Los beneficios del ejercicio para las mujeres incluyen un riesgo más bajo para el cáncer de seno y una mejor salud reproductiva

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

4 de August de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Los beneficios de una rutina regular de ejercicios para la salud en general no pueden ser exagerados. Combinados con una dieta saludable y con el manejo del peso, estar en buena forma física puede reducir sustancialmente su riesgo para la enfermedad cardiaca, la diabetes y para algunos cánceres.

Para las mujeres, el ejercicio regular está vinculado con una mejor salud reproductiva y un riesgo reducido para el cáncer de seno. Además, la actividad física no tiene que incluir rutinas aeróbicas intensas ni tampoco levantar pesas, según clarificó Mónica Suárez Kobilis, M.D., doctora de medicina familiar con Baptist Health Primary Care.

“A veces tenemos que ser creativos con lo que llamamos el ejercicio. No tiene que consistir de levantar pesas ni de hacer abdominales en el gimnasio”, explica la Dra. Suárez Kobilis. “Salir a caminar rápido, bailar en la sala de su casa, poner a su bebé en el cochecito y salir al parque y hacer sentadillas y levantamiento de piernas mientras lo empuja, todo eso cuenta”.

La actividad aeróbica de alta intensidad como caminar rápidamente, es algo generalmente seguro para la mayoría de las personas y puede ser tan beneficioso como los ejercicios de alta intensidad.

La pauta general de ejercicio de la American Heart Association es de por lo menos 150 minutos por semana de actividad aeróbica de intensidad moderada, o 75 minutos por semana de actividad aeróbica de intensidad vigorosa, o una combinación de ambas, preferiblemente esparcida a través de la semana. Además, pruebe hacer actividades de fortalecimiento muscular entre moderadas e intensas como los ejercicios de resistencia o las pesas por lo menos dos veces por semana.

“Mi recomendación para las mujeres, especialmente las que tengan condiciones de salud subyacentes como la enfermedad cardiaca, acerca de las modificaciones de estilo de vida incluyendo el ejercicio, es que cualquier cantidad de ejercicio es mejor que ninguna”, dijo la Dra. Suárez Kobilis. “Yo les aconsejo que comiencen lentamente y que progresen a las actividades más vigorosas, siempre y cuando sean aprobadas por su cardiólogo”.

Sin embargo, para las mujeres el ejercicio regular no sólo se trata de reducir su riesgo para la enfermedad cardiaca y la diabetes, como es el caso con los hombres. Las mujeres en sus años de edad fértil pueden tener incentivos adicionales si tienen planes de tener hijos.

“El ejercicio regular es importante para la salud reproductiva de las mujeres ya que las mujeres embarazadas que hacen ejercicios rutinariamente tienen menos probabilidades de aumentar de peso excesivamente, tener diabetes de gestación y tener depresión de postparto”, afirmó la Dra. Suárez Kobilis.

La actividad física reduce su riesgo de desarrollar varios cánceres comunes, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC). Los estudios concluyen que los adultos que participan en más actividades físicas tienen riesgos reducidos para el desarrollo de cánceres de vejiga, seno, colon, endometrio, esófago, riñón, pulmón y estómago, según los CDC.

La correlación entre el ejercicio y la rebaja en el riesgo para el cáncer de seno no se discute lo suficiente. Hay una rebaja en el riesgo para varios cánceres con cuando se hace ejercicio rutinariamente”, dice la Dra. Suárez Kobilis. “La pérdida de peso se puede lograr con el ejercicio y esto puede reducir el riesgo para el cáncer de seno entre las mujeres postmenopáusicas”.

La Dra. Suárez Kobilis enfatiza que el ejercicio regular para las mujeres, quienes son las que manejan todas las necesidades de una familia, es de especial importancia.

“El ejercicio debe hacernos sentir bien, dice ella. “Debemos sentirnos contentos y realizados luego de haber hecho el esfuerzo por mover nuestros cuerpos y de celebrar la vida. Si no llenamos nuestras propias copas y nos cuidamos a nosotros mismos – física, emocional y espiritualmente – ¿cómo vamos a poder cuidar de los demás?”

Tags: