Los beneficios de por vida del ejercicio: ¿Podrían los 75 ser los nuevos 45?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

13 de December de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Como parte de un nuevo estudio principal de personas que hacen ejercicio de por vida, los investigadores han encontrado que aquellas personas en sus 70 años quienes han estado activas por la gran parte de sus vidas tienen una salud cardiovascular similar a la de las personas de 40 a 45 años.

Se ha establecido que los beneficios del ejercicio regular que involucra tanto los ejercicios aeróbicos y las rutinas de entrenamiento de fortaleza, ayudan a prevenir las condiciones crónicas de salud incluyendo la enfermedad cardiaca y la diabetes. Además, un creciente número de estudios de investigación han encontrado que el ejercicio regular y el manejo del peso pueden ayudar a prevenir muchos tipos de cáncer.

“El ejercicio regular puede ayudar a frenar el deterioro cognitivo a medida que envejecemos”, afirmó Rozan Razzouk, M.D., doctora de medicina familiar con Baptist Health Primary Care. “La actividad física puede ayudar a mantener la mente clara así como también a reducir o a prevenir las enfermedades crónicas tales como la diabetes, la artritis, la presión alta y la enfermedad cardiaca”.

En el estudio más reciente, el Human Performance Laboratory de Ball State University, en Muncie Indiana, encabezado por el fisiólogo de ejercicio Scott Trappe, dividió a 70 participantes saludables en tres grupos.

Los tres grupos
Las personas en el primer grupo, o el grupo de personas que hacían ejercicios toda la vida, tenían un promedio de 75 años y mantenían sus corazones saludables corriendo y montando bicicleta regularmente. Tenían un historial de participar en rutinas de ejercicio estructuradas entre cuatro y seis días por semana – para un total de alrededor de 7 horas por semana.

El segundo grupo incluía personas que también tenían un promedio de 75 años. Sin embargo, el segundo grupo no participaba en rutinas de ejercicio como lo hacía el primer grupo. Este grupo podría a veces caminar por placer o jugar golf.

El tercer grupo consistía de personas jóvenes que hacían ejercicios y que tenían alrededor de 25 años en promedio. Estos hacían ejercicios con la misma frecuencia y por el mismo período de tiempo que los que hacían ejercicio de por vida.

Los hallazgos del estudio, que fueron publicados en la revista  Journal of Applied Physiology, concluyeron que el ejercicio de por vida puede beneficiar significativamente tanto la salud de los músculos como el corazón.

Los resultados fueron impactantes. “Las personas que habían hecho ejercicios de por vida tenían un sistema cardiovascular que aparentaba ser 30 años más joven”, dijo Trapp a la cadena de radio NPR. “Esto es notable porque, para el adulto promedio, la capacidad de procesar el oxígeno se reduce por alrededor de un 10 por ciento por década después de los 30 años”.

La salud muscular también se beneficia
Los investigadores también encontraron que la salud de los músculos de las personas de 75 años que habían hecho ejercicios de por vida era prácticamente igual a la de las personas de 25 años. Y esta salud muscular es primordialmente el resultado de hacer ejercicios aeróbicos regulares por décadas. “Estos datos sugieren que la aptitud muscular metabólica de los huesos puede ser más fácil de mantener con ejercicios aeróbicos de por vida que los aspectos más centrales del sistema cardiovascular”, dice el estudio.

Un mito común acerca de las personas de tercera edad y la actividad física es que es demasiado tarde para que el ejercicio haga una diferencia en la salud de una persona. Siempre y cuando se pueda hacer, el ejercicio puede mejorar el cuerpo y la mente y puede prevenir que se desarrollen o que empeoren las condiciones crónicas. Los estudios han encontrado que inclusive las personas en sus 90 años, que viven en hogares de ancianos pueden beneficiarse de algún tipo de ejercicio para aumentar la fortaleza de los músculos. Las caminatas casuales diarias o montar bicicleta también pueden beneficiar a los adultos mayores.

“Siempre es importante que las personas mayores se hagan sus chequeos médicos regulares, y que si tienen alguna duda, que consulten con sus médicos acerca de cómo comenzar un programa de ejercicios”, dijo la Dra. Razzouk. “Con la ayuda de un médico, ellos pueden determinar cuánto ejercicio pueden tolerar”.

Directrices para adultos de 65 años y mayores
Si usted tiene 65 años o más, está en buen estado físico y no tiene condiciones de salud que puedan limitarle, puede seguir estas directrices, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés):

  • Dos horas y 30 minutos (150 minutos) de actividad aeróbica de intensidad moderada (por ejemplo, caminar rápidamente) cada semana y;
  • Actividades para fortalecer los músculos durante dos o más días por semana que trabajen todos los grupos musculares principales (piernas, caderas, espalda, abdomen, pecho, hombros y brazos).

Etiquetas: ,