Los monitores y dispositivos de ritmo cardiaco son muy populares – pero no confíe en ellos sin asesoramiento médico

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

6 de January de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Un algoritmo de software relativamente nuevo desarrollado para dispositivos portátiles, como relojes inteligentes y rastreadores de fitness, puede detectar ritmos cardíacos irregulares. Un nuevo estudio realizado con cerca de medio millón de usuarios de dispositivos portátiles ha revelado que el algoritmo “fue capaz de detectar con precisión ritmos cardíacos irregulares, indicando una posible fibrilación auricular”, según una nueva investigación presentada recientemente en las Sesiones Científicas 2021 de la American Heart Association.


Mario Pascual, M.D., electrofisiólogo de Miami Cardiac & Vascular Institute.

Además, existen dispositivos que se conectan a las aplicaciones de los teléfonos inteligentes y pueden realizar una función similar a la de un ECG – un electrocardiograma que también se conoce como EKG- en la consulta del médico. Estos dispositivos son la ola del futuro y sólo van a aumentar su popularidad, explica Mario Pascual, M.D., electrofisiólogo de Miami Cardiac & Vascular Institute.

Además, estos dispositivos han sido ampliamente anunciados como “grandes regalos para mamá o papá” durante las fiestas. Pero los médicos quieren que todo el mundo sepa que estas aplicaciones para teléfonos inteligentes o relojes inteligentes no son perfectas, y nunca se debe confiar en ellas sin el conocimiento y la orientación de su médico. Un latido irregular del corazón puede ser especialmente serio cuando se presenta con falta de aire después de una actividad física ligera o con aturdimiento, mareos o fatiga inusual.

“Estamos viendo que estos dispositivos son cada vez más comunes”, dijo el Dr. Pascual. “Y creo que es el camino del futuro porque estamos en un punto en el que los pacientes realmente quieren tener el control de su información médica. Quieren tener sus propios conjuntos de herramientas de diagnóstico, y realmente quieren sentir que están poniendo de su parte para tener un estilo de vida activo y saludable.”

La fibrilación auricular, o AFib, es el tipo más común de arritmia cardíaca tratada. Una arritmia es cuando el corazón late demasiado lento, demasiado rápido o de forma irregular. La fibrilación auricular es un latido irregular en el que los músculos del corazón no se contraen de forma fuerte y rítmica. Cuando el corazón está en fibrilación auricular, es posible que no bombee suficiente sangre rica en oxígeno al cuerpo.

La fibrilación auricular puede aumentar el riesgo de insuficiencia cardíaca y otras complicaciones relacionadas con el corazón. Pero cualquier persona que tenga fibrilación auricular debe evaluar el riesgo para un infarto cerebral y hablar con un médico de atención primaria o un cardiólogo acerca de las formas de reducir ese riesgo.

“Los dispositivos centrados en el paciente o los dispositivos de propiedad del paciente para el manejo de la arritmia sólo crecerán en popularidad”, dijo el Dr. Pascual. “Pero al igual que cualquier otra herramienta de detección, es apropiado utilizarlos en ciertas poblaciones de pacientes que pueden tener ciertos factores de riesgo o pueden tener ciertos síntomas que nos darán una mayor probabilidad antes de la prueba o una mayor sospecha de que algo puede estar pasando”.

Sin embargo, el uso de estos dispositivos en la población general puede ser problemático. 

El Dr. Pascual señala: “Si no existe la indicación adecuada, eso dará lugar a muchos, y no sólo a unos pocos, sino a muchos falsos positivos”. Y, añade, podría haber muchos falsos negativos. También hay quien puede ignorar las lecturas precisas y no hacer un seguimiento con el médico.

El estudio presentado en el evento de la AHA se realizó entre mayo y octubre del 2020. Los investigadores de Massachusetts General Hospital y el fabricante de dispositivos de fitness, Fitbit, inscribieron de forma remota a más de 455.000 usuarios adultos de relojes inteligentes o rastreadores de fitness en los EE.UU. Ninguno de los participantes en el estudio tenía un diagnóstico previo autodeclarado de fibrilación auricular.

Se registró un ritmo cardíaco irregular en el 1% de las personas en general, y en el 4% de los adultos mayores de 65 años. Entre los que recibieron la notificación de un ritmo cardíaco irregular, en aproximadamente un tercio se detectó fibrilación auricular en un monitor de parche de ECG subsecuente.

Sin embargo, el estudio reveló un reto clave en forma de adherencia, ya que otros tantos pacientes que recibieron una notificación de un ritmo cardíaco irregular no hicieron un seguimiento.

“Es muy importante que, si se adquiere uno de estos dispositivos, se discuta con el médico para tener un plan de acción”, dice el Dr. Pascual. “Ninguna herramienta de detección es perfecta y hay que entender sus limitaciones. Y hay ciertas arritmias que son muy peligrosas que todavía no se van a detectar por esos medios”,

Tags: ,