Los meningiomas: Preguntas y respuestas con expertos prominentes acerca de los tumores cerebrales más comunes

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

20 de October de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Los meningiomas representan alrededor de 1 de cada 3 tumores primarios del cerebro y la medula espinal. Son los tumores cerebrales primarios más comúnmente diagnosticados entre los adultos. Y aunque se desarrollan en las meninges, las capas de tejido que rodean la parte exterior del cerebro y la médula espinal, se les refiere como tumores cerebrales.

La gran mayoría de los meningiomas son benignos, pero estos tumores pueden crecer lentamente, y si se dejan sin descubrir pueden ser causa de discapacidad severa además de potencialmente mortales, según donde se encuentren localizados. Alrededor de 10 a 15 de los meningiomas son malignos o cancerosos.

Michael McDermott, M.D., neurocirujano y oficial médico principal de Miami Neuroscience Institute, es un renombrado líder mundial en neurociencia con experiencia clínica en el campo de la cirugía de los meningiomas.

“Yo diría que la más alta proporción de meningiomas son descubiertos por casualidad”, explica el Dr. McDermott. “Debido a la amplia disponibilidad de imágenes de diagnóstico modernas, particularmente con las imágenes de resonancia magnética (MRI), los estudios se realizan por otros motivos y es por eso que estos tumores son frecuentemente descubiertos”.

El Dr. McDermott es el editor de dos libros recientemente publicados: Handbook of Clinical Neurology: Meningiomas, Part 1, Vol. 169 (2020); y Part 2, Vol. 170 (2020).

La mayoría de los meningiomas son usualmente descubiertos después de un MRI o un escán por CT al cual puede someterse una persona después de experimentar dolores de cabeza, episodios de convulsiones, o posiblemente después de una lesión de la cabeza. Como los meningiomas son tumores que crecen lentamente, a menudo no causan síntomas hasta que no alcanzan cierto tamaño. En casos extremos, estos tumores pueden alterar el comportamiento y el estado de ánimo de una persona.

En la siguiente serie de preguntas y respuestas, el Dr. McDermott ofrece perspectiva acerca de los meningiomas, incluyendo síntomas, factores de riesgo y tratamientos.

¿Qué debe saber la gente acerca de los meningiomas?

Dr. McDermott:
“Los meningiomas son el tipo de tumor cerebral primario más común entre los adultos desde los 35 años hasta la muerte. Aproximadamente un 70 por ciento de estos son de bajo grado y benignos. Alrededor de un 25 por ciento de ellos son de un grado un poco más alto, más agresivos y requieren radioterapia. Son tumores muy comunes. Frecuentemente se encuentran por casualidad. Por ejemplo, después de una contusión, se hace un escán por CT por otro motivo y por sorpresa se encuentra un tumor y es un meningioma.

 “La mayoría de los meningiomas diagnosticados no requieren tratamiento así que si el paciente no tiene síntomas específicos a la localización del tumor, entonces no se requiere intervención. El paciente puede ser observado con seguridad”.

¿Cuáles son los síntomas más comunes asociados con los meningiomas?

Dr. McDermott:

“Los síntomas más comunes para un paciente adulto con un tumor cerebral de cualquier tipo son los dolores de cabeza, las convulsiones y la deficiencia neurológica focal progresiva. ¿Qué significa eso? Si el tumor está localizado en la corteza motora, el paciente desarrolla síntomas en el otro lado. Si está sobre la corteza sensorial, se desarrollan síntomas sensoriales. Si está sobre la corteza visual, se desarrollan síntomas de la visión. El otro síntoma es el cambio de personalidad o de comportamiento. Eso está relacionado con el hecho de que el lóbulo frontal y el lóbulo temporal son partes importantes del cerebro que controlan el estado de ánimo, el conocimiento, el juicio, la personalidad y el comportamiento”.

“Así que, si usted tiene un tumor grande oprimiendo su lóbulo frontal, tendrá lo que le llaman el síndrome del lóbulo frontal, el cual puede incluir un estado de ánimo de apatía y desmotivado y un humor deprimido. Esos son los tipos de síntomas que exhiben los pacientes. Cada dolor de cabeza no es un tumor cerebral, pero un dolor de cabeza que esté presente por más de dos semanas, que empeora por las mañanas y por las tardes y que está asociado con la náusea y los vómitos no es normal”.

¿Cuáles son los factores de riesgo principales para los meningiomas?

Dr. McDermott:

“En la mayoría de los casos, un 90 por ciento o más, es algo esporádico, lo que significa que no sabemos por qué ocurren. Como dije anteriormente, la mayoría son benignos. Sin embargo, hay factores de riesgo como la exposición a la radiación, como por ejemplo las leucemias infantiles, donde los niños reciben radiación profilácticamente entre las edades de tres a siete años. Ahora existe un registro nacional de esos pacientes, con el conocimiento de que hay un aumento en el riesgo de 25 veces más para el desarrollo de meningiomas más adelante en la vida”.

“Existen otras asociaciones con ciertos síndromes genéticos como la neurofibromatosis (un trastorno genético que causa la formación de tumores en los tejidos nerviosos) y vínculos sin causa como el cáncer de seno. Los cánceres de seno son muy comunes y los meningiomas son mucho menos comunes. Sin embargo, tienen anormalidades genéticas similares. Eso no quiere decir que si usted tiene cáncer de seno va a desarrollar un meningioma o viceversa”.

“Existe una asociación con los tumores de la tiroides; una asociación con los tratamientos de fertilidad; y una asociación con los antecedentes familiares – como tener dos familiares inmediatos con meningiomas – eso puede ponerle en mayor riesgo más adelante en la vida de ser diagnosticado con uno”.

¿Cuál es el concepto erróneo más común que tiene la gente acerca de los meningiomas?

Dr. McDermott:
“Cuando se le dice a un paciente que tienen un tumor benigno, ellos pueden pensar que un tratamiento quirúrgico será curativo. Pero ese no siempre es el caso y tenemos opciones de tratamiento. Así que si estamos siguiendo a un paciente que no tiene síntomas y este paciente desarrolla síntomas o tenemos un crecimiento radiográfico recomendado, entonces tenemos la consideración para la intervención o el tratamiento”.

“Las distintas formas de tratamiento incluyen cirugía, radioterapia o radiocirugía, Y cada de esas formas de tratamiento tiene distintos perfiles de riesgo. Incluso un 50 por ciento de los tumores benignos que son extirpados por completo recurren 25 años después del diagnóstico. Así que la clave está en que si usted trata a un paciente con un tumor benigno, este tendrá que recibir atención de seguimiento durante esencialmente toda la vida para prevenir la recurrencia”.

Tags: