Los catarros vs la influenza: La verdad acerca de las infecciones respiratorias

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

5 de December de 2016


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

“Las infecciones de las vías respiratorias superiores” es la manera en la cual muchos médicos se refieren al tipo de enfermedad que resulta ser la razón número 1 por la cual los estadounidenses faltan a la escuela o al trabajo. Es resto de la población se refiere a estas dolencias como el catarro o los resfríos y en los casos más serias la influenza o el flu.

Las infecciones de las vías respiratorias superiores representan el motivo más frecuente por el cual la gente visita a sus médicos en los Estados Unidos, con síntomas que varían desde congestión nasal, dolor de garganta y  toz, hasta la respiración dificultosa, letargo, fiebre y malestar en general.

Existen muchos tipos de virus de catarro distintos, y cada uno de ellos es contagioso. Esto significa que el virus puede transmitirse fácilmente a otra personas cuando la persona que está enferma tose o estornuda. Las vías respiratorias superiores incluyen los senos paranasales, los conductos nasales, la faringe, y la laringe. Estas son estructuras que dirigen el aire que respiramos desde afuera hacia la tráquea, y eventualmente a los pulmones para que ocurra la respiración.

“Raramente se necesitan antibióticos para tratar una infección de las vías respiratorias superiores, a no ser que su médico sospeche que usted tiene una infección bacterial”, afirmó Hanif Williams, M.D., médico de atención primaria con Baptist Health Primary Care.

La mayoría de las personas se curan del catarro en unos pocos días sin la necesidad de tomar medicamentos recetados. Los antibióticos no combaten las infecciones causadas por los virus, y eso incluye los catarros, la mayoría de los dolores de garganta y los casos de bronquitis, y algunas infecciones de oído. Los oficiales de salud de los EE.UU. y de todo el mundo están preocupados por el sobreuso de los antibióticos y cómo esa tendencia puede causar infecciones resistentes a los antibióticos en el futuro. Hasta un tercio del uso de los antibióticos es o innecesario o inapropiado, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). 

El catarro versus la influenza

Tanto el catarro como la influenza son infecciones virales contagiosas de los conductos o vías respiratorias. Aunque los síntomas pueden ser parecidos, la influenza produce síntomas más serios que duran más tiempo. Los CDC dicen que los catarros generalmente no resultan en problemas serios de salud tales como la neumonía, las infecciones bacterianas o las hospitalizaciones. Sin embargo, la influenza puede tener complicaciones relacionadas bastante serias, dicen los CDC.

Los síntomas de las infecciones de las vías respiratorias superiores, o el catarro, son usualmente tos, estornudos, congestión nasal, goteo nasal, fiebre y una garganta irritada o dolor de garganta.

Los síntomas de la influenza o el flu, pueden incluir estos síntomas pero a niveles más serios. Otros síntomas de la influenza pueden incluir vómitos y diarrea, dolores de cabeza y dolores musculares o corporales más debilitantes. No todos los que tienen influenza tienen fiebre.

La mayoría de las personas con influenza se recuperarán entre varios días y menos de dos semanas. Sin embargo, algunas personas desarrollarán complicaciones causadas por una infección de influenza viral que afecta las vías respiratorias superiores (los conductos nasales y la garganta) y las vías respiratorias inferiores (los pulmones). Póngase en contacto con su médico de atención primaria lo antes posible si los síntomas no se le alivian. La influenza siempre es más activa entre los meses de marzo y diciembre, pero puede perdurar hasta el mes de mayo. Todas las personas de 6 meses de edad o mayores deben ponerse la vacuna contra la influenza para fines de octubre, si es posible, dicen los CDC.

“Porque los catarros y la influenza comparten muchos de los mismos síntomas, puede ser muy difícil (y hasta imposible) el saber la diferencia entre ellos basado en los síntomas por si solos”, dicen los CDC. “Hay pruebas especiales que deben hacerse dentro de los primeros días de la enfermedad para determinar si la persona tiene la influenza”.

Etiquetas: ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *