Los hombres, el cáncer y la fertilidad: Venciendo los retos de formar una familia después del tratamiento

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

20 de September de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Los cánceres más comunes que afectan a los hombres, principalmente los cánceres testiculares y de próstata, pueden causar problemas significativos de fertilidad que afecten su capacidad de engendrar hijos biológicos, incluyendo la producción de esperma.

Los tratamientos contra el cáncer, como la cirugía, la quimioterapia y la radiación, también pueden disminuir el conteo de espermatozoides y dañar los nervios necesarios para la erección y la eyaculación. No obstante, existen métodos y procedimientos que pueden superar estos obstáculos para los hombres, muchos de los cuales recuperan su capacidad de engendrar hijos biológicos después de la cirugía o de los tratamientos extensos, explica  Ahmed Eldefrawy, M.D., oncólogo urológico en Miami Cancer Institute, que es parte de Baptist Health.

El cáncer testicular

El cáncer testicular afecta principalmente a los hombres jóvenes de entre los 15 y los 40 años, con la edad media en el momento del diagnóstico de 33 años, según la Sociedad Americana del Cáncer. Muchos de estos hombres pueden estar formando una familia. Si el cáncer se detecta a tiempo, la orquiectomía, o la extirpación del testículo canceroso, es una opción muy viable con un resultado muy favorable. Si el cáncer está localizado, puede no ser necesaria la quimioterapia o la radiación, dice el Dr. Eldefrawy.

“Luego de extirpar el testículo, obviamente el conteo de esperma será bajo”, dijo el Dr. Eldefrawy. “A estos pacientes sólo se les ha extirpado un testículo, no se les ha administrado quimioterapia ni ninguna radiación adicional ni se han extirpado los nódulos linfáticos. Por lo tanto, la gran mayoría de estos pacientes verán mejorar significativamente su recuento de espermatozoides. Y al cabo de un año, el 50% de estos pacientes tendrán un conteo de esperma normal”.

Intentar concebir de forma natural puede tomar un tiempo después de un tratamiento exitoso para el cáncer testicular.

“Puede tardar un año o incluso más en poder concebir”, dice el Dr. Eldefrawy. “Así que, si se tiene tiempo para intentarlo de forma natural, esa sería la respuesta, especialmente si la pareja es joven. Y de nuevo, si se espera más tiempo después del tratamiento del cáncer testicular, la calidad del esperma tiende a mejorar.”

Los factores que afectan la fertilidad

Hay muchos factores que pueden influir en el conteo espermatozoides o en la capacidad de eyacular, tales como la gravedad del cáncer, la cirugía requerida y los tratamientos de seguimiento sustanciales, principalmente la quimioterapia y la radioterapia.

“El conteo de espermatozoides disminuye inmediatamente después de la quimioterapia o la radiación”, explica el Dr. Eldefrawy. “En el caso de la radiación, los pacientes pueden tardar hasta dos años en recuperarse y volver a su conteo espermático normal. Y, obviamente, la dosis de radiación es diferente. Por lo tanto, si el paciente recibió una dosis más alta de radiación, podría tardar aún más tiempo en recuperar el conteo de espermatozoides de referencia.

La recuperación de la quimioterapia también depende de las dosis y la duración del tratamiento, y del agente quimioterapéutico que se utilice.

“Pero con la quimioterapia, los pacientes también tienden a recuperarse y a tener básicamente el mismo conteo de esperma después de varios meses o hasta un año después de recibir la quimioterapia”, dice el Dr. Eldefrawy.

El cáncer de próstata y los bancos de esperma

El cáncer de próstata es el tipo de cáncer más común entre los hombres en los Estados Unidos y la segunda causa de muerte por cáncer entre los hombres, después del cáncer de pulmón. Sin embargo, la tasa de cáncer de próstata en los EE.UU. está disminuyendo, sobre todo gracias a las crecientes opciones de tratamiento y a las terapias enfocadas. A pesar del alto índice de éxito en el tratamiento del cáncer de próstata, la mayoría de los hombres no pueden engendrar hijos biológicos de forma natural después.

Una solución bastante común es el almacenamiento de esperma antes del tratamiento, en el que el semen que contiene esperma se congela en nitrógeno líquido. Después de la descongelación, el esperma se regenera y puede utilizarse para la inseminación artificial. Otra opción es recuperar los espermatozoides del testículo mediante una pequeña intervención quirúrgica, que puede realizarse después del tratamiento, ya que la producción de esperma en los testículos no se verá afectada.

“Es un cáncer muy curable y muy tratable, pero desgraciadamente este cáncer y cualquier forma de tratamiento definitivamente afectarán a la fertilidad”, dijo el Dr. Eldefrawy. “Las dos opciones de tratamiento que han existido durante muchos años y el estándar de oro hasta ahora es la prostatectomía (extirpación de la próstata) y la radioterapia, y estas pueden resultar en la disfunción eréctil y la pérdida de la eyaculación por completo”.

“Estos dos enfoques (el banco de esperma o la recuperación quirúrgica de esperma) son los únicos métodos posibles para alcanzar la fertilidad”, añade él. “Pero, tener una concepción normal, como la eyaculación y la fertilidad normal, eso no es posible después del tratamiento del cáncer de próstata, ya sea después de extirpar la próstata o después de la radiación”.

Los cánceres de vejiga y riñón

Otros dos cánceres que pueden afectar a la fertilidad masculina son el de vejiga y el de riñón. En el cáncer de vejiga, los tumores no agresivos no representan una amenaza para la fertilidad masculina. Sin embargo, los cánceres de vejiga agresivos “que invaden el músculo de la vejiga requieren el tratamiento de estándar de oro, que es la extirpación de la vejiga”, dijo el Dr. Eldefrawy.

Cuando se extirpa la vejiga, “extirpamos la próstata al mismo tiempo y esto suele provocar la disfunción eréctil y la pérdida de la eyaculación. Por lo tanto, la fertilidad en este caso sólo estará disponible extrayendo de nuevo el esperma del testículo mediante una cirugía menor o almacenándola en un banco de esperma antes de la cirugía”, añade él.

El cáncer de riñón puede afectar ocasionalmente a pacientes muy jóvenes y a algunos que tengan una predisposición genética a desarrollarlo, según el Dr. Eldefrawy.

“Por suerte, este es uno de los cánceres que no afecta en absoluto a la fertilidad”, añade el Dr. Eldefrawy. “Es una enfermedad quirúrgica en la que extirpamos el tumor si está localizado y es pequeño, y reparamos el riñón. Podemos salvar el riñón en su mayor parte, y estos pacientes se recuperan bastante bien. Y muy, muy raramente utilizamos la quimioterapia para ello.

Tags: , , ,