Los alimentos inflamatorios pueden aumentar el riesgo para el cáncer de colon

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

13 de marzo de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Desde hace años, se sabe que los alimentos saludables y altos en fibra – especialmente los que tienen propiedades inflamatorias – pueden promover el bienestar y reducir su riesgo para el cáncer de colon.

Pero ahora sabemos que los alimentos procesados que causan inflamación en el cuerpo pueden aumentar su riesgo para el cáncer de color. Eso significa que eliminar los alimentos malos es tan importante como añadir alimentos buenos, dice Cathy Clark-Reyes, una dietista registrada y educadora certificada de diabetes con Baptist Health Primary Care.

Publicados justo a tiempo para el Mes de Nacional del Cáncer Colorrectal, los datos combinados de dos estudios revelaron que las personas cuyas dietas consistían de altos niveles de alimentos inflamatorios, tenían un 37 por ciento más probabilidad de desarrollar cáncer de colon y un 70 por ciento más probabilidad de desarrollar cáncer del recto, en comparación con las personas que tenían la puntuación más baja en la dieta inflamatoria. Esta no es la primera vez que la inflamación crónica se ha visto vinculada con el cáncer. También se ha visto asociada con la diabetes, la salud pulmonar, la salud de los huesos, la depresión y la enfermedad cardiaca.

La inflamación es una respuesta protectora del cuerpo. Sin embargo, la inflamación crónica debido a una mala dieta o al estrés extremo no es algo saludable. Estos estudios vincularon la inflamación relacionada con el cáncer a los alimentos tales como las carnes procesadas, la carne roja alimentada con grano, las harinas refinadas y los alimentos y las bebidas azucaradas. Por otro lado, los investigadores encontraron que los vegetales de hoja verde, los vegetales amarillo oscuro, las frutas y las grasas saludables tienen efectos antiinflamatorios.

“Esto es consistente con lo que hemos estado recomendando para una dieta saludable”, afirmó Clark-Reyes. “Se deben evitar los alimentos altamente procesados, grasosos y azucarados y se deben comer más alimentos altos en fibra como las frutas, los vegetales y los granos enteros. Una dieta alta en fibra también ayuda a mantener el sistema digestivo en movimiento, lo cual ayuda a mantener al colon saludable”.

Para reducir su riesgo de cáncer colorrectal – uno de los cánceres más comunes en los Estados Unidos, los expertos recomiendan evitar los alimentos altos en:

  • Almidones refinados, así como las galletas y las galletitas empacadas.
  • Los azúcares añadidos, así como los que se encuentran en las sodas y en las bebidas endulzadas.
  • Las grasas saturadas, incluyendo las carnes procesadas como los perros calientes; la leche entera y el queso; y los alimentos fritos.
  • Las grasas trans, incluyendo la margarina y las cremas para el café.

“Los alimentos procesados son densos de energía, lo que significa que proporcionan al cuerpo demasiadas calorías y muy poco valor; mientras que los alimentos enteros son densos en nutrientes, lo que significa que proporcionan nutrientes para el cuerpo tales como fibra, vitaminas, minerales, bajos azúcares y baja grasa”, explica Clark-Reyes. “Tenga cuidado con los alimentos glorificados como saludables tales como los palitos o de vegetales (Veggie Sticks). Estos son procesados y pierden mucho de su valor nutritivo. Es mejor comer los vegetales de verdad”.

Por definición, los alimentos enteros son alimentos con un solo ingrediente tales como el melón, la coliflor y el salmón. Clark-Reyes y otros expertos recomiendan incluir estos alimentos antiinflamatorios en su dieta:

  • Vegetales de hoja verde como espinaca, col rizada, brócoli, coles de Bruselas y repollo.
  • Frutas frescas de colores vivos como cerezas, frambuesas y arándanos negros.
  • Proteínas derivadas de plantan como frijoles y nueces sin sal.
  • Granos enteros no refinados incluyendo avena, arroz integral y quinua.
  • Pescado alto en ácidos grasos omega-3 como el salmón, la tuna y las sardinas.
  • Otros alimentos altos en ácidos grasos omega-3 (grasas saludables) como aguacates, aceite de oliva y aceita de canola.
  • Hierbas y especies altas en antioxidantes como el ajo o la cúrcuma.

Es fácil encontrar recetas simples con alimentos limpios, enteros y sin procesar, por internet, dice Clark-Reyes. Ella también ofrece este consejo para la cocina: Congele hierbas picadas en una bandeja de hielo con un poco de aceite de oliva o de agua, y luego añada estos cubitos durante la preparación de sus comidas para añadirles un sabor saludable.

Etiquetas: , ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *