al estudiante una oportunidad para conversar con otros estudiantes universitarios y escuchar acerca de sus experiencias.

Lo mejor que pueden hacer los padres es hablar con sus hijos acerca de su partida a la universidad, escucharlos y aprender sus planes, y luego dejarlos ir a experimentar la vida universitaria, dice ella.

“Los padres se sorprenden de cuánta atención ponen los hijos a los consejos de los padres”, dijo Rodriguez.

Los padres también pueden tomar consuelo del hecho de que su hijo tenga un plan y sabe lo que está haciendo, lo cual ayudará a aliviar la ansiedad que pueden estar sintiendo como padres, dijo ella.

Cómo lidiar con el estrés de la universidad 

Ser un nuevo estudiante universitario usualmente significa tener independencia. Por lo converso, si no están preparados para esta nueva independencia, los estudiantes pueden sentir una gran cantidad de estrés y no estarán bien equipados para lidiar con la presión.

Hay muchas cosas que puede hacer un nuevo estudiante para ayudar a lidiar con este estrés.

  • Dormir lo suficiente – Entre 7 y 8 horas es lo recomendado para los adultos.
  • Designar un tiempo para el estudio – No pasen la noche en vela estudiando para un examen ni lo deje para última hora. Estudien un poco cada día.
  • Mantener una dieta saludable – Comer los alimentos correctos les ayudará a mantenerse enfocados y promoverá los hábitos de sueño saludables.
  • No involucrarse demasiado – Es bueno estar involucrados, pero no traten de involucrarse en demasiadas actividades y clubes universitarios, especialmente durante los primeros semestres. Permítanse tiempo para ajustarse al nuevo entorno.
  • Hacer cosas que disfruta – Manténganse activos en cosas que disfruta. Si le gusta hacer ejercicios, entonces siga ejercitándose. Si le gusta leer, haga tiempo para hacerlo. Hacer cosas agradables ayuda al cuerpo a combatir el estrés y le permite mantenerse enfocado y disfrutar de su tiempo como estudiante universitario.

Lo que deben y no deben hacer los padres

Todos los padres quieren lo mejor para sus hijos. Muchas veces intervienen demasiado para asegurarse de que todo se haga, en vez de dejarlos vivir y aprender, dice Rodriguez.

“Lo que ocurre bastante a menudo en mi experiencia trabajando con estudiantes universitarios es que los padres tienden a convertirse en ‘padres helicópteros’, dice ella.

Rodriguez dice que los padres deben darle a sus hijos tiempo para ser estudiantes universitarios. También deben combatir el deseo de llamarlos todos los días, y tratar de esperar entre tres y cuatro días entre llamadas. Esto les da a los muchachos tiempo para desarrollar preguntas para hacerle a mamá o a papá. También le da al estudiante la oportunidad de llamar a sus padres.

Cuando hablen, no solamente pregunten acerca de sus calificaciones y de cómo les va en las clases. Entérense de cómo están y si se están ajustando bien a la vida universitaria, dice Rodriguez.

Extrañar la casa

Es normal que su hijo sienta nostalgia o extrañe la casa hasta cierto nivel. Si extrañan la casa, háblenles de venir a visitar por un fin de semana, dice ella. Esto ayudará a calmar la ansiedad y les dará la tranquilidad de saber que usted siempre estará ahí para ayudarles. Déjeles saber que usted también puede ir a visitarlos de vez en cuando.

Otra cosa que no se debe hacer es dejar que sus hijos se tomen algunos semestres sin estudiar, a no ser que sea algo absolutamente necesario. Esto puede llevarlos a extrañar más la casa en el futuro.

Por supuesto, hable con su hijo acerca de cualquier viaje antes de hacer planes, añade Rodriguez. Esto les dará la sensación de estar envueltos en la decisión y les reafirmará su independencia.