Los implantes a la medida pueden mejorar la curación para los pacientes con reemplazo de rodilla, en especial tratándose de atletas

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

1 de August de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

La victoria llega de muchas maneras. Para Art Auwaerter, la victoria fue el haber podido participar en una competencia estilo olímpico de levantamiento de pesas luego de haberse sometido a una cirugía de doble reemplazo de rodilla 12 semanas antes del concurso.

El Sr. Auwaerter, de 72 años de edad, es uno de los levantadores de pesa de carácter competitivo mayores, si no el mayor, en Florida. El reciente concurso local, en Miramar, marca la primera vez que fue capaz de competir después de haber sido apartado del evento 18 meses antes, por padecer de considerable dolor en las rodillas debido a la osteoartritis.

La cirugía de reemplazo total de rodilla cambió eso, aunque la rápida forma de sanar y de recuperarse del Sr. Auwaerter hasta dejó impresionado a su médico, el cirujano ortopédico Carlos Alvarado, M.D., del Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute.

“El típico paciente no regresa al levantamiento olímpico de pesas, así que eso fue muy inusual”, señaló el Dr. Alvarado.

La mayoría de los pacientes que se someten a cirugía de reemplazo de rodilla lo hacen una rodilla de cada vez, ya que las primeras semanas de recuperación pueden ser difíciles. Pero el Sr. Auwaerter estaba decidido a que le operaran las dos rodillas a la vez. Porque se encontraba sumamente en forma y con excelente salud, era un buen candidato para un procedimiento bilateral. “Someterse a un doble reemplazo de rodilla no es fácil. Es difícil. Pero me alegro de haberlo hecho de esa forma”, comenta el Sr. Auwaerter. “Así terminé con eso de una vez.”

El Sr. Auwaerter, un ferviente navegante, llevaba ya algún tiempo sintiendo dolor debido a la osteoartritis, que es cuando el cartílago que brinda amortiguación a los huesos se desgasta. Conocida como el tipo de artritis del “uso y desgaste” que con frecuencia viene con los años, es una condición que permite que los huesos se froten uno con los otros, causando dolor y rigidez.  “Mis rodillas estaban tan malas que yo ya no podía hacer las cosas que deseaba hacer. Me costaba trabajo andar por la cubierta de una embarcación. Tuve que dejar de levantar pesas”, dijo el Sr. Auwaerter. “Llegado ese punto, me dije que tenía que hacer algo al respecto”.

El deterioro de sus rodillas había avanzado tanto, dijo el Sr. Auwaerter, que la única opción era la cirugía.

 Comenzó a entrenar casi inmediatamente después de su operación con la esperanza de participar en una competencia local aprobada por la Florida Weightlifting Federation la cual lo clasificaría para los campeonatos estatales en Orlando. Él atribuye su recuperación a la excepcional atención que recibió del Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute antes, durante y después de su cirugía. 

Importante para su éxito fueron las prótesis a la medida que el Dr. Alvarado utilizó para reemplazar sus rodillas.

Utilizando tomografía computarizada (CT scans, en inglés), el Dr. Alvarado y su personal pueden crear implantes personalizados que simulan la anatomía natural del paciente, siguiendo las formas y curvas de sus huesos. Mediante algoritmos se convierte la imagen escaneada a un modelo 3D que hace mapa de los perfiles de la articulación y corrige las áreas dañadas por la enfermedad.  En ese modelo luego se basa la nueva articulación hecha a la medida, lo que permite que el cirujano conserve la mayor cantidad del hueso natural posible.

Un reemplazo de rodilla (nombrado también artroplastia) pudiera más exactamente llamarse un “recubrimiento” de rodilla porque solamente se reemplaza, en realidad, la superficie de los huesos.

“Tan solo quitamos lo suficiente como para remover la parte dañada y reemplazarla con una capa de acero inoxidable sobre el hueso dañado. Entre los dos huesos, utilizamos una inserción de plástico que funciona como el cartílago”, explicó el Dr. Alvarado.

 Como no existen dos personas idénticas, los implantes a la medida pueden proporcionar una sanación más rápida y una recuperación mejor en contraste con las prótesis existentes, tradicionales, listas-para-usar en las personas que necesiten una nueva rodilla – o dos rodillas. Los tendones y ligamentos sufren menos trastornos, y el modelo ayuda al cirujano a planificar la manera de proceder y el ángulo más efectivo para reemplazar la rodilla. 

“La podemos restaurar. La restauramos realizando una impresión 3D del implante, individualmente para cada paciente”, dice el Dr. Alvarado. “Hemos hecho más de estos implantes que casi nadie en el país”.

Los implantes de rodilla a la medida no son los adecuados para todos los pacientes, especialmente si la rodilla se ha deteriorado a tal grado que ya no puede proporcionar un buen escaneado de la anatomía natural del individuo. Sin embargo, para aquellos pacientes que necesitan una mayor amplitud de movimiento con el fin de regresar a su activo estilo de vida, resultan ser la mejor opción. “Los implantes hechos a la medida se sienten más naturales y ofrecen mayor potencial para regresar más pronto a un funcionamiento normal”, dijo el Dr. Alvarado.

A pesar de que sus rodillas todavía se sienten un poco rígidas a menos de tres meses después de la cirugía, el Sr. Auwaerter pudo levantar 183 libras para calificar para la competencia estatal. “Él estuvo formidable,” dijo Andrés Forero, quien organizó la competencia Jacked Classic en Miramar. “Fue inspirador. Todo su cuerpo fue impresionante”. 

El Sr. Auwaerter, considerado por la Florida Weightlifting Federation como un pionero entre los levantadores de pesa en el sur de Florida, se siente emocionado por haber regresado al deporte que tanto ama. Es por eso que se sintió como un ganador aún antes de que comenzara la competencia en Miramar –– la medalla que ganó por el grupo de su edad fue un bono gratificante. Aunque todavía está trabajando en recuperar su fuerza, tiene esperanzas de participar en competencias nacionales en un futuro. “Me siento bien de ser parte de esto”, dijo él mientras echaba un vistazo al concurrido gimnasio en Miramar. En el fondo, el estrepitoso sonido que producían las pesas cuando los otros concursantes las soltaban era como música para sus oídos.

 “Voy a levantar pesas hasta que ya no lo pueda hacer… Y no creo que eso vaya a pasar en mucho tiempo. Levantar pesas fortalece tu cuerpo y te mantiene fuerte”, dijo él. “Hay hombres octogenarios que hacen esto. Yo deseo ser uno de esos hombres”.

Etiquetas: