Los ingredientes de los protectores solares: Aclarando la confusión

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

11 de June de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Los protectores solares ofrecen protección vital todo el año contra los dañinos rayos ultravioleta (UV) del sol, los cuales se han visto vinculados con el envejecimiento prematuro de la piel, las quemaduras de sol y el riesgo de una persona para desarrollar cáncer de la piel.

Sin embargo, los recientes titulares noticiosos han sacado a relucir el daño potencial de los ingredientes de los protectores solares a los arrecifes de coral, alimentando una posible confusión entre los consumidores que buscan la protección contra los rayos UV. Además la Administración de Drogas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) quiere que se realicen más pruebas en otros ingredientes que pueden presentar riesgos potenciales a los usuarios de los protectores solares.

Debido a las inquietudes ambientales, los oficiales de Key West votaron recientemente para prohibir la venta de protectores solares que contienen ciertos químicos – oxibenzona y octinoxato – vinculados con el blanqueamiento de los arrecifes de coral. La prohibición tomará efecto el 1ro de enero del 2021. Los oficiales de Miami Beach también están considerando una prohibición similar. Los oficiales de ambas ciudades dicen que existen alternativas a la oxibenzona y el octinoxato en protectores solares que están actualmente a la venta. Por ahora, hasta un 70 por ciento de los protectores solares vendidos en los Estados Unidos contienen oxibenzona y hasta un 8 por ciento contienen octinoxato.

Los médicos dicen que se deben seguir usando los protectores solares

Los dermatólogos se han opuesto a las prohibiciones contra estos químicos de los protectores solares. Ellos dicen que cualquier limitación en cuanto a los protectores solares podría disuadir su uso y aumentar las tasas de cáncer de la piel. El año pasado, el estado de Hawái también prohibió la venta y la distribución de los protectores solares que contienen oxibenzona y octinoxato porque estos pueden causar daños a los arrecifes de coral.

En este momento, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA por sus siglas en inglés) considera los ingredientes activos en ambos tipos de protectores solares vendidos comercialmente – conocidos como “protectores solares físicos” y “protectores solares químicos” como generalmente seguros para los consumidores. Sin embargo, el mes pasada la FDA tomó un paso hacia delante para actualizar los requisitos reglamentarios para la mayoría de los productos de protección solar en los Estados Unidos, intensificando la confusión.

Un estudio financiado por la FDA, publicado en mayo, encontró que algunos ingredientes en los protectores solares incluyendo la avobenzona y la oxibenzona – fueron absorbidos en los torrentes sanguíneos de los participantes del estudio a niveles potencialmente tóxicos. Los oficiales de la FDA han resaltado que los ingredientes en los protectores solares son seguros. Sin embargo, la agencia quiere que se hagan más pruebas en los ingredientes. Por ahora, la FDA y los dermatólogos están urgiendo al público que continúen usando los protectores solares para protegerse contra los rayos ultravioletas del sol.

El estudio viene luego de que la propuesta actualización reglamentaria sobre los protectores solares de la agencia en febrero del 2019. La agencia afirmó que dos ingredientes claves de los protectores solares – el óxido de zinc y el dióxido de titanio – son seguros y solicitaron más información por parte de la industria acerca de los datos de seguridad de 12 otros ingredientes de los protectores solares. Los dermatólogos han recomendado protectores solares con óxido de zinc y dióxido de titanio.

Los protectores solares que se venden sin receta están regulados por la FDA, bajo el Sunscreen Innovation Act, un proceso expeditado que comenzó en el 2014. Ciertos ingredientes pueden ser vendidos sin tener que pasar por el nuevo proceso de aprobación de la FDA porque son generalmente considerados seguros. El propuesto reglamento permitiría que algunos ingredientes siguieran siendo vendidos sin las nuevas aprobaciones por la FDA pero otros podrían necesitar aprobación.

He aquí lo que usted debe saber:

Dos tipos de protectores solares: Bloqueadores ‘físicos’ y ‘químicos’

Los protectores solares físicos funcionan como un escudo. Estos yacen en la superficie de la piel y sirven como deflectores para los rayos del sol, según la  American Academy of Dermatology (AAD). Estos contienen los ingredientes activos óxido de zinc y/o dióxido de titanio – ambos de los cuales son considerados seguros para usar por parte de la FDA. Los dermatólogos dicen que usted debe usar este tipo de protector solar si tiene la piel sensible.

Los protectores solares químicos funcionan como una esponja, absorbiendo los rayos UV del sol, dice la AAD. Estos productos contienen uno o más de los siguientes ingredientes activos: oxibenzona, avobenzona, octisalato, octocrylene, homosalato y octinoxato. Esta lista incluye los dos ingredientes que supuestamente causan daños a los arrecifes de coral: oxibenzona y octinoxato. Estas fórmulas tienden a ser más fáciles de frotar en la piel sin dejar un residuo blanco. El mes pasado, la FDA reportó que “no hay suficientes datos de seguridad” en la mayoría de estos químicos y que eso está causando la nueva campaña reglamentaria de la agencia.

La supervisión aumentada de la FDA probablemente se enfocará en los ingredientes de los protectores solares. Pero los dermatólogos resaltan que todos los ingredientes de los protectores solares han sido declarados seguros para usar y que no quieren que la gente deje de usar los protectores solares.

¿Qué se debe buscar cuando se compra un protector solar?

Los dermatólogos recomiendan protectores solares con cobertura de amplio espectro, con un factor de protección solar (SPF por sus siglas en inglés) de 30 o más, y que sean resistentes al agua y/o al sudor (si se usan para actividades en el agua o en altas temperaturas). Consulte con su médico acerca de los protectores solares, especialmente si usted tiene un problema de salud subyacente o si tiene otras inquietudes.

“Si usted ve dióxido de zinc o de titanio en la lista de ingredientes del protector solar (zinc dioxide o titanium dioxide en inglés), eso es un bloqueador físico y lo que hace es que refleja los rayos del sol desde su piel”, dijo Janelle Vega, M.D., dermatóloga afiliada con Baptist Health South Florida. “Si usted está buscando un bloqueador químico, estos absorben los rayos del sol y los riegan en su piel para que usted no se queme, pero usted sí absorbe el sol. Lo que yo les digo a los pacientes con trastornos que son sensibles al calor – como melasma, que es un trastorno de hiperpigmentación que puede causar parches grises o marrones, es que usen los bloqueadores físicos ya que absorber la energía de los rayos del sol puede causar calor”.

Idealmente, los padres deben evitar exponer a los bebés menores de 6 años a los rayos del sol, según la AAD. Los padres de bebés y párvulos de 6 meses o mayores pueden aplicarles un protector solar de amplio espectro y a prueba de agua con un SPF de 30 o más, dicen los dermatólogos.

Otras precauciones que usted puede tomar para prevenir la sobreexposición al sol

Además de aplicarse un protector solar adecuadamente, otras precauciones que pueden ayudar a prevenir la sobreexposición al sol incluyen:

  • Use un sombrero, preferiblemente de ala ancha, para protegerse el cuero cabelludo, la cara y el cuello.
  • Use ropa protectora, como mangas largas y pantalones para la protección adicional contra los dañinos rayos UV.
  • Use gafas de sol para protegerse los ojos y la delicada piel que los rodea.
  • Evite el sol o reduzca la exposición al sol entre las 10 a.m. y las 4 p.m., especialmente durante los meses de verano, cuando el sol está más cerca de la tierra.
  • Mantenga a los bebés menores de 6 meses lejos del sol en todo momento.

Etiquetas: