Los niveles de obesidad infantil siguen creciendo – no se están estabilizando como se había pensado

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

27 de febrero de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Un nuevo e inquietante informe aclara una aparente idea errónea acerca de la epidemia de la obesidad infantil: no se está estabilizando como han indicado informes anteriores. De hecho, la tasa de obesidad entre los niños en los Estados Unidos sigue creciendo, según un nuevo estudio publicado en la revista Pediatrics de la American Academy of Pediatrics.

“A pesar de los informes previos que han reportado que la obesidad infantil se ha mantenido estable o que se ha reducido en años recientes, no hemos encontrado evidencia alguna de una reducción en la obesidad a ninguna edad”, dice el estudio. “En contraste, reportamos un aumento significativo en la obesidad severa entre los niños de 2 a 5 años desde el ciclo del 2013 al 2014, una tendencia que sigue creciendo para muchos subgrupos de edades”.

Los nuevos hallazgos se han derivado de un estudio en curso de salud y nutrición realizado por el gobierno de los EE.UU. Los investigadores realizan entrevistas y exámenes físicos en los hogares con una muestra representativa de estadounidenses.

Los aumentos más significativos en la “obesidad y la obesidad severa” ocurrieron entre los niños de 2 a 5 años de edad y en las hembras adolescentes entre los 16 y los 19 años de edad, desde el 2015 hasta el 2016, dice el informe. Y más adolescentes en general están siendo categorizados como obesos desde el período de tiempo de 1999 a 2000 que había sido estudiado previamente.

Los investigadores repasaron los años desde el 1999 hasta el 2016. Ellos encontraron que un 35 por ciento de todos los niños y adolescentes estadounidenses entre las edades de 2 y 19 años, tenían sobrepeso u obesidad para el período de 2015 a 2016. Eso incluye a más de un 41 por ciento de los jóvenes entre 16 y 19 años. Alrededor de uno de cada cinco niños en los Estados Unidos es actualmente obeso, dicen los investigadores.

Los investigadores notaron que existe “poca evidencia” de que la atención intensa tanto clínica como de salud pública a la obesidad infantil ha podido vencer las “fuerzas personales y ambientales que contribuyen al exceso de peso en los niños”, las cuales incluyen las malas dietas y la falta de actividad física regular.

“La obesidad infantil es producto de muchos factores, incluyendo la alimentación poco saludable y la falta de actividad física”, dice Lucette Talamas, dietista registrada con el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health South Florida. “Solamente uniéndonos como comunidad y como familia es que podemos luchar contra la obesidad infantil. Una de las mejores cosas que puede hacer un padre es mantenerse positivo y ser un ejemplo de comportamiento saludable para sus hijos”.

Un informe separado que fue publicado este pasado mes de septiembre por la organización The State of Obesity, reportó que un 36.6 por ciento de los niños estadounidenses entre las edades de 10 a 17 años son obesos o tienen sobrepeso. Eso porcentaje, caliculado por el índice de masa corporal (IMC) de los participantes, pone al estado de la Florida en el cuarto lugar de la nación para la obesidad infantil.

Los expertos dicen que los padres y los administradores escolares deben tomar acción para asegurarse que los niños estén comiendo alimentos más saludables y limitando o eliminando las bebidas azucaradas, que son consideradas responsables por la obesidad y por el aumento en las cifras de diabetes tipo 2 en los adolescentes mayores.

“Las influencias más importantes para los hábitos alimenticios de los niños son los padres, los maestros y los cuidadores”, dice Natalie Castro, dietista principal de bienestar para el Departamento de Bienestar Corporativo de Baptist Health South Florida. “Si el niño observa a las figuras adultas practicar hábitos saludables de estilo de vida, el niño tiene más probabilidades de hacer lo mismo”.

Baptist Health colaboró recientemente con la organización Sharecare en una carla de Twitter acerca de la obesidad infantil. Un tuit de Talamas durante la charla decía “Insten a los niños a que regulen su propio consumo de alimentos durante las comidas preguntando ‘tienes hambre/estás lleno’ en vez de decir ‘cómete todo lo que hay en el plato’.

Talamas urge estas 5 recomendaciones para prevenir o para tratar la obesidad infantil:

  1. Limitar todas las bebidas endulzadas con azúcar.
  2. Reducir el consumo de comidas rápidas.
  3. Comer más comidas familiares juntos.
  4. Reducir todo el tiempo de pantalla que no esté relacionado con la escuela a menos de 2 horas por día.
  5. Ponerse la meta de hacer 60 minutos de actividad física la mayoría de los días.

Etiquetas: ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *