Los avances en la reparación y la sustitución de válvulas cardíacas en Miami Cardiac & Vascular Institute están salvando vidas

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

9 de February de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

El corazón de todo el mundo bombea con la ayuda vital de cuatro válvulas que dirigen la sangre dentro y fuera de cada cámara. Cuando las válvulas están enfermas o presentan deficiencias estructurales, el resultado puede ser crítico o incluso mortal para los pacientes.

En Miami Cardiac & Vascular Institute, que forma parte de Baptist Health, se han llevado a cabo por años avances fundamentales en el tratamiento o la sustitución de las válvulas del corazón, muchos de ellos iniciados como parte de ensayos clínicos. Y los avances continúan a un ritmo muy constante.


Ramón Quesada, M.D., director médico de intervención cardiaca estructural e intervención coronaria percutánea compleja, en Miami Cardiac & Vascular Institute.

“El tratamiento de las condiciones cardíacas estructurales críticas que involucran a las válvulas ha mejorado drásticamente con el uso de distintas herramientas y técnicas”, dijo Ramón Quesada, M.D., director médico de intervención cardiaca estructural e intervención coronaria percutánea compleja, en Miami Cardiac & Vascular Institute.

Complejidades valvulares: Aórtica vs. Mitral

La valvulopatía cardíaca ocurre cuando una o varias de las válvulas del corazón – la tricúspide, la pulmonar, la mitral y la aórtica – no se abren completamente o permiten que la sangre se filtre de nuevo a las cavidades. Las válvulas cardíacas pueden presentar tres tipos básicos de problemas: regurgitación, estenosis (estrechamiento) y atresia (falta de apertura para que la sangre fluya).

Muchos más avances se han relacionado con la sustitución de la válvula aórtica mediante un procedimiento mínimamente invasivo llamado TAVR, o “reemplazo de válvula aórtica transcatéter “. La válvula aórtica no es tan compleja como la válvula mitral, que puede presentar problemas más críticos, incluso para pacientes cardíacos jóvenes.

“La válvula aórtica es la más sencilla de tratar”, explica el Dr. Quesada. “Se quita la válvula y se pone una nueva, o se pone una nueva en la válvula vieja. Eso es el TAVR. Pero la válvula mitral es como la cabina de un avión 747 – mucho más compleja. Los cirujanos hacen un trabajo excelente reparando la válvula, pero no podemos reproducirlo con las técnicas basadas en catéteres en este momento. Pero con la técnica por catéter tratamos a los pacientes que tienen un riesgo muy alto de ser operados, utilizamos un MitraClip y reparamos la válvula. Los resultados son rápidos y mejoran los síntomas, la calidad de vida y la supervivencia”.

Ensayos clínicos de MitraClip

Desde el 2006, el Instituto también ha estado a la vanguardia de los procedimientos MitraClip y ha participado en muchos ensayos clínicos. Como resultado del éxito del Instituto en estos ensayos, el MitraClip se introdujo en el 2013 para tratar a pacientes con MVP (prolapso de la válvula mitral), y otras anomalías que no permiten que la válvula mitral se cierre correctamente.

Uno de esos ensayos fue el llamado ensayo COAPT, que confirmó la seguridad y eficacia del sistema MitraClip. El prolapso de la válvula mitral es una condición en la que las dos aletas de la válvula mitral no se cierran de forma suave o uniforme, sino que sobresalen (prolapso) hacia la aurícula izquierda.

‘Restaurando’ el corazón

Un equipo del Instituto ha sido el primero del estado, y el primero del sureste atlántico, en realizar el llamado LIVE (Less Invasive Ventricular Enhancement), un procedimiento mínimamente invasivo que “restaura” el corazón reduciendo el tamaño del ventrículo izquierdo, lo que permite a un paciente gravemente enfermo acercarse a la funcionalidad normal

El procedimiento LIVE formaba parte de un ensayo a escala nacional que ha sido expeditado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). Miami Cardiac & Vascular Institute es uno de los 20 centros de todo el país que están reclutando pacientes para el ensayo. Si no fuera por el procedimiento LIVE, conocido médicamente como “reducción del ventrículo izquierdo”, el pronóstico del paciente habría sido malo. Las alternativas para estos pacientes con insuficiencia cardíaca avanzada son un trasplante de corazón o un LVAD (la sigla en inglés para dispositivo de asistencia ventricular izquierda), una bomba que se implanta dentro del pecho de una persona para ayudar a un corazón debilitado a bombear sangre.

Una nueva generación de válvulas

“Y ahora hay una nueva generación de válvulas que se están investigando dedicadas a la válvula mitral”, dijo el Dr. Quesada. La meta de un estudio es desplegar una válvula en la posición mitral. Pero hay muchas otras válvulas que también están apareciendo.

La válvula mitral, que separa las dos cámaras (aurícula y ventrículo) del lado izquierdo del corazón, crea más dificultades para los cirujanos, sobre todo cuando los síntomas se ponen severos, dice él.

El Instituto también participa en un estudio denominado TRILUMINATE, cuyo objetivo principal es evaluar la seguridad y la eficacia del Sistema de Reparación de la Válvula Tricúspide (TVRS) para el tratamiento de la regurgitación tricúspide (TR) en pacientes. La TR es un trastorno en el que esta válvula no cierra tan herméticamente como es debido.

Los nuevos procedimientos de reparación de la válvula tricúspide, mínimamente invasivos, evitan la necesidad de una operación de corazón abierto. Se introduce un dispositivo en el corazón a través de la vena femoral de la pierna y se sujeta un segmento de las valvas de la tricúspide para reducir el reflujo de sangre.

“Entonces, en la válvula tricúspide, utilizamos el mismo MitraClip que utilizamos para la mitral con un sistema de administración especial para la tricúspide”, dijo el Dr. Quesada. “En general, existe la válvula aórtica, que es la más sencilla de reparar y sustituir, y la mitral es más complicada, pero la válvula tricúspide es sumamente complicada. Realmente lo es”.

A pesar de los retos que siguen planteando las reparaciones o sustituciones de válvulas cardíacas, el Instituto sigue participando en el avance de procedimientos mínimamente invasivos que están salvando vidas o mejorando enormemente la calidad de vida de los pacientes activos.

¿Y qué hay de la válvula pulmonar? La válvula pulmonar se abre para permitir que la sangre sea bombeada desde el ventrículo derecho hasta los pulmones. La estenosis o estrechamiento de la válvula pulmonar es relativamente frecuente y representa alrededor del 10 por ciento de los defectos cardíacos diagnosticados durante la infancia.

“Y luego está la válvula pulmonar”, dijo el Dr. Quesada. “No vemos mucho de eso en los adultos, pero en pediatría hacen el reemplazo de la válvula pulmonar en pacientes con insuficiencia pulmonar severa en los niños. En los adultos, es raro, pero está disponible. Si hay que hacerlo, lo hacemos”.

Tags: , , ,