- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Los doctores de medicina deportiva de Baptist Health atienden a los tenistas del Miami Open

Al igual que con casi todos los eventos desde el comienzo de la pandemia, el torneo de tenis Miami Open en el Hard Rock Stadium en Miami Gardens, no es lo mismo en el 2021. El evento que dura hasta el 4 de abril, tiene la asistencia limitada entre 800 y 1000 personas por sesión. Eso es un gran cambio de los 30,000 fanáticos que usualmente aglomeran las canchas y los puestos de comidas durante el transcurso del evento de dos semanas.

Lo que no ha cambiado es que Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute [1] de Baptist Health sigue siendo el proveedor oficial de atención de salud para el Miami Open, con muchos de sus médicos a cargo de atender posibles lesiones, torceduras, esguinces y otros percances físicos entre los tenistas más destacados del mundo, quienes toman parte en el evento.

“Es una sensación increíble estar de regreso una vez más, especialmente para el Miami Open”, dice María N. Kyriacou, M.D. [2], doctora de medicina primaria deportiva primaria en Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute [1] y uno de los profesionales médicos del Instituto que está prestando servicios en el evento. “Durante la pandemia, muchas cosas han estado restringidas. Ahora que tenemos la capacidad de regresar a las canchas, y de ver a los fanáticos, es una de las sensaciones más maravillosas del mundo”.

Las lesiones más comunes entre los tenistas profesionales incluyen las lesiones de sobreuso de los hombros que pueden ocurrir debido al mal acondicionamiento; las fracturas de esfuerzo por entrenar demasiado rápido; las distenciones musculares que pueden ocurrir por los movimientos rápidos y repentinos, y varios grados de distenciones o lesiones más serias en las rodillas y los tobillos.

Y luego está la lesión más conocida entre los tenistas de todos los niveles: “el codo de tenista”. Esta condición causa inflamación o desgarres menores de los tendones que unen los músculos del antebrazo en la parte exterior del codo. También es el músculo más usado cuando la pelota de tenis impacta la raqueta.

La Dra. Kyriacou enfatiza que el mal acondicionamiento o la rehabilitación incompleta de una lesión previa es un factor principal que puede interrumpir o descarrilar el desempeño de un tenista.

“Cuando se trata de acondicionamiento o de estar preparado para un deporte tan competitivo como el tenis, muchas veces los tenistas pueden tener una lesión y si no se rehabilitan adecuadamente o si regresan demasiado pronto o con demasiada intensidad, entonces están en alto riesgo de volver a lesionarse”, explica la Dra. Kyriacou. “Así que, tener ese asesoramiento por su entrenador atlético y estar al día con el acondicionamiento adecuado es algo extremadamente importante”.

La meta del equipo de médicos del Instituto que trabajan con el Miami Open, es la de mantener a los tenistas jugando si sus lesiones son menores. También es la de evaluar si una condición que sale a relucir es lo suficientemente seria como para requerir más pruebas o el tratamiento más allá de las canchas.

“Como doctores de atención primaria deportiva aquí en el Miami Open, nuestra meta es de asegurarle a los tenistas que si tienen una lesión aguda que no es seria, como una distensión leve, entonces pueden continuar”, dice la Dra. Kyriacou. “Si es algo más serio y la lesión está afectando su capacidad de jugar, tenemos equipos como los ultrasonidos, para evaluar la lesión a fondo y manejar mejor su tratamiento”.

Lo que no ha cambiado es que Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute [1] de Baptist Health sigue siendo el proveedor oficial de atención de salud para el Miami Open, con muchos de sus médicos a cargo de atender posibles lesiones, torceduras, esguinces y otros percances físicos entre los tenistas más destacados del mundo, quienes toman parte en el evento.

“Es una sensación increíble estar de regreso una vez más, especialmente para el Miami Open”, dice María N. Kyriacou, M.D. [2], doctora de medicina primaria deportiva primaria en Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute [1] y uno de los profesionales médicos del Instituto que está prestando servicios en el evento. “Durante la pandemia, muchas cosas han estado restringidas. Ahora que tenemos la capacidad de regresar a las canchas, y de ver a los fanáticos, es una de las sensaciones más maravillosas del mundo”.

Las lesiones más comunes entre los tenistas profesionales incluyen las lesiones de sobreuso de los hombros que pueden ocurrir debido al mal acondicionamiento; las fracturas de esfuerzo por entrenar demasiado rápido; las distenciones musculares que pueden ocurrir por los movimientos rápidos y repentinos, y varios grados de distenciones o lesiones más serias en las rodillas y los tobillos.

Y luego está la lesión más conocida entre los tenistas de todos los niveles: “el codo de tenista”. Esta condición causa inflamación o desgarres menores de los tendones que unen los músculos del antebrazo en la parte exterior del codo. También es el músculo más usado cuando la pelota de tenis impacta la raqueta.

La Dra. Kyriacou enfatiza que el mal acondicionamiento o la rehabilitación incompleta de una lesión previa es un factor principal que puede interrumpir o descarrilar el desempeño de un tenista.

“Cuando se trata de acondicionamiento o de estar preparado para un deporte tan competitivo como el tenis, muchas veces los tenistas pueden tener una lesión y si no se rehabilitan adecuadamente o si regresan demasiado pronto o con demasiada intensidad, entonces están en alto riesgo de volver a lesionarse”, explica la Dra. Kyriacou. “Así que, tener ese asesoramiento por su entrenador atlético y estar al día con el acondicionamiento adecuado es algo extremadamente importante”.

La meta del equipo de médicos del Instituto que trabajan con el Miami Open, es la de mantener a los tenistas jugando si sus lesiones son menores. También es la de evaluar si una condición que sale a relucir es lo suficientemente seria como para requerir más pruebas o el tratamiento más allá de las canchas.

“Como doctores de atención primaria deportiva aquí en el Miami Open, nuestra meta es de asegurarle a los tenistas que si tienen una lesión aguda que no es seria, como una distensión leve, entonces pueden continuar”, dice la Dra. Kyriacou. “Si es algo más serio y la lesión está afectando su capacidad de jugar, tenemos equipos como los ultrasonidos, para evaluar la lesión a fondo y manejar mejor su tratamiento”.