Los niños y los deportes: Cómo evitar las lesiones de sobreuso

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

21 de agosto de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Los estudiantes de regreso a los salones de clase durante esta época del año, también significa que muchos de ellos estarán resumiendo sus actividades deportivas en los campos de juego y en las canchas. Mientras que la competencia y la emoción al ganar son atracciones positivas, la explosión de los deportes juveniles en los años recientes también ha producido un gran aumento en las lesiones.

“Definitivamente hemos visto un aumento en la cantidad de niños lesionados por causa de los deportes en los últimos cinco o seis años”, afirmó Roger Saldana, M.D., cirujano ortopédico pediátrico con Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute en Baptist Children’s Hospital. “Los niños están comenzando a jugar a edades más tempranas, especializándose en un deporte más pronto, jugando en múltiples equipos a la misma vez y no tomándose el descanso suficiente”.

Los tiempos más largos participando en deportes organizados y la falta de diversidad de jugar múltiples deportes están contribuyendo a que los niños se lastimen, añade él.

“La participación en un deporte en demasía a una edad temprana, pone a los atletas en alto riesgo para las lesiones de sobreuso”, dijo el Dr. Saldana.

Preocupados por la cifra de jóvenes estadounidenses lastimados, los especialistas en medicina deportiva, otros médicos involucrados en el tratamiento de los niños y las organizaciones deportivas juveniles comisionaron un estudio de investigación para examinar el asunto. Su conclusión: menos tiempo de juego enfocándose en un solo deporte y más desarrollo de habilidades.

“La especialidad deportiva a temprana edad puede que no conduzcA al éxito en el campo de los deportes a largo plazo y sí puede aumentar el riesgo para las lesiones de sobreuso y el agotamiento”, afirmó la declaración del grupo, publicada en la revista médica Clinical Journal of Sports Medicine. “Se debe instar a los niños a diversificarse en los deportes a edades temprana”, añadió la declaración, y “cuando se diagnostica una lesión de sobreuso, es esencial resolver las causas subyacentes. El atleta, los padres y los entrenadores deben estar involucrados en el repaso de todos los factores de riesgo para así poder desarrollar una estrategia para tratar de evitar las lesiones recurrentes”.

El Dr. Saldana dice que cuando los niños intercambian los deportes que juegan, utilizan distintos músculos, lo cual por lo consiguiente, ayuda al cuerpo a soportar mejor el impacto de deporte principal del atleta.

Entre las lesiones por sobreuso más comunes que ve el Dr. Saldana, están las lesiones de los hombros causadas por movimientos repetitivos de los brazos sobre la cabeza, tales como los movimientos que desempeñan los peloteros y los nadadores. Otras partes del cuerpo que resultan lesionadas con frecuencia son las rodillas de los futbolistas y los jugadores de soccer, las muñecas y las espaldas de los gimnastas, los pies de los bailarines y los codos de los peloteros.

Muchos lanzadores de pelota se están sometiendo a procedimientos quirúrgicos “Tommy John” para reparar sus codos a edades más tempranas, según el Dr. Saldana. “Casi nunca se veía este tipo de lesión en niños menores de 16 años”, añade él. “Sin embargo, ahora estamos viendo este tipo desgarramiento de los ligamentos entre los niños más jóvenes”.

“Muchas de las lesiones de sobreuso interfieren con las placas de crecimiento de los niños”, añade el Dr. Saldana. “Sus cuerpos no tienen la capacidad para lidiar y para sanar a tiempo de demasiados movimientos repetidos. Estos pequeños ‘traumas’ son la definición del sobreuso”.

Cómo evitar las lesiones de sobreuso en los niños

Mientras que algunos expertos recomiendan el entrenamiento interdisciplinario o mezclado (cross-training) como la manera de usar distintos músculos y así evitar las lesiones, el Dr. Saldana advierte en contra del entrenamiento en demasía.

“Mi regla fácil y rápida para el entrenamiento deportivo juvenil es entrenar la misma cantidad de horas semanalmente como la edad del niño y ni una hora más”, dijo él.

Además, el Dr. Saldana dice que una de las maneras más importantes de prevenir una lesión por sobreuso no involucra ningún tipo de movimiento o de acción. Él resalta la importancia del descanso.

“Cuando tienen el tiempo suficiente para descansar, la mayoría de estos niños se recuperan y continúan practicando su deporte”, dice él. “En realidad no hay lugar para el dolor en los deportes juveniles. Mientras que muchos adultos se motivan físicamente con el dicho ‘No hay ganancia sin dolor’, esto es algo perjudicial para los niños”.

Los deportes juveniles tienen un sinnúmero de beneficios, tales como los beneficios cardiovasculares y el aprender a trabajar en equipo, añade el Dr. Saldana. Sin embargo, no hay motivo para empujar a los niños a los extremos, como por ejemplo un niño de 10 años que ha tenido dolor por tres meses, una condición que el doctor ha ayudado a tratar ya varias veces.

El mensaje principal que quiere enviar el Dr. Saldana a los padres y a los niños que juegan deportes juveniles es que pongan atención a las señales de sus cuerpos. Él aboga por los ejercicios de estiramiento antes de los juegos y los torneos. “Anecdóticamente, sabemos que ayudan a calentar el cuerpo y a prevenir las lesiones”, dijo él.

“Los niños no deben jugar con dolor – el dolor ocurre por algún motivo”, añade el Dr. Saldana. “El descanso, el estiramiento y las técnicas adecuadas son la clave para prevenir las lesiones”.

 

Etiquetas: , ,